Secciones
Policiales

Macabro hallazgo en Merlo: un grupo de nenes encontró un cadáver sin brazos ni piernas

El cuerpo se encontraba en una bolsa ubicada en un terreno baldío de la calle Espejo, entre Portela y Victorino de la Plaza. 

Un hecho espeluznante ocurrió en localidad bonaerense de Pontevedra, en el partido de Merlo. Allí, un terreno baldío ubicado en la calle Espejo, entre Portela y Victorino de la Plaza, se convirtió en el escenario de una secuencia de terror cuando un grupo de niños que pasaba por el descampado encontró el cuerpo sin vida de una persona que, según los primeros indicios, fue torturada y asesinada a puñaladas.

Tras el macabro hallazgo, los chicos dieron aviso a un adulto, quien fue la persona que después llamó al 911. Al lugar acudieron efectivos de la Comisaría 5° de Merlo quienes preservaron la zona y dieron cuenta de la presencia del cuerpo de un hombre completamente desmembrado. La causa quedó a cargo del fiscal Sergio Dileo, de la Unidad Funcional de Instrucción 6 del Departamento Judicial de Morón

Al cuerpo, que se hallaba en una bolsa de construcción, le habían cortado los brazos y las piernas, y estaba visiblemente golpeado. Los restos del hombre fueron encontrados el jueces cerca de las 17: dentro de la bolsa, el cadáver estaba boca abajo, sin sus miembros y con una remera roja levantada hasta los hombros. También presentaba múltiples heridas de arma blanca en la espalda, el cuello y en otras partes del cuerpo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Como si esto fuera poco, el maltrecho cuerpo tenía marcas de golpes y moretones a simple vista. La autopsia ya fue llevada a cabo en la Morgue de La Matanza este mismo jueves y determinó que la víctima tenía moretones que evidenciaban golpes y varias heridas de arma blanca en la espalda, el cuello y el torso. Una hipótesis es que se trató de un ajuste de cuentas y que la víctima fue torturada antes de morir.

Las tareas de los peritos continuaron hasta altas horas de la noche noche y se retomaron desde las primeras horas del día de hoy. El caso quedó calificado como “homicidio”, aunque la carátula podría agravarse a medida que se conozcan nuevos detalles del caso. Las autoridades hasta el momento no pudieron identificar a la víctima debido a que, como le cortaron las manos, no tiene huellas digitales.

La localidad bonaerense quedó ene l centro de la atención en estos últimos días a raíz de varios casos de inseguridad que comenzaron con el robo a un adolescente de 17 años que fue apuñalado por los delincuentes. El hecho ocurrió el miércoles cuando el estudiante esperaba a un amigo en las inmediaciones de la Escuela Media Nº 22, ubicada en la calle Constitución al 200, en pleno centro de Merlo.

Allí, fue atacado por delincuentes que iban a bordo de una camioneta Peugeot Partner de color gris e intentaron quitarle su teléfono. Al resistirse, los ladrones lo acuchillaron en la espalda. Tras el ataque el delincuente huyó con sus cómplices, mientras que el adolescente fue auxiliado por su amigo que, al verlo sangrar, le realizó un torniquete con un buzo y pidió auxilio a un policía de tránsito que estaba a unos metros.

 

El joven fue llevado al Hospital Eva Perón, de Merlo, donde quedó internado y como consecuencia del ataque, debieron extirparle el riñón izquierdo. La madre de la víctima, Adelina, dijo a Canal 9 en la puerta del hospital que su hijo se encontraba aún en terapia intensiva, pero “dentro de todo está estable y pasó bien la noche”.  “Me dijo que lo quisieron asaltar y le dieron un puntazo”, contó la conmovida madre.

Adelina detalló que su hijo “sigue en riesgo porque la operación fue grave, complicada y le extirparon el riñón”. Y sobre los autores del hecho, contó: “No son del mismo colegio pero son chicos de la misma edad de mi hijo. Salvajemente le dieron una puñalada fulminante que le perforó de lado a lado el riñón". Por su parte, Silvia, tía de la víctima, dijo que su sobrino "quiso tirar el celular del otro lado del a reja, se cayó y ahí es donde lo apuñalan”.

 

Por otra parte, una pareja fue detenida por disparar y atacar a golpes al propietario de la casa que alquilaban en Perdriel al 1900, entre Guardia Vieja y Dorrego, Merlo norte. En la plata alta del domicilio vive el dueño y abajo lo hacía una pareja de inquilinos. Al parecer se inició una pelea cuando el dueño de la propiedad les pidió que bajaran el volumen de la música y recibió como respuesta piñas, patadas, golpes y ¡hasta disparos!.

De hecho, uno de los inquilinos agarró su arma, subió hasta el sector de la casa que habita el dueño y disparó en tres diferentes ocasiones sin llegar a herir a nadie. A raíz de las amenazas de muerte y los disparos, el dueño de la propiedad alertó a la policía, que poco después se hizo presente en el lugar y detuvo a la pareja de inquilinos acusados de "portación ilegal de arma de fuego de uso civil, disparo de arma de fuego, daños reiterados, violación de domicilio y amenazas agravadas".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!