Secciones
Policiales

Lo denunciaron por abusar de sus sobrinas, hijastras y beba de un año y medio: la Justicia no hizo nada

Los hechos ocurrieron en Almirante Brown. El autor ya está viviendo en otra localidad bonaerense. 

En Almirante Brown una mujer lucha desde hace meses porque la Policía de la provincia de Buenos Aires y la Justicia intervengan en una grave causa de abuso sexual infantil contra sus hijas. Belén Molina, de 29 años y madre de dos menores, denunció al tío de sus hijas por abuso sexual reiterado.

"Las invitaba a tomar la merienda, aprovechando que mi cuñada estaba trabajando y las abusaba”, afirmó en declaraciones al diario Crónica. Molina relató que además ya había realizado la denuncia en la Comisaría de la Mujer y la Familia de ese municipio bonaerense, pero la inacción policial y judicial le permitió al presunto violador mudarse a Presidente Derqui, en donde trabaja como albañil y teme que siga con esas prácticas sexuales. 

A lo largo de varios meses, este hombre habría abusado no sólo de sus sobrinas de 6 y 7 años, sino también tres chicas más: sus dos hijastras de 8 y 11 años, y su hija de apenas un año y medio.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

De acuerdo a la declaración de Molina, el hombre les pedía a las menores que lo ayudaran con el cuidado de la beba y aprovechaba ese momento para abusar sexualmente de ellas. "El tío Damián cuando nos invita a tomar la leche, nos toca. Nos toca nuestras partes", fue la frase que una de las menores le contó a su madre y que generó la mencionada denuncia policial. 

"Cuando estoy durmiendo se mete en la cama, yo lo único que hago es hacerme la dormida, y pido que por favor se canse y se vaya”, sostuvo Molina que le dijo la otra de sus hijas. "La sentaba en el borde de la cama, le decía que abran las piernas, las penetraba y le besaba en la pochi (vagina) y en la cola, y me decían que después les quedaba mojada y pegoteada”, afirmó Molina en declaraciones al diario Crónica. 

"Se sacaba la parte por donde hace pis y nos la pasaba por encima y abajo de la bombacha, y nos decía que chupemos como si fuera un chupetín. También, nos mojaba con algo y nos lo pasaba por todo el cuerpo", agregó la madre de las víctimas relatando lo que sus hijas le contaban.

Sin embargo, luego del tremendo relato de sus hijas, la Justicia ni siquiera les ofreció asistencia psicológica a las menores que tuvieron que ver, por ejemplo y de acuerdo a la denuncia, como su tío le metía el dedo en el ano a la bebe de mes y medio cada vez que le cambiaba el pañal. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!