Secciones
Nuevo parte

La mujer policía herida se encuentra estable pero sigue la preocupación por su columna

La salud de la sargento Rocío Villarreal, que fue baleada durante el intento de rescatar a un narco detenido en la comisaría primera de La Matanza, se mantiene igual que ayer, según el nuevo parte médico que dieron las autoridades del Centro Médico Fitz Roy, lugar en donde se encuentra internada desde el domingo.


"Mañana se le practicará una cirugía para descomprimir la zona del tórax. El objetivo además es sacar el proyectil que tienen alojado para que se lo perite. Hay que tener encuentra además que, como les dije antes, le falta una vertebra entera. Hay que estabilizar la columna, sino ese lugar se ocupa por un mal desplazamiento", explicó al dar el parte médico el Director del nosocomio, Mario Schusterhoff.

El parte médico de la sargento.
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En el comunicado se remarca que desde el punto de vista cardíaco, Villarreal se encuentra sin problemas y respira sin la asistencia mecánica. Asimismo se remarcó que no presenta ninguna complicación por las cirugías que se le practicaron de emergencia en Hospital Paroissien.

No obstante ello, Schusterhoff remarcó que todavía no presentó signos neurológicos de sus extremidades inferiores, en particular sus piernas por lo que la principal preocupación pasa por ahí. "Las esquirlas de la vertebra que se destruyó afectaron la medula. Cuánto la afecto no lo podemos decir. Sigue sin mover la pierna. La experiencia me dice es que hay que esperar dos o tres días más para ver que haya una respuesta", agregó.

Villareal tiene una herida producida por un proyectil que le perforó hígado, riñón, diafragma -el músculo que divide el tórax del abdomen-, pulmón y llegó a la columna, que es lo más grave. Por

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!