Secciones
Policiales

Cuestionan el criterio legal de la jueza que dejó en libertad al "jefe" de Once, acusado de violación

El abogado Fernando Herrera explica el cuestionado proceder de la jueza Karina Zucconi.

Una joven de 18 años de nacionalidad venezolana fue drogada y abusada sexualmente por Irineo Humberto Garzón Martínez, su empleador, en su primer día de trabajo.
El hecho ocurrió el pasado sábado 23, cerca de las 14, cuando la víctima  fue citada en un local de la calle Paso al 600, en el barrio porteño de Balvanera, para una entrevista laboral que había coordinado momentos antes por la red social Facebook con un hombre de nombre “Santiago”. Más tarde se comprobó que esa era una identidad falsa.

Sin embargo, la jueza Karina Zucconi dictó la liberación del hombre pese a que la policía lo aprehendió en su local dónde se encontraba la joven semidesnuda e inconsciente. El abogado especialista en derecho penal, Fernando Herrera explica el cuestionado proceder de la jueza: “Cuando este hombre queda detenido e incomunicado, la jueza lo imputa y lo acusa por el artículo 119 párrafo 1 del código penal que habla de abuso sexual simple, que tiene una condena de 6 meses a 4 años. Por lo tanto, a ser un delito excarcelable y cómo no presentaba antecedentes, lo deja libre”, explica en diálogo con BigBang.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sin embargo, Herrera aclara que “la imputación está mal hecha” y lo argumenta: “No debe aplicar la jueza para imputarlo en este momento el artículo 119 primer párrafo, sino el segundo párrafo que se refiere a los casos de abuso sexual gravemente ultrajante que tiene una pena que va de 4 a 10 años de prisión”.

“Esto es aplicable  por la circunstancia de su realización. El hecho de haberle mentido , de haber tenido una conversación por whatsapp previa, por aprovecharse de su situación de vulnerabilidad, el que la chica haya ido engañada pensando que le ofrecían un trabajo”, comenta el también docente de la UBA y agrega: “Entonces el hecho es abuso sexual agravado por ser gravemente ultrajante por estas circunstancias. Por lo que, si lo hubieran imputado por lo expuesto en el segundo párrafo del antedicho articulo ya no tendría motivo para dejarlo excarcelado por la pena en expectativa, que fue el motivo por el cual esta persona está hoy en libertad. Independientemente de que a posteriori las pruebas den o no si hubo acceso carnal”.

En conclusión, el doctor Herrera destaca que la jueza Zucconi “tenía las herramientas clarísimas para imputarlo por abuso sexual gravemente ultrajante” y quedar detenido, pero lo concreto es que hoy ese hombre está libre.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!