Secciones
Violencia de género

Las denunciantes de Cristian Aldana cuentan los horrores que sufrieron a su lado

Felicitas Marafioti, una de las víctimas del vocalista de El Otro Yo, manifestó sus sensaciones tras su detención y describió con lujo de detalles los males que padeció tras ser abusada por su ídolo.  Otras víctimas también aportaron su testimonio.
Las denunciantes de Cristian Aldana cuentan los horrores que sufrieron a su lado

Las denunciantes de Cristian Aldana cuentan los horrores que sufrieron a su lado

El vocalista y guitarrista de la banda de rock alternativo El Otro Yo, Cristian Aldana, fue detenido y quedó en prisión preventiva el pasado jueves tras ser denunciado diez veces por abuso sexual agravado y corrupción de menores. A su vez, al día siguiente el juez de instrucción Roberto Oscar Ponce rechazó el pedido de excarcelación solicitado por la defensa del cantante.


Cristian Aldana, denunciado y detenido por abuso sexual de menores

Frente a esto, quienes se pronunciaron ante esta medida por parte de la justicia fueron las mujeres que denunciaron a Aldana, que festejaron la decisión de la justicia de ordenar su detención y aseguran que para ellas -las que denunciaron que fueron abusadas cuando eran menores de edad-  este fue su "mejor regalo de Navidad".

"Siento una enorme felicidad, es un gran regalo de Navidad. El juez entendió todo lo que nos pasó. Todavía no termino de caer, pero siento una enorme satisfacción como mujer", contó Felicitas Marafioti. Su historia, publicada en un blog, fue la que actuó como disparador para que otras chicas se animaran a contar lo que les había pasado.

En total, son diez las denuncias penales. Todas cuentan lo mismo, que se acercaron al cantante cuando tenían entre 13 y 16 años. Para entonces, Aldana ya había pasado los 30. Pese a que solo tener relaciones con una menor constituye ya de por sí un delito, las chicas contaron también que Aldana las manipulaba de tal manera para obligarlas a hacer cosas que apenas podían entender.

Felicitas tenía 23 años cuando le contó a su psicóloga que su primera vez había sido a los 14 años en una orgía. Lo dijo como un detalle, una anécdota de una chica del rock. "¿Vos entendés que fuiste abusada?", le respondió la psicóloga. Felicitas se enojó. "Sí fui yo la que fui a la casa", le gritó y terminó repitiendo el argumento de Aldana y sus defensores.

"Tardé años en darme cuenta. Éramos muy vulnerables, él era mi ídolo, todo lo que él decía estaba bien, pero cuando pude darme cuenta, vi al monstruo", señaló. Ella, como las otras chicas, fue contactada de la misma manera. Mandaban un mensaje al chat en la página de la banda y después de cruzar un par de mensajes les pasaban el número de Besótico, el sello de El Otro Yo.

Las chicas tenían que llamar, preguntar por Aldana y decir que se trataba de un asunto personal. Entonces, del otro lado de la línea aparecía él. La primera vez que llamó, Felicitas tenía 13 años. Ese mismo día, el vocalista la invitó. Por aquel entonces a ella le agarró miedo, el cual se desvaneció cuando cumplió 14 años. Entonces sí se animó.

María Fernanda Aldana, hermana de Cristian, culpó a los medios por ser censuradores y difamadores.

Llegó con otras dos chicas a las que tenía de vista de recitales. Todas tenían la misma edad. Aldana las recibió con una orgia. Felicitas todavía recuerda el color de una sopapa que le introdujeron en aquella desagradable escena.

Nunca fueron novios pero siguieron viéndose hasta que ella cumplió 21. "Después entendí que iba cuando me quería hacer mierda, yo me comí el verso del sexo libre que hacía este pelotudo y aceptaba toda la sarta de perversidades que me hacía. Son cosas que no se te borran más", manifestó Felicitas.

Para cuando decidió terminar con Aldana, ya era alcohólica, drogadicta, bulímica y anoréxica. La rescató la asociación civil Valorarte donde hizo rehabilitación durante cuatro años y medio. Allí, la impulsaron a escribir el blog que salió por primera vez en octubre de 2015. "Pasé mucho miedo, mucho infierno, pero ayudar a otros te repara", dice.

Aldana en una selfie con la ex presidenta Cristina Kirchner.

A los pocos meses se conoció la primera denuncia, de Carolina Luján, de quien Aldana asegura fue su "pareja" aunque se trataba de una chica de 13 años. Otra de las denunciantes es Charlie Di Palma. "Estoy esperanzada con que este caso marque un precedente para los casos futuros", dijo, muy aliviada, la otra denunciante de Aldana.

"Lo hacemos con mucho corazón, para que cambie el sistema patriarcal que permite que estemos permeables a estas situaciones. Tenemos que hablar, me gustaría decirle a otras chicas que les sucedió lo mismo que se animen a denunciarlo o salir como testigos, soltar el pasado, de construirlo, para transmutar", expresó Di Palma.

Felicitas dice que una de las cosas que más la enojan es la hermana de Aldana, María Fernanda, bajista de la banda. "Nosotras queríamos ser como ella, era nuestra ídola, y ella veía todo y nunca hizo nada", señala. Cabe destacar que la hermana del cantante es quien maneja el sitio oficial de la banda en Facebook y quien defiende a muerte a su hermano.

Cristian Aldana fue acusado de abuso sexual agravado y corrupción de menores.

Felicitas recuerda que apenas comenzó a viralizarse el blog, por entonces anónimo, el cantante la llamó para preguntarle sí había sido ella la que lo había escrito. "Estuviste ese día", le recordó él sobre la tarde de la orgía que aparecía en la denuncia. Ella mintió, dijo que no conocía a la autora, y presentó la segunda denuncia contra Cristian Aldana.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Temas

  • Cristian Aldana
  • El Otro Yo
  • abuso de menores
  • Violación

Comentarios