Secciones
Neuquén

"Le daba besos muy obscenos": la denuncia de la familia del hombre que mató a su hijastro

El hecho ocurrió el pasado lunes y desde entonces el supuesto agresor está detenido.

Tras la detención y la imputación contra el padrastro de Salomón Antivil, el niño de 2 años asesinado a golpes en Neuquén, en las últimas horas los familiares del supuesto agresor salieron a hablar ante los medios de comunicación, donde aseguraron que no pueden creer lo que pasó, y que nunca pensaron que Laurentino Andrés podría abusar y golpear al pequeño.

“No esperábamos esto. Lamentablemente. Hasta el día en que la autopsia reveló todo, nosotros poníamos las manos en el fuego por él”, expresó Belén, hermana del detendo, en diálogo con el programa Nosotros a la mañana.

Además, dijo que sabiendo lo que ocurrió, ahora miran para atrás y se dan cuenta de que algunas cosas eran raras. “Últimamente veíamos cosas medio feas, que le daba besos muy obscenos, lo apretaba, y recién ahora hace dos días lo relacionamos”, contó.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Aún así, dijo que jamás pensaron que el joven de 26 años podía hacer algo tan horrible contra "un angelito que no se podía ni defender”. “No entendemos qué le pasó a él por la cabeza. Yo quiero justicia por Salomón. Pero jamás podíamos imaginarnos que algo así iba a pasar”, sostuvo muy dolida, y hasta reveló que tanto ella como su hermana lo dejaban a él a cargo de sus hijos para que lo cuidaran. "Les preguntamos y ellos dijeron que su tío jamás los tocó ni les hizo nada”, se sinceró.

Según se pudo reconstruir, el lunes alrededor de las 9 de la mañana el padrastro llevó al menor inconsciente a la guardia del hospital Horacio Heller, donde aseguran los médicos, llegó sin signos vitales. Cuando se presentó al centro de salud, dijo que el chico se había desmayado y que no reaccionaba.

Sin embargo, la autopsia determinó que la muerte del nene fue producto de un traumatismo que le ocasionó un “taponamiento cardíaco” y ratificó que “se determinó la existencia de indicios de que fue abusado”. Salomón vivía junto a sus tres hermanitos, la madre, Alicia, el padrastro y un tío. “Cuando vimos esas conductas le hablamos, le dijimos que eso no se le hacía a un nene. Y lo mismo le dijimos a la madre”, remarcó la tía, quien dijo que el vínculo con la mamá del nene no era muy bueno.

Según relató la mujer, el hombre no tenía antecedentes de violencia ni abuso pero sí de otros delitos. “Alicia lo mandaba a robar, no quería que trabaje, sino que estuviera en la casa, que limpiara, cocinara, bañara a los nenes”, aseguro Belén.

La hermana de Laurentino sostuvo que no presenciaron ninguna actitud “rara” hacia los otros menores que convivían con la familia, pero que no descarta que algo haya pasado, y habló sobre la infancia del acusado. “Lamentablemente mi hermano tuvo una infancia que no fue buena. Nuestra mamá nos sacó adelante como pudo. El padre era violento, golpeaba a mi mamá”, describió.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!