Secciones
Femicidio

Le dieron prisión perpetua al casero que violó y asesinó a Camila Borda, una nena de 11 años

El domingo 25 de febrero, Camila Borda, una niña de 11 años, salió de su casa para ir a comprar hasta el kiosco pero nunca más regresó. Su familia y los vecinos de Junín decidieron salir a buscarla por el barrio y, unas pocas horas después, la encontraron muerta dentro de la bañera de José Carlos Varela, quien era casero en una vivienda de la zona.


Por el terrible hecho, el sospechoso fue sometido a juicio, y finalmente hoy, la Justicia lo condenó a prisión perpetua por el asesinato y la violación de la víctima.

Camila Borda fue asesinada en febrero de este año por el casero de una casa.
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Durante el proceso declaró la médica que hizo la autopsia en el cuerpo de la nena, Carolina Pérez Mernes, quien confirmó que la víctima fue violada y que murió luego de ser estrangulada por su agresor.

Además, en su turno hablaron otros peritos del Poder Judicial de Junín, y los psiquiatras Estefanía Calvet y Gustavo Villafañe, quienes ratificaron que Varela era "imputable" y que si bien tenía una personalidad "esquizoide", al momento del hecho "comprendió la criminalidad de sus actos" y fue "plenamente consciente" de lo que hacía.

Varela fue condenado a prisión perpetua.

Pese a estas explicaciones, el defensor oficial Gerardo Doyle consideró en sus alegatos que Varela debía ser declarado "inimputable" y, subsidiariamente, condenado por "abuso sexual y homicidio simple", mientras que el fiscal de la causa, Sergio Terrón, solicitó que fuera a prisión perpetua por los delitos de "homicidio criminis causa agravado por ensañamiento y alevosía", en concurso ideal con "violación seguida de muerte".

Por su parte, el abogado de Federico Mastropierro, el padre de la niña, pidió la prisión perpetua pero por el delito de "abuso sexual seguido de muerte".

El condenado violó y mató a la niña.

Ante este panorama, el Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de Junín, integrado por los jueces Miguel Ángel Vilaseca, Esteban Melilli y Karina Piegari, finalmente dieron su veredicto, y en una sala llena de emociones, este mediodía condenaron a prisión perpetua a Juan Carlos Varela por considerarlo autor penalmente responsable del abuso seguido de muerte de la menor Camila Borda.

Según indicaron los jueces en un fallo unánime, consideraron probado "el absoluto estado de indefensión de Camila, a quien Varela desde la vía pública introdujo en la casa, donde fue golpeada salvajemente" y donde no pudo pedir auxilio porque "la música estaba muy fuerte como para que desde afuera Camila no pudiese ser oída".

Además, argumentaron que el acusado intentó ocultar la violación de la niña, por lo que luego de atacarla sexualmente, la hizo vestir y luego la mató con intenciones de ocultarla.

Camila Borda fue interceptada por Valera cuando iba a comprar.

El caso

El terrible hecho ocurrió el pasado 25 de febrero, en una quinta ubicada en el barrio Ricardo Rojas, de Junín, donde Varela vivía y, a su vez se desempeñaba como cuidador.

Camila Borda vivía con su familia a metros de esa propiedad y desapareció cuando fue en bicicleta a comprar al kiosco de la esquina. Como no regresaba, su madre hizo la denuncia en la comisaría 1ra. de Junín, por lo que inmediatamente la Policía montó un operativo en la zona para ubicarla y hasta se entrevistó con el cuidador de la quinta, quien negó saber algún dato.

Sin embargo, los oficiales entraron a revisar la vivienda, y los vecinos también hicieron lo mismo, hasta que hallaron a la niña muerta adentro de la bañera de la casa, y Varela quedó detenido en ese mismo instante.

Al juicio llegó detenido, y aunque no quiso decir sus últimas palabras, la única vez que declaró ante el fiscal dijo que vio a la víctima en la escena del crimen pero que no recordaba lo que sucedió después.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!