Secciones
Policiales

"La verdad la sabemos, falta justicia": habló la mamá de Facundo Astudillo en el día de su cumpleaños

El cuerpo fue encontrado el 15 de agosto de 2020 y hasta el momento la causa no tiene detenidos.

La última vez que se tuvo rastro de Facundo Astudillo Castro fue el 30 de abril de 2020, cuando el joven salió a pie de su casa en Pedro Luro rumbo a Bahía Blanca para reencontrarse con su novia. Tras meses de intensa búsqueda, su cuerpo fue hallado el 15 de agosto del mismo año y, desde entonces, su familia lucha por conocer la verdad y que se juzgue a los responsables de su muerte, la cual para ellos ocurrió en manos de policías bonaerenses.

Aunque el dolor sigue presente, el deseo de hacer justicia es cada vez más fuerte. Por eso hoy, el día en que Facundo cumpliría 25 años, su mamá lo recuerda con el cariño de sus amigos y allegados, quienes nunca lo olvidan.

"Hoy es un día para estar en familia, para abrazarnos entre todos, llorar todo lo que tenemos que llorar y abrazarnos principalmente", explicó en diálogo con BigBang Cristina Castro, mamá del joven. Además, dijo que para su familia es un día triste, pero que igualmente Facundo no deja de robarles siempre la sonrisa. "Yo creo que a él no le hubiera gustado que lo recordáramos llorando, aunque a veces las lágrimas salen", se sinceró.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Con la voz tranquila pero cargada de seguridad, la mamá de Astudillo Castro también mencionó que finalmente, después de muchísima lucha, la causa que investiga lo ocurrido quedó caratulada como "desaparición forzada seguida de muerte".

Inicialmente el caso se investigaba como una simple desaparición, aunque luego de mucha insistencia y reiterados pedidos por parte de la querella, las pruebas demostraron que el fallecimiento del joven no se trató de un accidente.

"Hemos atravesado muchas etapas, muchos testigos, muchos cambios. Hemos podido sacar un fiscal y a una jueza y hoy hay un nuevo fiscal (llamado Gentili), porque el anterior ha asumido ahora como juez. La investigación no nos ha llevado a otra cosa que no sea la desaparición forzada seguida de muerte y las pericias hablan de torturas, de la ropa de Facu dañada, quemada y cortada con distintos procesos que todavía no tenemos la especificación exacta de a qué se deben, pero lo que sí tenemos muy claro es que todo eso se produjo con el cuerpo de Facu adentro", aseguró.

Cristina está segura de que la muerte de su hijo ocurrió en manos de los policías Mario Gabriel Sosa, Jana Curuhinca, Siomara Flores, quien era medio hermana de Curuhinca y pareja de Sosa, y el teniente primero Alberto González. Aún así, al menos hasta ahora no se ha podido comprobar su culpabilidad.

"También seguimos avanzando con otras pericias, pero todavía no hay fecha de cuándo van a estar esos informes, ni tampoco los resultados de otras pericias más que se están esperando", aclaró respecto a que aguarda a que estos resultados puedan traer novedades positivas para la causa.

Además, agregó que nada los hará detenerse, y que ningún dato recabado hasta el momento los aleja de la desaparición forzada seguida de muerte. "Cada vez están más implicados los policías de la Policía de Villarino. Y ahora seguimos avanzando, de a poco, porque los tiempos de la Justicia no son los nuestros, pero esperamos llegar a un juicio justo y que vayan presos los asesinos de Facu. Hoy la verdad ya la sabemos, solo nos falta encontrar justicia", reflexionó.

En su Facebook, Castro también eligió recordar a su hijo con amor, cariño y con una promesa latente: "Hoy elijo recordarte sonriendo. Hoy elijo recordarte libre, loco, alborotado, siendo feliz mi flaco. 25 años de tu nacimiento. No es feliz porque no estás. No hay juntada, no hay alegría, no hay música, faltás vos. Mi promesa sigue al pie: será hasta encontrarnos y abrazarnos".

La desaparición de Facundo

El cuerpo de Facundo Astudillo Castro fue encontrado en un cangrejal de la localidad bonaerense de General Cerri el 15 de agosto de 2020, aunque por el estado en que se estaba el cadáver, recién 15 días después se pudo confirmar su identidad.

Sin embargo, la mochila de Facundo fue encontrada por un pescador recién el 12 de septiembre de ese mismo año, casi un mes después y a unos 500 metros del lugar donde fueron hallados los restos del joven en el cangrejal de General Cerri. Dentro había prendas de vestir, un pantalón de jogging, los dos teléfonos celulares de Facundo y su licencia de conducir.

Entre esas cosas, tres remeras pertenecientes al joven, encontradas en su mochila, tenían cortes y quemaduras, algo que los expertos que hicieron la pericia sostienen que ocurrió cuando Astudillo llevaba puestas las prendas el día de su desaparición.

"Cabe destacar que, de acuerdo a las anomalías observadas, permite inferir que el elemento utilizado era de baja intensidad o bien que el individuo vestía la prenda al momento de producirse, ya que dichas anomalías solo se presentan en la parte delantera sin atravesar al sector delantero", sostiene el informe respecto a las prendas, lo que da a entender que Facundo vestía la ropa cuando se produjeron estos cortes, desgarros y las quemaduras.

"En el sector de la manga izquierda, se aprecia una rotura con desprendimiento parcial del material, presentado una coloración parduzca alrededor de la misma, aparentemente realizado con algún elemento químico corrosivo, ocasionando el cambio cromático", sostuvieron además sobre al menos dos prendas. 

Desde el inicio de la investigación Cristina Castro, su familia y sus abogados Luciano Peretto y Leandro Aparicio sostuvieron que Astudillo fue víctima de una desaparición forzada de la que participaron al menos cuatro policías de la provincia de Buenos Aires en plena cuarentena por el coronavirus. Aún así, al día de hoy todos están en libertad.

Lo que cree la querella es que, tras haber salido de Pedro Luro caminando, luego una vecina lo levantó y dejó en la garita de Mayor Buratovich. Al seguir su camino, cerca de las 10 de la mañana de ese 30 de abril, efectivos de la policía lo pararon cuando iba cerca de las vías y, ellos presumen, lo llevaron hasta la dependencia de Mayor Buratovich porque no tenía el permiso correspondiente para salir a la calle durante la cuarentena estricta.

También sospechan que después fue liberado y que continuó por la Ruta Nacional 3, rumbo a la localidad de Teniente Origone, donde nuevamente lo pararon los agentes sin tener una certeza respecto de lo que ocurrió luego. Eso es lo que resta saber para poder entender cómo murió Astudillo Castro.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!