Secciones
Policiales

Juicio al clan Benítez: piden 50 años de prisión por secuestrar, torturar y abusar a dos chicas

Además las querellas pidieron 25 años de cárcel para la madre y el hermano de Fernando Benítez, el principal acusado.

Luego de cuatro días de audiencias ininterrumpidas, este viernes la fiscal Marina Lara y las querellas que representan a las dos chicas que fueron víctimas del clan Benítez, pidieron 50 años de prisión para Fernando Benítez, el principal acusado de haber raptado, violado y torturado a dos jóvenes durante varios meses en su propia casa.

El juicio contra el clan Benítez llegará a su fin la semana próxima.

La representante del Ministerio Público consideró que los casos de las dos chicas están agravados por la violencia de género y que además fueron probados "ampliamente" con la abundante prueba que se presentó en el debate.

En cuanto al hermano de Fernando, Gonzalo Benítez y su madre, Nélida Llanos, Lara reclamó una pena de 11 años y 6 meses de prisión por considerarlos partícipes necesarios de los atroces hechos que cometió el detenido.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Cuando se hizo la denuncia contra los acusados en marzo de 2018, los tres fueron demorados de manera preventiva, aunque finalmente el único que quedó preso fue Fernando, mientras que su hermano y su madre lograron llegar al proceso en libertad.

Las querellas pidieron 25 años de prisión para Nélida Llanos y para Gonzalo Benítez.

Sin embargo, en las últimas horas la fiscal pidió que ambos sean condenados, y le sugirió al tribunal que se ordene nuevamente el pedido de prisión para los dos, debido a que ellos sabían lo que el imputado hacía en la casa donde vivían y aún así no lo denunciaban.

En sus alegatos, Lara dijo que las dos víctimas,  Aldana y Andrea, "estaban permanentemente amenazadas de muerte" por Fernando y que el propósito final del acusado "era darles muerte". En sentido sentido, agregó que Llanos "avalaba" las conductas de su hijo y que "siempre supo" que él "golpeaba y encerraba a todas sus parejas".

Por su parte, la abogada Viviana Lozano, quien representa a Aldana, la joven que pudo escaparse de la casa de los Benítez y ayudó así a que rescataran a otra de las chicas, solicitó también 50 años de cárcel para Fernando, aunque pidió 25 años para Llanos y Gonzalo, además de la detención de los dos.

Nélida Llanos llegó al proceso en libertad.

El mismo alegato hizo el letrado Gustavo Avellaneda, quien asesora a Andrea, la joven que fue hallada en muy mal estado de salud en el patio de la vivienda de los acusados.

En cuanto a los abogados defensores de los BenítezGermán Kiefl, que representa a Fernando, pidió su absolución por la imputación de tentativa de homicidio, y solicitó como atenuante que se considere el hecho de que su cliente es adicto a las drogas. Del mismo modo, los defensores oficiales Sebastián Cuevas y Carlos Carnevale indicaron que Gonzalo y su madre ocultaban los hechos por el temor que le tenían a Fernando, por lo que entienden que deben ser declarados inocentes.

Después de las declaraciones de varios testigos, y de que se conozcan este viernes los alegatos de todas las partes, el Tribunal en lo Criminal Nº 1 de Bahía Blanca, integrado por los jueces Ricardo Gutiérrez, Hugo Adrián De Rosa y Claudia Fortunatti, anunciaron que darán a conocer el veredicto el próximo jueves 31 de octubre al mediodía.

La fiscalía pidió 50 años de prisión para Gonzalo Benítez.

El juicio contra el clan Benítez comenzó este lunes 21, y durante todas las audiencias, declararon varios testigos que acreditaron los dichos de las dos víctimas. Las primeras en contar el calvario que debieron vivir fueron Andrea y Aldana, quienes dijeron que Fernando las abusaba, las golpeaba, las dejaba morder por perros y las torturaba con cadenas, destornilladores y otros objetos.

Además fueron citados los médicos que atendieron a las chicas cuando fueron atendidas en los hospitales por su complicado estado de salud, los familiares de ambas y hasta otras dos víctimas previas que también revelaron los maltratos que soportaron de parte de los acusados.

El hecho

Según la declaración de Andrea y Aldana, las torturas y abusos ocurrieron en una casa ubicada en la calle Güemes al 3700, donde el agresor vivía junto a su madre y su hermano. Las dos jóvenes coincidieron en que se contactaron con Fernando por Facebook, y que después de un tiempo, se pusieron de novias con él.  Así, llegaron hasta "la casa del horror", como la conocen en Bahía Blanca, y una vez que estuvieron dentro, ninguna pudo salir porque el agresor las amenazaba constantemente con hacerle daño a sus familiares.

En base a lo que pudieron revelar durante la etapa de instrucción de la causa, las dos víctimas estuvieron encerradas durante meses al borde la desnutrición, mordidas por perros y con signos de abuso sexual, hasta que a fines de marzo del 2018, Aldana logró escaparse de la vivienda, y finalmente pudo acudir a un familiar, a quien le contó todo.

Por su complicado estado de salud, debió ser trasladada al Hospital Penna, aunque pudo hacer la denuncia, lo que permitió que la policía allanara la casa de los Benítez, y rescataran a Andrea, quien estaba en el patio, también herida.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!