Secciones
Las cinco claves del fallo que absolvió a los nueve acusados por el crimen de Paula Perassi
Policiales

Las cinco claves del fallo que absolvió a los nueve acusados por el crimen de Paula Perassi

Los jueces consideraron que el amante de la mujer de 33 años estaba al tanto del embarazo, pero que, a pesar de eso, no hay pruebas que demuestren que organizó un plan criminal para hacer un aborto y ocultar el cadáver de Perassi.

El pasado 2 de mayo la Justicia de Rosario absolvió a los nueve acusados de la desaparición y posterior muerte de Paula Perassi. La mujer de 33 años fue vista con vida por última vez el 18 de septiembre de 2011 en San Lorenzo, Santa Fe, donde vivía con su marido y sus hijos, y desde entonces nunca más se supo qué pasó con ella.

La principal hipótesis del caso siempre fue que Alberto Strumia, el amante de la mujer desaparecida, la obligó a abortar, y que ella murió en esa interrupción de embarazo no deseada. Aunque los nueve acusados, Strumia, su esposa, una supuesta partera, un chófer y cinco policías llegaron al juicio detenidos, el tribunal resolvió que no había pruebas suficientes para condenar a los imputados y ordenó su inmediata libertad.

Ahora, casi dos semanas después de que se conociera el fallo, la querella y el fiscal de la causa, Donato Trotta, pudieron finalmente leer los fundamentos de la sentencia para poder entender en qué se basaron los jueces, y para decidir, en base a su explicación, si se puede apelar la medida. "Mis abogados están estudiado todo. Pero no dudes de que voy a seguir, mientras tenga vida voy a buscar a Paula", aseguró a BigBang Alberto Perassi, padre de la víctima.

Paula no estaba bajo amenaza

Según explicaron Griselda StrologoÁlvaro Campos y Mariel Minetti en un documento que cuenta con 467 páginas, de toda la evidencia que se logró reunir durante el juicio, no quedó confirmado "que la víctima estuviera bajo amenaza, intimidación, atemorizada o engañada por alguien de su entorno, ni por ninguna situación en particular que haga pensar que se encontrara en esas circunstancias la noche de su desaparición".

En ese sentido, los jueces aclararon que en realidad, de la prueba presentada surge todo lo contrario, porque según los dichos de su marido, "Paula sale voluntariamente de su casa diciendo que buscaría la tarea de su hijo". "No existiendo dato alguno sobre una situación violenta o de coacción, tampoco existió actividad probatoria en tal sentido en cuanto al supuesto traslado por la fuerza, ni subir o ser subida a un automóvil, ni acompañada por persona alguna o engañada. En definitiva ninguna evidencia trabaja sobre tal extremo", sumaron.

No se pudo confirmar que haya existido un aborto

En los fundamentos de la sentencia, el tribunal también indicó que no existe evidencia que acredite la realización de un posterior aborto a Perassi, ya que los "comentarios" que los testigos dijeron en el juicio, "no dieron solvencia y relevancia suficiente para establecer siquiera que el mismo haya sucedido".

Sobre esto, agregaron que los testimonios tampoco dejaron en claro que la interrupción del embarazo haya sido en la casa de la partera Mirtha Rusñisky, debido a que nunca se hallaron "rastros, manchas y huellas" que acrediten que Perassi haya estado en esa vivienda. "Ninguna evidencia pudo recabarse sobre el supuesto evento, a pesar de afirmar que la víctima se muere en tal práctica y que se organiza todo un raid posterior para hacer desaparecer el cuerpo", sostuvieron.

Un testigo declaró que escuchó al amante de Paula Perassi decir que había tirado su cuerpo "a los chanchos"

"En definitiva, no surge de ninguna evidencia o acumulación de la misma, que efectivamente ese 18 de septiembre de 2011 se haya realizado un aborto a Paula Perassi en el domicilio de calle Mitre 798 de la localidad de Timbúes, posibilidad que si bien no se descarta como una de las tantas del abanico imaginario de lo que pudo haber sucedido con ella por el hecho de estar embarazada, pero que de ninguna manera puede aseverase que sucedió", dijeron.

No se acreditó el plan criminal que denunciaron la querella y la fiscalía

Sobre la complicidad entre los policías acusados y los cuatro civiles que habrían hecho desaparecer a la mujer de 33 años, los jueces explicaron que durante el proceso no quedó demostrado que haya existido "el plan criminal aludido por los acusadores, y puesto en marcha por personal policial para encubrir, desviar, obstaculizar el accionar judicial". "De hecho destierra tal afirmación que las medidas investigativas más importantes y relevantes que tiene la causa se realizaron por el personal policial que hoy se encuentra acusado, y que paradójicamente fueron utilizadas por la fiscalía para solventar el caso contra los civiles imputados en la presente causa”, añadieron.

Strumia sabía del embarazo pero no hay pruebas que lo relacionen con la desaparición de Perassi

En el documento al que tuvo acceso Rosario3.com, el tribunal indicó que Gabriel Strumia era el papá del bebé que Paula Perassi esperaba (y que él sabía de ese embarazo), pero que eso no significa que el empresario metalúrgico haya sido quien planeó la desaparición de su amante.

"Aunque hay algunos indicios sueltos y aislados que comprometerían de alguna manera a Gabriel Strumia con la ocurrencia del hecho o hechos que indistintamente se le atribuyen, de ninguna manera los mismos son suficientes o autosuficientes para tener siquiera por probabilizada, menos aún para tener certeza razonable, de que el mismo fue el autor de los graves injustos atribuidos", escribieron.

Crítica a la fiscalía

Sobre la fiscalía que llevó adelante la causa, los jueces criticaron que Trotta se basó en interpretaciones y elucubraciones que trataron de encajar con los sucesos objetivamente ocurridos, para que estos hechos "cerraran" de manera perfecta con la historia que querían contar.

Hacia el final, aclararon que de haberse comprado todos los hechos, el tribunal hubiera considerado el caso "como un gravísimo suceso acaecido en un contexto de violencia de género".

En diálogo con BigBang, Alberto Perassi, el papá de Paula dijo que esta mañana sus abogados recibieron los fundamentos, y que ellos lo leerán para luego poder decidir cómo seguir. Lo más probable es que la familia decida apelar, como así también lo hará el fiscal de la causa, quien quedó muy disconforme con las críticas que el tribunal hizo sobre su investigación.

"Estoy peor que el primer día, sin saber qué pasó, sin el cuerpo y sin justicia", dijo dolido el padre de la mujer de 33 años, al mismo tiempo que sostuvo que "cuando la plata habla, la verdad se calla", en relación a la manera en que se desarrolló el juicio y a la sentencia que dieron los magistrados.

Hacia el final de la comunicación, Perassi dijo que nadie debe dudar de que va a seguir la lucha, ya que su mayor deseo es saber qué pasó. "Mientras tenga vida, voy a buscar a Paula", cerró.

Comentarios