Secciones
Policiales

"Las peleas con la madrastra eran constantes": qué vieron los vecinos de la nena asesinada

Morena tenía 13 años. Detuvieron a su padre y su madrastra. La autopsia reveló que sufrió "tortura prolongada" y que hay indicios de abuso sexual.

Avanza la investigación por el asesinato de Morena Nazareth Lavin Vergara, la joven de 13 años que fue encontrada el lunes sin vida en la casa en la que convivía junto a su padre, Pablo Levin, y su madrastra, María Ludueña. Los resultados preliminares de la autopsia confirmaron que la joven sufrió "tortura prolongada" y su cuerpo evidenció signos de abuso sexual. Las pericias por las que quedaron detenidos y la declaración clave de los vecinos.

La nena vivía desde hacía al menos cuatro años en la localidad bonaerense de Lima (partido de Zárate), después de que su madre biológica le pidiera a Levin que se la llevara a vivir con ellos porque le habían diagnosticado cáncer y debía comenzar de forma urgente un doloroso tratamiento. Si bien el vínculo entre Morena y María era bueno al principio, lo cierto es que los vecinos advirtieron que la relación se había tensado durante la última semana.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

De acuerdo a lo consignado por el diario local InfoZc, "los vecinos confirmaron que en la última semana, las peleas entre la mejor y la madrastra eran constantes; y que la mujer la amenazaba con mandarla con su madre biológica, quien atraviesa un tratamiento por cáncer". Además, confirmaron "haber visto a la menor con lesiones y quemaduras previamente".

La autopsia complicó la situación judicial de Levin y Ludueña, quienes al momento de llamar a la Policía aseguraron que la joven se había intentado quitar la vida con un cocktail de pastillas después de que le dijeran que debía volver a vivir con su madre biológica. Sin embargo, el reporte preliminar forense constató que la nena de 13 años sufrió una "tortura prolongada", además de que se encontraron signos de abuso sexual.

"Los forenses descubrieron y concluyeron que la adolescente tuvo una muerte traumática: fue golpeada y tenía lesiones de antigua data. Además, Morena presentaba una hemorragia externa, tenía un desgarro vulvar y politraumatismos", sostuvieron fuentes de la investigación en diálogo con el portal local ya mencionado.

Los padres de Morena llevaban años separados, pero los tíos de ambos lados se unieron en contra de los detenidos, en especial después de que la autopsia descartó la hipótesis del suicidio y finalmente se enteraron de que la menor sufría violencia doméstica. 

"Dios sólo sabe lo que pasó. Pobre. Los vecinos que vivían ahí nunca dijeron nada. Yo no soy de Lima, nunca supe que había maltratos porque ella nunca hablaba con nadie. No sé, ahora se meten todos y sólo hay culpables y están presos. Ahora, que se haga Justicia. Pero que paguen lo que hicieron los verdaderos culpables", advirtió "Beba" Levin, tía paterna de la víctima.

Valeria Vergara, tía materna de Morena, también expresó su dolor en las redes. "Vuela alto, sobrina. Se te va a extrañar. Cuánto dolor. Ahora te convertiste en un angelito, dale fuerza a mi hermana y a tus hermanitos y a toda la familia. Que en paz descanses, More". En ese posteo, "Beba" le escribió: "Muy triste. Sólo Dios sabe y se va a hacer justicia por More". Ante lo cual, Valeria sumó: "Más vale que se va a hacer justicia por More". "Sí, sí. Dios no va a dejar que quede en la nada. Pobrecita, por Dios. Toda una vida. Que paguen por lo que hicieron".

Su tío político Leo Ponce, pareja de Valeria, también comentó la publicación: "Descansá en paz, sobrina". Dos días después, compartió en su muro una nota periodística en donde se confirmaba la detención del padre y de la madrastra de la menor. "Justicia por More, que paguen por lo que le hicieron. Que se pudran en la cárcel, hijos de mil put...".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!