Secciones
Policiales

"Le bajaba los pantalones": denuncian abusos a nenes de 3 años en un jardín de Córdoba

Se trata de una empleada de limpieza de un jardín de infantes de Coronel Olmedo. La acusan de abusar de niños de 3 a 5 años. Se habla de tocamientos y toma de fotografías. 

Un jardín de infantes de Coronel Olmedo, ciudad de la provincia de Córdoba, fue el escenario de una verdadera batalla campal cuando los padres de los alumnos denunciaron que la auxiliar de limpieza del establecimiento educativo abusó en reiteradas oportunidades de sus hijos de entre 3, 4 y 5 años. Se habla de tocamientos, tomas de fotografías y comportamientos "no apropiados" para niños de esa edad.

La institución educativa está ubicada en barrio Coronel Olmedo, en el extremo sur de la ciudad de Córdoba.  De acuerdo con la denuncia, serían al menos 10 los nenes que rompieron en llanto y le contaron a sus padres el calvario que esta trabajadora les hacía pasar en el jardín. Incluso, en las últimas horas se realizaron al menos seis denuncias ante la Justicia por "presuntos tocamientos, tomas de fotografías a niños y comportamientos no apropiados".

Valeria, la mamá de una nena de tan solo 4 años, le contó a Arriba Córdoba que su hija le pidió por favor a la hermana que no le contara a nadie porque la empleada del jardín “le había dicho que era en secreto y que no podía decirle a los padres que le bajaba los pantalones a los niños”. La nena tiene 4 años y le contó a su hermana de 16 lo que estaba pasando en el jardín de infantes al que asistía.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La mujer, muy angustiada, contó que se enteró lo que estaba ocurriendo el último viernes. “Me entero por otra mamá de la primera nena que habla. Le contó que la mujer le bajaba los pantalones y le sacaba fotos de sus partes y que no se lo podía decir a nadie”, contó. Según explicó, esa mamá la llamó luego de que la maestra le dijera que “iba a tomar determinaciones el lunes, sin hacer ninguna denuncia y que no tenía que avisarle a ningún papá”.

Frente a esta situación, Valeria habló con su hija, quien se negó a contarle en un primer momento, por lo que cree que desde hace tiempo los niños de sala de 3, 4 y 5 años son sometidos “porque se la vienen aguantando”.“Hace tres semanas no quería entrar al jardín y una como mamá piensa que no quiere entrar y después se le pasa”, destacó. Y cuando comenzó a hablar con otras familias se dio cuenta que su hija no era la única víctima.

De hecho, la mujer aseguró que “son más de 20" los niños que empezaron a hablar y contar el infierno al que eran sometidos en el jardín. “Estoy indignada que un directivo no haga nada, que no haya hecho la denuncia el viernes cuando fue informado. Que la Justicia no crea que son niños de 3 y 4 años y que la tengan suelta como si nada”, manifestó Valeria con la voz quebrada. 

Además, denunció maltrato por parte de la Policía luego de los disturbios frente a la casa de la acusada durante la tarde del lunes: “Los policías nos golpearon a los padres. Las únicas armas que teníamos las madres era nuestro dolor por nuestros hijos. Sin embargo, nos golpearon como si nada”, contó. Vale remarcar que desde el domingo, la Unidad Judicial de Delitos Contra la Integridad Sexual investiga a una trabajadora auxiliar por presuntos abusos sexuales.

En consecuencia y producto de la bronca desmedida de los angustiados padres, quienes exigían la rápida intervención de la Justicia, la Policía decidió custodiar el jardín y a su directora. Fue en ese contexto donde se originó una batalla campal que dejó como saldo a un vecino herido en una de sus piernas y daños en el edificio educativo: resultaron dañados la puerta y varios vidrios del lugar. 

La investigación del hecho quedó en manos de la fiscalía de instrucción de delitos contra la integridad sexual, Primer Turno, a cargo de Alicia Chirino. “El viernes mi nena de 3 años me contó cómo le hacían en el jardín la chica que limpia. Se bajó el pantalón y me explicó lo que hacía acá. Me lo contó como chiste y nos dijo quera la chica que tenía el balde y el trapo de piso”, dijo a Telefe Córdoba uno de los padres denunciantes.

En ese sentido, destacó que los papás y las mamás se organizaron en un grupo, donde conocieron que la situación afectaba a otros nenes. “Hicimos un grupo con otros papás y todos tenían algo para decir. Todos los hijos decían los mimos. Los primeros 10 casos son en sala de 3 años. El domingo nos juntamos seis padres y madres y nos fuimos a hacer denuncia al Polo de la Mujer. Hablamos el viernes con la ‘seño’ y nos dijo que no dijéramos nada hasta el lunes. No aguantamos, el domingo hicimos las denuncias. Vino una inspectora zonal a hablar, la directora no dio la cara”, reclamó.

Otro de los padres denunciantes contó que desde hacía un mes notaban un cambio en el estado de ánimo de su hijo. “Mi hijo hace un mes que ha estado cambiando la actitud. Empezó a llorar cuando viene a la escuela y no quiere ir. Cuando le preguntamos si pasa algo, si alguien le hace mal, nos lo niega. Al último empezamos a sospechar, porque no quería venir”, cerró. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!