Secciones
Caso báez sosa

Los rugbiers apuntaron hasta contra el presidente, pero igual van a juicio: su última defensa

El magistrado a cargo de la causa además incluyó en la elevación a juicio como partícipe necesario a Alejo Milanesi.

El juez de Garantías de Villa Gesell, David Mancinelli, elevó hoy a juicio oral la causa por el crimen de Fernando Báez Sosa, cometido en enero de 2020 en esa ciudad balnearia. Además, dispuso que sean sometidos a proceso los ochos rugbiers que siguen detenidos y un noveno que había sido beneficiado con la falta de méritos por la fiscal de la causa.

Fuentes judiciales informaron que la medida del magistrado recayó sobre los imputados Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (20), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (19), Ayrton Viollaz (21) y Alejo Milanesi (19), este último en libertad.

En el caso de Milanesi, el magistrado decidió incluirlo como "partícipe necesario" luego de que la fiscal de la causa, Verónoica Zamboni, había dejado fuera de la imputación. Su inclusión respondió al pedido de la querella, encabezada por Fernando Burlando.

La decisión del magistrado sucede a los pocos días de que se cumplió el primer aniversario del crimen que terminó con la vida del joven de 19 años.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Por otro lado, Juan Pedro Guarino (19) fue sobreseído. Para que se establezca la fecha se necesita primero que la Cámara de Apelaciones de Mar del Plata defina si es correcto el fallo del magistrado y luego se sortearía el tribunal oral para que lleve adelante el juicio.

En el caso de Milanesi, el juez tomó en consideración el planteo que habían realizado los abogados que representan a los padres de Báz Sosa, Fabián Améndola y Fernando Burlando, que sostenían que los rasguños en el cuello de Fernando (como también otras marcas) eran compatibles con el ADN del mencionado joven. 

A eso se le sumó que en una rueda de reconocimiento un amigo de Báez Sosa, que además fue testigo del hecho, ubicó en el lugar a Milanesi. Por estos motivos el magistrado concluyó de que debía ser el Tribunal el que decida sobre si fue participe o no del crimen.

Según consta en el pedido de elevación a juicio de 343 páginas, el asesinato de Fernando Báez Sosa estuvo planeado y hubo una división de roles para atacar a traición. Existió una división de roles, al menos según consta en el escrito, cinco de ellos participaron del ataque con violencia física contra Fernando mientras que otros tres se dedicaron a bloquear la defensa que podría haber salvado a Fernando, separando y golpeando a sus amigos, sin un policía a la vista.

Ahora los esfuerzos de la defensa de los rugbiers, representados por Hugo Tomei, pasará porque el juicio no sea con jurados. Para eso, según consta en el fallo del magistrado, el letrado dejó entrever la decisión de la Casa Rosada de darle entidad al caso el año pasado.

“Los imputados destacaron, especialmente, que el Sr. Presidente de la Nación, Dr. Alberto Fernández, durante este mes de enero, recibió en visita oficial a la Casa de Gobierno, a los particulares damnificados. En dicha oportunidad, se fotografió junto a los mismos, sosteniendo un cartel en el que exhibía una fotografía de Fernando Báez Sosa y por debajo se apreciaba la expresión: “Justicia por Fernando, asesinado en Gesell”, escribió Tomei que se preguntó, para cerrar su presentación, a cuántas víctimas había recibido el jefe de Estado desde que ejerce la máxima magistratura del país.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!