Secciones
Policiales

"¡Los amenazados fuimos nosotros!": la indignante declaración de los imputados por la violación grupal

Fue en la causa que les iniciaron los panaderos que rescataron a la víctima. "¡Nos decían que querían que nos violen en la cárcel!".

Cinco de los seis detenidos por la violación en grupo de una joven de 21 años cometida el pasado 28 de febrero adentro de un auto estacionado en el barrio porteño de Palermo, fueron indagados ayer por amenazar a una panadera y a su esposo que se acercaron para auxiliar a la víctima, y mientras tres negaron los cargos, los otros dos se negaron a declarar.

Se trata de Thomas Fabián Domínguez (21), Franco Jesús Lykan (23), Ignacio Retondo (22), Ángel Pascual Ramos (23) y Steven Alexis Cuzzoni (19), quienes ingresaron cerca de las 8 am de este martes a sede de la Fiscalía Penal, Correccional y de Faltas 2, para ser indagados por el fiscal Norberto Brotto. El fiscal imputó a los detenidos el delito de "amenazas simples", contemplado en el artículo 149 del Código Penal.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Es que los acusados fueron señalados por Natalia Concepción Duarte Godoy y su esposo, Orlando Jesús Ibarra, como quienes los amenazaron e insultaron cuando se aproximaron al vehículo en el que abusaban de la joven y que estaba detenido frente a su panadería.

"Hijos de puta. Van a ver. Ya van a ver, vamos a volver. Ya les vimos las caras y sabemos dónde trabajan. Los vamos a venir a buscar, ya sabemos de dónde son", fue una de las amenazas denunciadas por la pareja, representada en la causa por el abogado Marino Cid Aparicio. El único de los acusados de la violación grupal que no fue imputado en la causa por amenazas es Lautaro Dante Ciongo Pasotti (24), ya que en principio no se hallaron elementos para vincularlo.

Qué declararon los imputados por la violación grupal en Palermo en la causa por amenazas

Retondo fue uno de los primeros en testificar y aseguró: "Yo no amenacé a nadie, sólo quedé involucrado en una pelea que no provoqué, sólo retrocedí y, además, recibí golpes". Luego llegó el turno de Lykan, quien sumó: "Quiero dejar en claro que yo no amenacé a nadie. No le dije absolutamente nada a nadie. Sólo escuché los gritos de la gente, los civiles que estaban en la calle filmando, que nos decían amenazas como: 'Ojalá los violen en la cárcel'".

Domínguez, por su parte, se negó a declarar e insistió: "Sólo quiero dejar asentado que niego todos los cargos que se me imputan". En tanto, su abogado, Jorge Alfonso, aseguró en diálogo con la agencia de noticias Télam: "No teme ningún temperamento procesal. Vamos a pedir careos con respecto a lo que denunció la mujer del panadero y los dos testigos. Pedimos la reconstrucción para determinar algunas de las circunstancias que son un hueco para la defensa".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!