Secciones
Policiales

Las tres razones por las que liberaron a Pablo Ventura, el detenido 11 por el crimen de Fernando Báez Sosa

El joven recuperó la libertad este martes por la noche. Había sido vinculado al brutal crimen por los diez rugbiers que siguen presos.

Pablo Ventura recuperó la libertad tras tres días detenido en la DDI de Villa Gesell acusado por integrar la patota de rugbiers que el sábado a la madrugada asesinaron a golpes a Fernando Báez Sosa a la salida de un boliche. Era el “detenido número 11” y la Justicia sospecha que los diez implicados lo involucraron a propósito en el crimen. Su padre dijo que le “hicieron una malicia”. Seguirá imputado y deberá participar de las ruedas de reconocimiento.

Ventura había sido detenido el sábado en su casa de Zárate. En un principio, la sospecha apuntaba que el joven había participado del crimen y luego se fugó de Gesell hacia la vivienda de sus padres. Su papá, José María Ventura, había aportado un video donde se mostraba que el sábado a la noche el chico había cenado con él y su madre en un restaurante. Sin embargo, ese material aún no fue incorporado a la causa formalmente.

De todos modos, la fiscal que investiga el caso, Verónica Zamboni, solicitó la libertad, aunque les indicó que debían permanecer en Villa Gesell hasta tanto se logre esclarecer del todo lo ocurrido y por qué quedó involucrado. Anoche cuando se retiraba de la DDI, Ventura evitó hacer declaraciones y aseguró que se sentía mal. Su papá dijo luego que le recomendaron suministrarle una pastilla para la presión porque se descompuso.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Los rugbiers tiraron el nombre de Pablo Ventura como una broma".

La excarcelación fue concedida por el juez de Garantías de Dolores, David Manicinelli, que de todos modos aclaró que el joven Ventura debe presentarse el 23, 24, 27 y 28 de enero para formar parte de las ruedas de reconocimiento que fueron ordenadas por Zamboni y que hasta ahora no se pudieron concretar por cuestiones de logística.

POR QUÉ QUEDÓ EN LIBERTAD

La fiscal solicitó que el joven recupere la libertad debido a que hasta ahora no logró acreditar que Ventura hubiera estado en Villa Gesell durante la madrugada en que se produjo el brutal crimen de Báez Sosa porque el que fueron imputados por homicidio agravado dos de los diez rugbiers, Mateo Thomsen y Ciro Pertossi, y los otros ocho como “partícipes necesarios”.

Si bien la familia de Ventura había aportado el video donde se los observa en el restaurante de Zárate, las imágenes no se encuentran formalmente incorporadas en el expediente. De todos modos, la Justicia tuvo en cuenta otros tres elementos probatorios: en primer lugar, que al joven no se lo observa ni en las cámaras del boliche Le Brique ni del Municipio de Villa Gesell.

Un segundo elemento clave está vinculado a que Ventura no aparece ni siquiera mencionado en el contrato de alquiler de la avenida de la calle 203 en la que se hospedaba el resto de los imputados. En tercer lugar, no hubo ningún registro de los peajes de las autovías y rutas que conducen a Gesell que lo hayan captado.

“TIRARON PABLO VENTURA COMO UNA BROMA”

El papá de Ventura relató que un amigo de los rugbiers detenidos le contó que habitualmente cuando cometían una picardía los jóvenes acusados de homicidio mencionaban el nombre de Pablo Ventura como el responsable. “Sinceramente, no creo que estos chicos supieran que había muerto Fernando, por eso tiraron ‘Pablo Ventura’, como una broma, lo han dicho como una joda más”, aseguró.

“Lo que hicieron fue una malicia. Cada vez que estos chicos hacína una picardía, decían que lo había hecho Pablo Ventura”, remarcó.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!