Secciones
De maría marta garcía belsunce

Las llamadas con Pachelo que la masajista no puede explicar: por qué la acusan de encubrir el crimen

El fiscal del caso pidió su detención, pero el tribunal lo consideró anticipado.

El tribunal del juicio por el crimen de María Marta García Belsunce puso a disposición de la fiscalía y del particular damnificado el acta y la filmación para que, por su declaración del último viernes en el debate, se investigue en una causa penal paralela a la masajista Beatriz Michelini y a sus abogados como posibles encubridores de  Nicolás Pachelo, el principal imputado por el asesinato.

Los jueces Federico Ecke, Osvaldo Rossi y Esteban Andrejin, a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro, también resolvieron convocar como testigo a Francisco Pachelo, hermano menor del imputado, que, según las declaraciones de un hermano de la víctima, John Hurtig, afirmó que el exvecino fue el autor del asesinato de María Marta.

En el inicio de la audiencia 20va., el fiscal general adjunto de San Isidro, Patricio Ferrari, anunció "sin pelos en la lengua" que ampliaba la denuncia contra la testigo Michelini por el "encubrimiento agravado por ser un hecho grave y sustracción y destrucción de medios de prueba", en referencia de las fichas que por sus servicios tenía de García Belsunce, Inés Dávalos, Guillermo Bártoli y Susan Murray, todas personas vecinas del country Carmel y vinculadas a la causa.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Michelini se sentó acá a encubrir a Pachelo, mintió con que no lo veía desde que su hija tenía 14 años y no pudo responder el motivo de los llamados que le realizó. Además, quedó muy claro que las fichas las hizo desaparecer ella", afirmó. En este sentido, lo que se cree es que la mujer conocía al vecino antes del hecho, ya que era conocida de Inés Dávalos, pareja en ese momento de Pachelo.

Para Ferrari, el testimonio de la masajista "fue un bochorno", remarcó que se trata de "una testigo que vino con anteojos de sol, encapuchada y no sé si con peluca, junto con un abogado histórico de ella, con el que se reunió antes de declarar como testigo" y agregó: "Se sentó casi a upa del tribunal a mentir deliberante, fue un delito flagrante".

La denuncia a Michelini -a quien el viernes le pidieron la detención por "falso testimonio" mientras declaraba, pero el tribunal la rechazó por considerarlo prematuro-, la fiscalía también la hizo extensiva a sus abogados Eduardo Ludueña y Roberto Ribas, histórico defensor de Pachelo.

Según los artículos 255 y 277 del Código Penal, dichos delitos prevén penas de hasta 6 años de prisión por quien lleve a cabo los delitos de "violación de sellos y documentos" y "encubrimiento". En su declaración del último viernes, el fiscal señaló que Michelini "no sabía" si Ribas era su abogado "cuando en 2011, en todas las audiencias (del segundo juicio por el crimen de María Marta) fue quien le hizo todas las preguntas cuando declaró".

"La mentira es tan tajante en cuanto Michelini negó lo evidente, que era que Ribas era su abogado. Además del falso testimonio, la señora Michelini se sentó a favorecer personalmente a Nicolás Pachelo para desligarlo de la acusación", sostuvo el representante del Ministerio Público Fiscal.

Para Ferrari, Michelini "es un personaje central en la trama" y coincidió con el abogado Gustavo Hechem, letrado de Carrascosa, en que fue una "víctima" del fiscal Diego Molina Pico, pero luego "en un acto espurio y de plena connivencia" con Ribas, quedó absuelta en 2011, en el segundo juicio por el caso, por el encubrimiento del crimen, delito por los cuales fueron condenados los familiares de la socióloga Guillermo Bártoli, John Hurtig y Horacio García Belsunce; el médico Juan Gauvy Gordon, y el vecino de Carmel, Sergio Binello, aunque años más tarde quedaron todos sobreseídos.

Por su parte, Hechem sostuvo que desde el 2009, Michelini fue "funcional a la defensa de Pachelo, pergeñada por Ribas y Ludueña", a quien calificó como "un personaje siniestro". "No me resulta descabellado decir que conformaron una asociación ilícita", afirmó el letrado que representa como damnificados al viudo Carrascosa y a María Laura García Belsunce, hermana de la víctima.

Hechem cuestionó al tribunal y les dijo que el viernes ellos a Michelini "le perdonaron la vida porque les mintió en la cara". "Dijo que no se acordaba de las comunicaciones al teléfono fijo de Pachelo pero sí se acordó de la secuencia fáctica que hizo desde que llegó al country hasta que llegaron los médicos de la ambulancia", señaló.

Por su parte, Raquel Pérez Iglesias, defensora de Pachelo, sostuvo que el pedido de la fiscalía y del particular damnificado "es un elemento coactivo para presionar a los testigos de que declaren como ellos quieren y si no, son acusados de falso testimonio".

Marcelo Rodríguez Jordan, también defensor del exvecino de Carmel, añadió que Michelini "ha sido juzgada y absuelta" y que "en su caso hay que destacar que no habría falso testimonio sobre hechos propios". "La posible imputación al doctor Ribas hace tambalear el desarrollo de este juicio porque fue desde siempre el defensor de Pachelo. Involucrar al doctor Ribas en un acto delictivo pone en riesgo la validez de este juicio", añadió.

Al regreso del cuarto intermedio, el juez Ecke anunció que el tribunal ponía a disposición de la fiscalía y del particular damnificado el acta y la filmación del pasado viernes para que sean presentadas en la fiscalía de turno de San Isidro y que así se iniciara una investigación penal preparatoria (IPP) por los delitos antes mencionados.

Además, los jueces resolvieron "por unanimidad" aceptar el llamado a testificar a Francisco Pachelo, hermano de Nicolás, quien según la declaración de dos testigos, había dicho que el exvecino de Carmel había matado a María Marta.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!