Secciones
Dónde está

Los últimos mensajes y la pista clave para dar con Nancy, desaparecida en Lanús

La joven fue vista por última vez el 26 de noviembre a las 18.43. Se tomó el tren Roca en la estación de Plaza Constitución y llegó a subirse a un colectivo en Lanús. 

Lo último que se sabía de Nancy Videla, la rosarina de 31 años que había sido vista por última vez el viernes pasado, es que había llegado sana y salva a la estación de Plaza Constitución. Allí, una cámara de seguridad la captó esperando el ferrocarril Roca, un viaje que hacía habitualmente hasta Lanús, donde luego se subía a un colectivo que la dejaba a pocas cuadras de su casa ubicada en Villa Albertina, en Lomas de Zamora.

Su celular se encuentra "apagado" desde el sábado y los investigadores intentaron ubicarla a través del rastreo de su tarjeta SUBE. “En función del relevamiento de cámaras realizado, lo que se sabe hasta el momento es que la mujer, efectivamente, se subió al tren. Estaba sola, tranquila y no parecía estar apurada. Luego, se bajó en la estación de Lanús y se subió a un colectivo”, revelaron fuentes del caso.

A raíz de esta nueva novedad, la justicia comenzó a buscar cámaras de seguridad e información en Lanús que permita saber qué ocurrió con Nancy. El caso quedó en manos de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°27, a cargo de Marcelo Eduardo Munilla Lacasa. Además, desde la División Búsqueda de Personas de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires se pusieron a disposición de la Justicia para intentar dar con el paradero de la mujer. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La joven trabajaba en relación de dependencia en una casa ubicada en el barrio porteño de Palermo. Ella estaba a cargo de una casa de familia y se desempeñaba como “niñera”. Sus empleadores aseguraron que el viernes se retiró a las 18 y el video registrado por una cámara de seguridad de la estación respaldó esta versión. Alan Leguizamón, su novio desde hace tres meses, la estaba esperando con la merienda.

 

De hecho, estuvieron en "contacto permanente" hasta que Nancy llegó a la estación de Plaza Constitución. “Estoy esperando el tren”, decía el último mensaje que intercambiaron ambos. Los minutos se convirtieron en horas y la espera se hizo eterna, hasta que Leguizamón decidió hacer la denuncia en la comisaría 18 de Constitución.

Antes, se había presentado en la unidad que la Policía Federal Argentina tiene en la terminal ferroviaria y allí lo derivaron a esa dependencia. “El domingo fui a recorrer los hospitales que están cerca de la estación Lanús hasta que me agarró la lluvia y el lunes fui a Constitución a pedir las cámaras, pero me dijeron que hace falta la orden de un fiscal y que tiene que haber una denuncia”, contó, entre lágrimas y muy angustiado.

Al ver que no llegaba, Leguizamón comenzó a enviarle mensajes a través de WhatsApp para averiguar dónde estaba, pero dejó de recibir respuesta. "La llamaba y no me atendía. El celular estaba prendido y los mensajes por Whatsapp le llegaban. La última vez que se conectó fue a las 18:53". Los efectivos le indicaron que él sólo podía pedir una “averiguación de paradero” y que para denunciar la desaparición era necesaria la intervención de un familiar directo.

 

El novio de la mujer contó que al finalizar la jornada, ella tomaba un colectivo hasta Constitución donde abordaba el Roca hasta la estación Lanús para, finalmente, tomar otro colectivo que la dejaba en su casa. Un día antes a su desaparición, según contó Liliana Beatriz Ayala, la madre de Nancy, pasó la noche en su trabajo, en una vivienda ubicada sobre la avenida Santa Fe de la Ciudad de Buenos Aires. “No sé qué es lo que le pasó", afirmó.

La mujer de 59 años se mostró muy angustiada y advirtió que "hace cuatro noches que reza" para que aparezca. "Ella es muy familiera, siempre está pendiente de sus hermanos y de sus sobrinos. No me la imagino apagando el celular y preocupándonos a todos”, dijo la mujer, desde el departamento de Vera, en la provincia de Santa Fe, donde vive actualmente", aseguró.

Los familiares piden a quien pueda tener alguna información que se comunique a los siguientes teléfonos: 11-2240-7505 y 11-6759-8923. La joven mide 1,60, tiene ojos oscuros, piel clara y cabello rubio. Su celular se encuentra apagado desde el sábado y los investigadores intentan ubicarla a través del rastreo de su tarjeta SUBE.

 “Pienso que se la llevaron. No puede ser que se la haya tragado la tierra. Sé que iba a tomar el tren y no sé nada más. La llamé toda la noche. El celular sonaba y nadie contestaba. Todavía no tuvimos acceso a las cámaras de Constitución. No sé qué están esperando, que la encontremos muerta”, sentenció Aurora, la tía de la joven, en declaraciones al canal IP.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!