Secciones
Policiales

La Corte bonaerense ratificó la realización de un nuevo juicio por el femicidio de Lucía Pérez

Los abogados de los acusados Matías Farías (27) y Juan Pablo Offidani (46) querían evitar un nuevo debate oral.


Justicia por Lucía Pérez. La frase sigue vigente a casi cinco años de su femicidio. Ahora la Suprema Corte de Justicia bonaerense confirmó que se llevará a cabo un nuevo juicio oral para los dos acusados de abusar sexualmente y asesinar a la adolescente, en 2016, en la ciudad de Mar del Plata.

 

Tanto Matías Farías (27) como Juan Pablo Offidani (46) habían sido absueltos en un primer debate cuya sentencia posteriormente quedó revocada. Pero, ahora, los miembros del máximo tribunal provincial rechazaron los recursos extraordinarios federales presentados por los abogados defensores por “inadmisibles”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

La estrategia de los letrados que representan a Farías y Offidani era llevar el caso a la Corte Suprema de Justicia de la Nación y, de esa manera, evitar un nuevo debate oral. Ahora su plan falló estrepitosamente y los dos acusado estarán en el foco de la Justicia otra vez. 

 

En la últimas horas se supo que la resolución fue firmada por los jueces Hilda Kogan, Daniel Soria, Luis Genoud y Sergio Torres. En ese sentido, coincidió con el fallo que el mismo tribunal dictó el 12 de mayo en el marco de la misma causa y en el que rechazaron un recurso extraordinario de inaplicabilidad de la ley interpuesto por los defensores.

 

De hecho, ambos recursos extraordinarios federales, rechazados en última instancia, habían sido interpuestos por el abogado particular de Offidani, Matías Crespo Cestona; y la defensora oficial adjunta ante Casación, Ana Julia Biassotti, que representa a Farías.

En sus considerandos , el máximo tribunal provincial explicó: “Los recursos no pueden ser admitidos, por cuanto en ellos no fue refutado el fundamento por el cual esta Corte rechazó el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley deducido por el señor defensor oficial adjunto ante el Tribunal de Casación Penal".

 

En aquel fallo, explicaron: “La nulidad del primer juicio obedeció a la existencia de vicios esenciales y consideró que la realización de uno nuevo se sustenta en la afectación a la garantía de imparcialidad judicial, en referencia a los estereotipos de género discriminatorios que Casación observó en la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal 1 (TOC 1) marplatense”.

Durante el primer juicio, en noviembre de 2018, Farías y Offidani fueron condenados a ocho años de prisión por el TOC 1 como coautores del delito de "tenencia de estupefacientes con fines de comercialización", con el agravante de ser en perjuicio de menores de edad y en inmediaciones de la escuela a la que asistía Lucía, que tenía solo 16 años.

 

Los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas consideraron, en cambio, que no había podido probarse la acusación del abuso ni el femicidio en el caso de ambos imputados, y absolvieron además a Alejandro Maciel (62), acusado de "encubrimiento agravado". Este acusado falleció en julio de 2020.

 

Esa sentencia fue revocada en agosto de 2020 por Casación, lo que derivó en los recursos de ambas defensas que buscaron evitar que los dos acusados sean sometidos a un nuevo juicio y con perspectiva de género. Ahora deberán enfrentar a la Justicia frente a frente.

 

Lucía murió en la mañana del 8 de octubre de 2016. Según la hipótesis del Ministerio Público Fiscal, la adolescente conoció a Farías y a Offidani undía antes, cuando fueron hasta la puerta de la Escuela 3 de Mar del Plata y le vendieron un cigarrillo de marihuana. Al otro día, Farías citó a Lucía a su casa, en la calle Racedo al 4800, donde fue drogada y abusada sexualmente hasta que murió. 

 

Tras el fallo, los jueces Gómez Urso y Viñas fueron acusados este año de "negligencia, incumplimiento de los deberes de cargo y parcialidad manifiesta" por la Comisión Bicameral de Procedimiento para el Enjuiciamiento de Magistrados de Buenos Aires a raíz de su intervención en la sentencia absolutoria de Farías y Offidani. Por su parte, Carnevale renunció para jubilarse y así evitó ser sometido a un jury de enjuiciamiento.

 

"Me levanto a las cinco menos cuarto de la mañana para estar una hora después en el hospital. Todos los días lo hago. Mi hijo también laburo y mi marido se rompe el alma. Seguimos de la misma manera. Es fácil. Me prohíbo de mil cosas, no sé lo que es ir a cenar, lo que es ir a comprar un zapato caro, pero no me interesa; así voy a seguir hasta que Dios me de vida y hasta que no vea a los jueces destituidos y a los reos presos con una condena perpetua por femicidio. Hasta que no vea eso, no voy a parar. Voy a ir a donde tenga que ir", había dicho Marta Montero, la mamá de Lucía, hace unos días. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!