Secciones
Policiales

La mujer que destrozó el Registro Civil denunció "maltratos": "Pensé en cortarme con un vidrio"

Lorena del Carmen Giagnoni, de 47 años, acusó a los empleados del lugar de burlarse de ella. 

Las redes sociales colapsaron este miércoles a raíz de la viralización de un video de una mujer destrozando un registro civil en la localidad de González Catán, ubicada en el partido de La Matanza, provincia de Buenos Aires, porque no la dejaban completar un trámite debido a que no contaba con el esquema de vacunación completo para hacerlo.

La protagonista de esta historia fue Lorena del Carmen Giagnoni, quien quedó registrada por los empleados del lugar destruyendo todo a su paso: desde cristales a muebles del establecimiento ubicado en la intersección de las calles Melián y Doctor Equiza. "Llamá a la Policía porque no me voy a mover de acá", se la escucha decir en el video a la señora de 47 años.

 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Lo cierto es que en las últimas horas, Lorena rompió el silencio y en diálogo con TN se mostró arrepentida de lo ocurrido y denunció "malos tratos" de parte de los empleados del registro civil. Si bien comenzó su descargo aclarando que estuvo fuera de lugar su reacción, explicó que había ido a hacer un trámite de supervivencia para su mamá y los empleados del lugar se burlaron de ella y le dijeron “improperios”. “Sé estuve mal”, dijo.

Y agregó: "Me cansé. Esta gente se burla de uno cuando uno va con su problema". De acuerdo a su versión, su madre “está postrada y no puede caminar porque tiene elefantiasis”. Tampoco puede realizar los trámites por internet porque "no entiende esas cosas", razón por la cual decidió ir ella misma hasta el registro civil. En ese sentido, explicó que “agachó la cabeza” cuando no la dejaron pasar al no contar con el pase sanitario completo. 

Sin embargo, sostuvo que estalló de furia cuando una de las empleadas "la empujó" en la puerta. “Solo necesitaba una planilla y un sello. Se te burlan, te maltratan, capaz no tenés la inteligencia de ellos. Lo que hice no está bien, pero la vida no es una fantasía, es una tirana, es cruel. Yo trato bien a la gente y quiero este respeto para mí", aseveró y contó que en un momento dado, estaba "tan sacada" que "se quería cortar” con un vidrio.

 

La causa está caratulada como “daños” e interviene la UFI Descentralizada N° 2 del Departamento judicial de La Matanza, a cargo de la doctora Casal Gatto. Sobre esto, Lorena aclaró: “Ya estuve presa y no me interesa. Sentía mucho dolor, era por mi mamá, no era por mí”. Los empleados se resguardaron detrás de una pared, mientras que Lorena revoleaba las sillas por encima de un escritorio, rompía los vidrios del lugar, golpeaba las puertas y dio vuelta un escritorio.

 

A los minutos, efectivos de la policía Bonaerense llegaron al lugar, redujeron a la agresora y la detuvieron, por lo que no pudo completar los trámites para su madre. “Una mujer se hizo presente en el lugar a los fines de realizar una diligencia y se tornó agresiva con el personal, comenzando a romper los cristales y pertenencias. Se la redujo y se la trasladó a la seccional”, según figuró en el parte policial.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!