Secciones
Policiales

Los padres del bebé torturado en Ringuelet se acusaron entre ellos: cuál es el estado de salud del menor

Los dos están imputados por “homicidio agravado por el vínculo en grado de tentativa”.

Hace unas semanas, la Policía Bonaerense le salvó la vida a un bebé de solo dos meses de vida. Todo sucedió cuando un vecino llamó al 911. Así dio avisó de un menor que lloraba sin parar y que era golpeado a toda hora. Después de eso, un grupo de oficiales realizaron un seguimiento y a las pocas horas, terminaron con un allanamiento para rescatar al menor. Por entonces, los policías escucharon el castigo y los golpes a las menores. Enseguida detuvieron a la madre y al padre.

 

El bebé fue llevado hasta el hospital porque a la vista tenía traumatismos muy severos, algo que los médicos confirmaron a la hora del examen completo del menor. En tanto, en la comisaría, la pareja fue acusada por el delito de “homicidio agravado por el vínculo y por alevosía en grado de tentativa”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Horas después, los médicos realizaron un informe y revelaron los detalles de la tortura de la que fue víctima durante sus dos meses de vida. El nene de dos meses tenía traumatismos severos y marcas de golpes en la cabeza contra objetos duros y romos, golpes con las manos y puños y sacudimientos del tórax (shaken baby) que le produjeron, entre otras lesiones.

 

También tenía una hemorragia retiniana, traumatismos craneoencefálicos, un hematoma subdural interhemisférico posterior, hemorragias subaracnoideas y fracturas óseas múltiples (biparietal, de húmero izquierdo, de arcos costales 4, 5,6 y de hemitórax ipsilateral). Además se determinó que no había sido alimentado, que estaba deshidratado, que no era higienizado y que tenía sarna.

Después de eso, la pareja declaró frente a la Justicia. Lo llamativo es que se culparon entre sí. Todo ocurrió en audiencia indagatoria ante el fiscal Marcelo Romero, quien tiene a cargo la investigación y pidió la imputación por “homicidio agravado por el vínculo y por alevosía, en grado de tentativa”. En la entrevista con el defensor oficial Claudio Ritter, los sospechosos se echaron la culpa mutuamente.

 

Después de eso, ella se negó a responder preguntas. Por eso, tras la indagatoria, Romero explicó: “Los progenitores no lograron explicar los motivos de las lesiones que presentó su bebé, habiendo argumentado situaciones que no se condecían con las lesiones descritas, cambiando su relato en varias oportunidades y demostrando un total desinterés por el grave estado de salud de su hijo”.

 

Y agregó: “Entiendo que el accionar de los progenitores ha sido realizado con dolo eventual, en virtud que los mismos han llevado a cabo actos de maltrato y violencia en reiteradas oportunidades y durante el tiempo de vida de la víctima, no de forma única o aislada, sino que denota un patrón de conducta de los mismos, desarrollado en distintas situaciones con su hijo”.

 

El bebé, por el momento, sigue internado en el Hospital de Niños de La Plata, Sor María Ludovica. Está a punto de cumplr tres meses de vida y se fue recuperando lentamente de todas sus lesiones. Aún debe recuperar el peso adecuado y se le hace un seguimiento por las fracturas y las lesiones en el cráneo. Según informó la Justicia, tras el alta, y con intervención del Juzgado de Familia, sería alojado en una institución para su resguardo y luego sería dado en adopción.

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!