Secciones
Policiales

Mató a su esposo y a su hijo: la terrible historia de la envenenadora serial de Guaymallén

Un episodio ocurrió en 2019 y el otro en el 2021 pero la sentencia tuvo lugar ayer por la tarde.

“La envenenadora serial de Guaymallén”. En 2019, Karen Oviedo envenenó y mató a su hijo Elías de nueve años. El año pasado hizo lo mismo con su pareja Rolando Ángel Aquino.

Este caso es escalofriante por donde se lo mire. No solo por los aberrantes crímenes, si no por la insólita manera en la que la mujer preparó el “plan” y lo ejecutó.

Con un anticongelante para autos y en la localidad mendocina, la mujer llevo a cabo un asesinato por el que casi queda libre, pero gracias al testimonio de una empleada, se pudo saber la verdad.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El pasado lunes a las 11 de la mañana en la sala 15 del Polo Judicial Penal comenzó el juicio para Oviedo, en el cual llegó de verificar lo sucedido, escuchar a los testigos y entender que ambos asesinatos con dos años de diferencia fueron cometidos por la misma persona, le dieron cadena perpetua por el delito de doble homicidio agravado por el vínculo en concurso ideal con homicidio agravado por haber sido cometido mediante un procedimiento "insidioso".

Para los jurados, hubo un dato y una revelación clave para que el caso pudiera tener dicho final. Se trata de una acción cuasi incriminadora. Oviedo dejó un cabo suelto.

Según el relato de su empleada doméstica, ella había estado buscando en su computadora distintas formas de matar a alguien, y en reiteradas ocasiones declaró que la vio buscando en Internet “cual es el veneno más mortal” y “cómo borrar el historial de búsqueda”.

Sin embargo, eso no fue lo único que se encontró en las búsquedas de su celular. Porque si bien esos eran indicios claves y determinantes para su condena, en el historial de compras de la mujer, también figuraba la adquisición de una botella anticongelante de autos, líquido que usó para matar a ambos.

Aunque su abogado declaró que su clienta era inocente porque no había “pruebas” que la inculparan en ambos asesinatos, e incluso la mujer había dicho que su pareja había sido quien mató al menor, los fiscales Fernando Guzzo Claudia Ríos explicaron en los alegatos a los jurados que “no existen dudas sobre la culpabilidad”.

El 7 de julio del 2019, Elián fue llevado por su padre y su madrastra al hospital porque se había descompensado. En este entonces el menor y primera víctima ingresó en terapia intensiva donde agonizó y finalmente murió el 12 de ese mes.

Los médicos informaron que la causa de muerte fue por una intoxicación aguda. En ese caso, y por error de la justicia no se hizo una autopsia y el cuerpo del chico fue enterrado en un cementerio privado.

El 7 de febrero del año pasado, lo mismo ocurrió con Rolando. comenzó a vomitar violentamente y se desmayó. Fue atendido por una ambulancia y trasladado al hospital, pero nada pudieron hacer ya que murió dos días después. 

 

 

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!