Secciones
Policiales

La autopsia de Fernando: uno por uno los cuestionamientos a la estrategia de Tomei

Entrevista exclusiva con la médica Mariana Lestelle.

Juan José Fenoglio y Jorge Rodolfo Velich fueron los dos médicos que citó la defensa de los ocho rugbiers, encabezada por el abogado Hugo Tomei, en la última audiencia que tuvo lugar el pasado miércoles del juicio por el asesinato de Fernando Báez Sosa. Los peritos expusieron los detalles del reporte que presentaron para anular la autopsia realizada por Diego Duarte e intentaron responsabilizar a la joven que le practicó RCP a la salida de Le Brique.

Juan José Fenoglio.

Los peritos sostuvieron su presentación con críticas técnicas a la autopsia, que sindicó que Báez Sosa murió producto de un paro cardíaco por shock neurogénico causado por los múltiples golpes que recibió. 

Jorge Rodolfo Velich.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Frente a esto, Fenoglio afirmó que “en los casos de traumatismo de cráneo, en accidentes o en estás circunstancias, la muerte es lo más raro que se produzca en el lugar del hecho".

Mariana Lestelle, médica internista y socia miembro de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, explicó el primero de los cuestionamientos de la defensa en diálogo con BigBang: “Lo que dice el perito es totalmente falso y carente de todo sentido común. Basta mirar las muertes por accidentes de tránsito para saber que las muertes pueden producirse en el lugar del hecho”.

Otro de los puntos que utilizaron los médicos citados por la defensa, fue poner en duda el accionar del RCP que Virginia Pérez Antonelli le efectuó a la víctima en el momento del hecho. “Es raro que haya lesiones internas sin lesiones internas en el hígado. Esa lesión podría ser producto de un aplastamiento del hígado. Es una consecuencia del RCP, no es común pero puede suceder", declaró Fenoglio. Por su parte, Velich afirmó: “No fue el RCP que mató a Fernando, pero sí agravó la situación porque lo movieron”.

-¿Puede la RCP ocasionar graves contradicciones o matar a una persona?

-No. La RCP tiene un protocolo. Paciente que colapsa súbitamente y que no se percibe conciencia, movimientos respiratorios y latido cardíaco o latido cardíaco irregular. Siempre en estas condiciones hay que iniciar rápidamente las compresiones torácicas mientras se llama a la ambulancia y ver si se dispone un DEA (desfibrilador externo automático) en la proximidad. El Dea te guía como si fuese un GPS y detecta si hay o no latidos cardíacos o si los latidos cardíacos son irregulares (arritmias) y solo te hace la descarga. La RCP salva vidas, no mata personas. Hay una RCP básica que puede hacer cualquiera y una RCP avanzada que la hacemos el personal de salud. Nunca hay que dudar en actuar. En nuestro país se produce una muerte súbita cada 15 minutos. Saber hacer RCP marca la diferencia.

No obstante a la importancia del conocimiento acerca del RCP, Lestelle explicó la causa de la muerte de Báez Sosa y difirió con los peritos de parte, quienes pusieron en duda lo mencionado recientemente ya que dijeron que el shock neurogénico “no es un diagnóstico para colocar en la autopsia, ni en el certificado de defunción". 

-¿Cuál fue la causa médica de la muerte de Fernando Báez Sosa y producto de qué golpe/piña/momento o conjunto de cosas ocurrió?

-Es lo que dice claramente la autopsia como causa de muerte: paro cardíaco por shock neurogénico. Traducido quiere decir que las lesiones en el encéfalo eran tan graves que comprometieron los centros respiratorio y cardiacos que están localizados en el tronco encefálico. Para que el corazón lata y haya respiración son los centros respiratorios y cardíacos los que dan el estímulo para que eso suceda. Si estos centros se ven comprometidos en los traumas cráneo encefálicos graves, es como si se apagara el disco rígido de una computadora. Si la muerte se hubiese producido en una terapia intensiva es lo que llamamos "muerte encefálica" y se siguen medidas para que ese paciente, aún muerto, pueda ser donante de órganos. Cuando la muerte se produce en la calle, siempre la causal de muerte es paro cardiaco, en este caso paro cardíaco traumático. Pero el paro cardiaco en este caso, no tuvo que ver con el corazón sino con que el sistema nervioso no funcionaba y no podía mandar estímulos, debido a lo que demuestra la autopsia.

-¿Considerás que hay falta de información en la autopsia de Fernando Báez Sosa? 

- No hay falta de información en la autopsia. La causa de muerte es clara, por las razones que te comenté antes. La defensa aprovecha que mucha gente no leyó la autopsia de Fernando, y si la leyeron muchos no saben entender lo que significa. Fernando murió por un trauma encefálico grave por las patadas y trompadas que recibió de los agresores. Nada tiene que ver la RCP con la causa de muerte. Fernando pobrecito él y su familia, ya murió. Lo que hace la defensa de atacar la RCP genera un daño inadmisible y perverso. No hay ninguna bibliografía que avale lo que dice la defensa y sus peritos.

El primer día que la defensa interrogó a la joven que hizo RCP, salté, porque no podía creer tremenda bajeza. Rápidamente, además de comunicarlo por mis redes sociales, me comunique con la sociedad argentina de terapia intensiva y la sociedad argentina de cardiología, para que se emitiera un comunicado, cosa que se hizo.


La ley argentina de prevención de muerte súbita 27.159 en su artículo 11 protege al "buen samaritano". Así que a aprender a hacer RCP, involucrarse para hacerla sin tener miedo. Los que tendrían que tener miedo son los peritos de la defensa,  porque están haciendo daño, y el principal principio de la medicina es "primiun non nocere" que está en el juramento hipocrático: primero no hacer daño.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!