Secciones
Policiales

La furia de los papás de Maddie McCann por las "pruebas de la muerte" que les presentaron

Kate y Gerry McCann hablaron después de que el fiscal alemán confirmara la muerte de la pequeña desaparecida en 2007. Su versión de los hechos.

La confirmación de la muerte de Maddie McCann, la nena de tres años desaparecida en 2007 mientras se encontraba de vacaciones con su familia en Portugal, dio vuelta al mundo en cuestión de segundos. La información fue confirmada por Hans Christian Wolters, el fiscal que investiga al principal sospechoso, Christian Brueckner, quien además cumple condena en Alemania por secuestro, abuso y corrupción de menores. La reacción de Kate y Gerry McCann y su duro descargo contra la Justicia alemana.

De acuerdo al fiscal, los padres de la pequeña fueron notificados a través de una carta en las últimas horas de que su hija ya no iba a ser buscada con vida. "Eso es falso", aseguraron los McCann en un duro comunicado. "Estas nuevas historias sin fundamento nos causaron ansiedad innecesaria y, una vez más, interrumpieron por completo nuestras vidas".

Kate y Gerry viven en la misma casa ubicada a 100 kilómetros Londres junto a sus hijos menores, los mellizos Amelie y Sean. Los hermanitos tenían menos de dos años al momento de la desaparición de Maddie y "se criaron sin su hermana mayor, aunque siempre recordándola". Cualquier novedad o avance en la causa sacude a los McCann.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"La noticia ampliamente difundida de que recibimos una carta de las autoridades alemanas que indica que hay pruebas de que Madeleine está muerta es falsa. Como hemos dicho muchas veces antes, no haremos ningún comentario sobre la investigación, dado que ese es el trabajo de la Justicia y seguiremos apoyando la causa".

El contundente mensaje de los McCann llega después de que el fiscal alemán revelara detalles de la investigación que tiene a Brueckner como el principal sospechoso. "No tenemos ningún portavoz de la familia, ni estamos pagando activamente a ningún abogado", sumaron los padres de Maddie, en un intento por evitar que se sumen "nuevas voces" a los medios.

El mapa interactivo del departamento en el que se hospedaban los McCann en Praia da Luz

Según el fiscal, el propio Brueckner confirmó haber asesinado a la pequeña de casi cuatro años y dio detalles de cómo habría sido el brutal asesinato. "El sospechoso habló sobre el asunto con otro pedófilo en fotos online y le contó detalles de cómo había sido el brutal crimen de la menor", explicó en diálgo con The Times.

La confesión no tiene validez, teniendo en cuenta que no fue realizada ante las autoridades; pero refuerza su posición como principal sospechoso. Los investigadores creen que la pequeña fue asesinada poco después de aquel 3 de mayo en el que fue secuestrada del departamento que los McCann alquilaban en un centro turístico de Praia da Luz.

Cuando el otro pedófilo con el que hablaba le preguntó si no tenía miedo de ser atrapado por las autoridades policiales, Brueckner le respondió: "Si la evidencia se destruye...". En ese mismo diálogo, manifestó su deseo de "atrapar algo pequeño (por un niño) y usarlo durante días". Por lo cual, ahora arranca una nueva investigación que busca dar con los restos de la pequeña, que al momento de desaparecer estaba por cumplir cuatro años.

Mi opinión privada es que él la mató relativamente rápido. Posiblemente abusó de ella y luego la mató"

"Mi opinión privada es que él la mató relativamente rápido. Posiblemente abusó de ella y luego la mató. Creemos que nuestro sospechoso cometió más delitos, especialmente delitos sexuales, posiblemente en Portugal; pero también en otros lugares como Alemania", sumó el fiscal. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!