Secciones
Doble crimen de vicente lópez

La empleada doméstica se cansó: pidió un careo con el hijo del matrimonio y lo calificó de "miserable"

María Ninfa Aquino, quien estuvo 13 días detenida sin pruebas firmes en su contra, apuntó contra el hijo menor de la pareja asesinada.

El doble crimen que sacudió a la localidad bonaerense de Vicente López el 25 de agosto pasado, cuando en su casa de Melo al 1100 fueron hallados asesinados el empresario José Enrique Del Río y su esposa María Mercedes Alonso, sigue conmoviendo a la opinión pública.

La causa que originalmente tuvo como principal acusada a la empleada doméstica que los encontró, María Ninfa Aquino, quien estuvo detenida durante 13 días -según su defensa, sin pruebas firmes en su contra-, en la última semana pasó a apuntar al hijo menor de los fallecidos, Martín Santiago del Río, una persona con muchas deudas e intentos de estafa registrados.

La defensa del acusado, al igual que en un comienzo de la investigación, apuntó contra Aquino y pidió que se la procese como la principal sospechosa del crimen. Aunque, esta vez, la paciencia de la señora  llegó a su límite.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Si la única forma que tiene para defenderse es acusarme a mí, entonces hagamos un careo, junto a su nueva abogada y mi abogado Hugo López Carribero. Yo le saco la careta a ese miserable", aseguró a la agencia Télam.

El letrado que la auspicia adelantó que desde su estudio están redactando un pedido de sobreseimiento definitivo ante el juez de Garantías 1 de San Isidro, Ricardo Costa.

"No hay ninguna prueba, porque no estaba determinada su función dentro de lo que fue esa operatoria del homicidio. La cuestionaban por su reacción cuando encontró los cuerpos, pero ella es una persona muy religiosa y de golpe vio eso, no todos los días se ve una pareja de gente amiga muerta, y nadie sabe cómo puede reaccionar", declaró la semana pasada ante BigBang el letrado Sergio Babino, del estudio de Carribero y parte del equipo de letrados que asisten a la empleada.

Una carta y cada vez más pruebas en su contra

Martín del Río escribió una carta desde la cárcel para desligarse de lo sucedido, aunque las pruebas y testimonios en su contra se acumulan, y todos los días nuevos interrogantes que no puede responder aparecen en la causa.

El acusado fue delatado por su amante Paola, quien lo identificó en los videos de las cámaras de seguridad que la investigación analiza. Además, reconoció que días atrás de los crímenes, junto a él hicieron caminando el mismo recorrido de 40 cuadras hasta Belgrano, que supuestamente el parricida llevó a cabo luego de matar a sus padres.

También la declaración de su hermano Diego lo definió como un hombre con poca palabra respecto a sus deudas, ya que aseguró que este le pidió 110 mil dólares a devolver en cuotas y con intereses,y que sólo le retornó el primer pago. Y, al igual que su amante, lo identificó cómo la persona que sale de la vivienda tras el parricidio.

En la carta donde buscó despegarse de los hechos, se refirió a su pareja e hijos y también a su hermano, con el fin de que le crean su defensa. El problema para él es que los hechos lo comprometen más allá de las ganas que tengan de creerle quienes lo conocen, que son quienes más lo están perjudicando.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!