Secciones
Policiales

La sorpresiva confesión de Nahir Galarza a su abogada: “Yo no maté a Fernando, fue papá”

La defensora Raquel Hermida Leyenda denunció a Marcelo Galarza por el crimen. También acusó a un tío paterno que habría abusado de la joven cuando era menor. 

Nahir Galarza fue condenada a prisión perpetua por el crimen de su novio Fernando Pastorizzo, ocurrido el 29 de diciembre de 2017, en la ciudad de Gualeguaychú, Entre Ríos. Ahora, la causa podría tener un giro inesperado e impactante. 

 

La joven de 23 años le solicitó a la abogada Raquel Hermida Leyenda que denuncie al autor del crimen de Pastorizzo. Y le dijo: “Quiero que acuses al verdadero asesino y a los corruptos que taparon lo que pasó de verdad aquel día”. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Cuando su abogada le preguntó: “¿Quién es el asesino?”, Nahir le contestó, en medio de un desconsolado llanto: “Yo no maté a Fernando, fue papá”. Además culpó al fiscal Sergio Rondoni Caffa, y a su ex abogado Marcelo Reborsiosus de hacer todo lo posible para que se declarase culpable y termine en la cárcel. 

 

 

Por eso, Hermida leyenda se presentó ante la Fiscalía Criminal de turno en Paraná y denunció al padre de Nahir por el homicidio de Pastorizzo, y al fiscal y al abogado. Pero hubo más. Desde la prisión, y en medio de un ataque de angustia, Nahir también le contó a su letrada que fue abusada por un familiar hace años. 

 

En ese sentido, la abogada también denunció en la justicia al tío paterno de la joven, quien dijo que fue abusada sexualmente cuando era menor de edad. A eso le sumó una denuncia por violencia de género contra Marcelo Galarza. Tras la presentación, Hermida Leyenda también le pidió a la Fiscalía que se tomen todas las medidas de seguridad para su defendida, su hermano y su Yamina Kroh, su madre.

 

Tras ser consultada, la abogada prefirió mantener la reserva del caso hasta que la Justicia lleve adelante las investigaciones correspondientes. Lo cierto es que esto daría un giro drástico a la causa que había finalizado con la condena a prisión perpetua por el delito de homicidio agravado por el vínculo y el uso de arma de fuego,  dictado por el Tribunal Oral de Gualeguaychú, presidido por el juez Maricio Derudi, el 3 de julio de 2018.

 

Ese día, y por recomendación de sus padres, Galarza no se presentó en el Tribunal. Escuchó el veredicto por radio. Lloró. Unas horas después, cuando su mamá fue a visitarla, se hundió en sus brazos durante media hora. 

Un año después dio su primera entrevista. “Siempre voy a llevar el dolor. Me siento mal porque ese día que busco olvidar terminó muriendo una persona joven. Ese peso lo llevaré toda mi vida. Yo hice el duelo que tenía que hacer. Fui juzgada y condenada”, le dijo a Infobae. Y agregó: “No entiendo por qué se habla mucho de mí”.

 

También dijo: “Con lo que me pasaba estaba triste. Me podría haber pasado algo feo a mí”. Dio a entender que Fernando era celoso y la sometía a violencia. Nunca lo aclaró. Una amiga contó que el joven era muy “controlador”. Pero ella jamás lo denunció.

 

En la prisión, Nahir se dedicó a estudiar psicología, lee libros de ficción y esótericos, pinta y escribe poemas. Hizo varias amigas en su pabellón de la Unidad Penal de Mujeres Número 6 de Paraná. Sus sueños de ser abogada y viajar a Estados Unidos para perfeccionar su ya perfecto inglés quedaron en el olvido tras el crimen. Pero todo puede cambiar tras las denuncias de hoy.

 

Desde el estudio de Hermida Leyenda afirmaron: “El equipo interdisciplinario obtuvo el dato que faltaba para completar el relato de Nahir. Había un hueco, algo que ella no decía. Pudimos comprobarlo. Lamentablemente confirmamos que la palabra patriarcado no es una palabra feminista, sino judicial”.

 

Y completaron: “El verdadero asesino de Fernando sólo pudo estar libre con la anuencia de abogados, fiscales y funcionarios del Poder Judicial. Sólo tenía 19 años y tardó cuatro años para poder hablar. ¿Por qué lo hizo? Porque no la defendieron ante un abuso sexual, pero eso lo contaremos en otro momento”.

Esta denuncia coincide con el final de la relación entre Yamina y Marcelo, los padres de Nahir. El trámite judicial se decretó bajo resolución N° 19247 del Juzgado de Familia, Civil y de Menores N° 2 de la ciudad de Gualeguaychú a cargo de la Dra. Florencia A. Amore, Secretaría N° 2, a cargo de Maria Luisa Roko.

 

En el fallo se lee: "Decretar el Divorcio de los cónyuges: Yamina Fabiana Kroh y Marcelo Mariano Galarza, quienes contrajeron matrimonio por acto civil realizado el día 5 de mayo de 2017, en la Ciudad de Gualeguaychú, Departamento Gualeguaychú, Provincia de Entre Ríos asentado bajo Acta N° 87, Folio N° 87, Tomo I, del libro de Matrimonios respectivo”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!