Secciones
Policiales

Mató a dos amigas en una plaza de La Boca, fue condenado y ahora sería absuelto

Su nombre es Mariano Bonetto y asesinó a cuchilladas a Nuria Couto y Natalia Grenbenshicova en 2018. 


La tarde del 11 de octubre de 2016, Nuria Couto y Natalia Grenbenshicova  caminaron desde la Escuela Superior de Bellas Artes Manuel Belgrano hasta el Parque Irala. Era el cumpleaños de un compañero de cursada y planeaban festejarlo. Parecía una tarde de pura felicidad. Nadie sabía que el horror se aproximaba. 

 

Minutos después de sentarse en el parque ubicado a dos cuadras de la Bombonera, el estadio de Boca Juniors, un joven se acercó al grupo de amigos. Saludó un rato y se puso a charlar con las dos chicas. Parecía amigable. Pero, en realidad, no lo era. En segundos, todo cambió. El joven nunca dijo su nombre. Una hora después la Policía descubriría que se llamaba Mariano Bonetto, que era cordobés y veterinario.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Armado con un cuchillo que sacó de entre su ropa, Bonetto atacó a Nuria y a Natalia. Primero acuchilló a Nuria en 17 oportunidades. Cuando la joven de 18 se desvaneció, se abalanzó sobre Natalia. Le dio cuatro puñaladas en diferentes partes del cuerpo. En ese momento, entre el miedo y la sorpresa, Martín Ranrock, un compañero las jóvenes, se le tiró encima para detenerlo. Mientras luchaban, otros hombres que pasaban por el lugar se metieron para inmovilizar al asesino.

 

Cuando la Policía llegó al lugar, Bonetto tenía varias heridas en el abdomen y la cuchilla con la que había herido a las chicas estaba clavada en su sien. Nunca quedó en claro si se la clavó el mismo o si en el fragor de la lucha con el veterinario, otra persona había podido herirlo con su propia arma. Aquella jornada fue terrorífica. Alrededor del criminal, las dos chicas se desangraban. 

Nuria murió el 5 de noviembre en el Hospital Argerich. Natalia  murió el 24 de ese mes. Tenían 18 y 15 años respectivamente. En septiembre de 2018, Bonetto fue condenado a prisión perpetua por el homicidio de ambas y por el intento de homicidio de su compañero.  Pero la semana pasado, la Justicia volvió a castigar a los familiares y amigos de las chicas. La Cámara Nacional de Casación le anuló la condena y lo declaró “inimputable”. Bonetto será trasladado al Hospital Borda. 

En el fallo, Héctor Magariños, uno de los tres jueces de la Sala III de Casación, afirmó que fue declarado inimputable porque “el informe elaborado por la junta médica integrada por profesionales del Cuerpo Médico Forense, de la defensa y de las partes querellantes concluyó, por unanimidad, que la afección padecida por el acusado era un cuadro psicótico compatible con síndrome delirante crónico, el cual se corresponde con una alteración morbosa de sus facultades mentales.  Eso le ha impedido en el momento del hecho comprender las características del acto y la dirección de sus acciones”.

 

 

En una entrevista con TN, Carlos Couto, el padre de Nuria, afirmó:  “Es indignante para todos nosotros”, dijo a TN Carlos, el papá de Nuria Couto, junto con Ana, la madre de Natalia: “Con esta decisión, Bonetto pasa a la jurisdicción civil, no penal, y ésta puede liberarlo ya mañana”. Y la abogada Liliana Borysiuk, que representa a una de las familias afirmó en diálogo con Télam: “Es realmente nefasto este fallo, pero vamos a apelar ante la Corte Suprema de Justicia porque el señor Bonetto va a tener más probabilidades de estar en la calle en poco tiempo matando gente”.

 

Para finalizar, la mamá de Natalia afirmó: “Etoy triste. En este mundo el argumento, las pruebas, todo el trabajo de las partes, abogados, peritos, no valen nada cuando interviene la plata”. Y el padre de Couto dijo sobre el asesino: “Escribió una carta inculpándose, les dijo a los jueces que los había engañado y que estaba totalmente consciente cuando las mató”.
 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!