Secciones
Policiales

Las siniestras búsquedas en Google del "asesino de Ramallo", acusado de matar a su hija, madre y hermano

Además: los fármacos que usaba, qué encontraron en su casa y las pruebas en su contra.

La localidad bonaerense de Ramallo sigue en estado de consternación después de que se entregara Pablo Damián Grottini, de 42 años, sospechado de cometer tres homicidios en su familia: el de su madre, de su hermano menor y su hija de 10 años. Por este motivo lo apodaron "el asesino serial de Ramallo". 

Poco a poco, las autoridades empiezan a encontrar nuevas evidencias en su contra. Una de las últimas, que incluso alarmó a los investigadores, fue el historial de búsqueda en Google del sospechoso. 

Es que una de las primeras medidas de prueba que llevó adelante la Justicia fu peritar todos los dispositivos del detenido. Allí comprobaron que entre las cuestiones que buscó en la red se encontraban las frases “qué pasa si infiltrás aire en las venas” y “qué se puede tomar para probar la muerte”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La causa comenzó el sábado cuando Grottini, que es empleado en una empresa de servicios funerarios, dio aviso de que falleció su madre. La mujer pereció en el Hospital San Felipe de la mencionada localidad. Lo que llamó la atención de los médicos es que la mujer se encontraba en buen estado de salud cuando repentinamente falleció.

Por este motivo, tras el deceso los médicos desconfiaron de las causas e hicieron la denuncia al encontrar en la habitación ampollas de drogas psicotrópicas que no pertenecerían a los lotes registrados en el centro de salud. Sin embargo, los investigadores determinaron que otros dos familiares habían fallecido bajo circunstancias similares. Se trata de su hija de 10 años, quien murió en julio de 2021 y su hermano que falleció en 2019.

Además, llamó la atención que Grottini hubiera llamado a los enfermeros recién una hora y media después, una vez que la paciente ya estaba muerta.

“Luego se determinó que el nuevo suero que había colocado la enfermera también se encontraba pinchado, esta vez con un solo orificio en la manguera y se halló en el mismo box donde se encontraba la paciente, una ampolla de diazepam abierta, la cual no había sido prescripta para ningún paciente ese día”, dice un comunicado judicial.

Un dato no menor en la causa es la declaración de la enfermera y el enfermero que atendieron a la mujer antes de su muerte. La primera de las especialistas en el rubro de la salud contó que notó que estaba pinchada de lado a lado y observó que chorreaba por un agujero que le habían hecho. Al día siguiente, el enfermero del turno mañana vio lo mismo.

En la habitación, encontraron drogas psicotrópicas con efectos sedantes. Ese medicamento no pertenecerían a los registrados en el hospital, lo que depositó las sospechas en el hijo de la mujer fallecida.

Hasta el momento, la principal sospecha que mantienen los investigadores es que Grottini habría utilizado una mezcla de psicofármacos para asesinar a los tres. Constatar el envenenamiento será más simple en el cuerpo de su madre ya que el cadáver de su hermano e hija fueron cremados.

Luego de las muertes de su hermano e hija, el sospechoso realizó varios posteos en sus redes sociales. Se trata de publicaciones en las cuales pone fotos de su hija de y de su hermano con sentidos mensajes.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!