Secciones
san justo

Mató a su novia con una escopeta tumbera y una faca, y le pidió ayuda a sus amigos para desmembrarla

El asesino se llama Norberto Rodríguez y fue detenido.


“Me mandé una cagada. Me pasé de falopa y tengo un muerto en mi casa”. Con esas palabras, Norberto Rodríguez, de 45 años, le pidió a dos de sus amigos que acudan a su casa, en la calle Thames al 3800, en el barrio Villa Constructora de San Justo, partido de La Matanza. Eran las 6.30 de la mañana del domingo. Les decía que necesitaba ayuda. José Luis, uno de ellos llegó al lugar. Al arribar, se encontró con una escena terrorífica: la novia de Rodríguez estaba muerta sobre un charco de sangre.

 

Su nombre era Liliana Beatriz Lezcano. Tenía 50 años. Desde hacía varios meses, la relación había tenido varios idas y vueltas. Pero lo único que siempre estaba latente era la violencia de género. Ella había sido agredida infinidad de veces. Nunca había podido denunciarlo. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Florencia era la otra conocida de la pareja que recibió un llamado del femicida. Minutos después, volvió a hablar con él por teléfono y le preguntó al asesino que había hecho. Inmutable, Él le respondió: “Tomamos cerveza, tomamos pastillas, tomamos cocaína y fumamos porro. Me acosté y cuando me levanté estaba Lili muerta”.

 

Después escuchó que amenazó a José Luis, a quien había encerrado en su casa. “Ahora te vas a callar y no vas a decir nada. La vamos a cortar y la enterramos”, le dijo.  En ese momento, la mujer le respondió que esperara, que iba a ir para el lugar. Le mintió, en realidad, llamó a un jefe de la Policía de La Matanza, a quien conocía de una cooperativa de limpieza.

 

Mientras un patrullero iba para el lugar, el Policía le pidió que la mujer llamara de nuevo al asesino para entretenerlo y que no escapara. Así lo hizo. Hablaron durante unos minutos, cuando sospechó que ella había dado aviso a los oficiales, le dijo: “Si viene la Policía, les tiro”.

Minutos después, el hombre había sido detenido. El personal de la Comisaría 1ra. de La Matanza encontraron a Lezcano muerta. Determinaron, a simple vista, que la mujer presentaba múltiples lesiones que se creen fueron provocadas por armas blancas de fabricación casera tipo "faca", que se secuestraron en el lugar, al igual que una escopeta "tumbera" con cartuchos 12/70. 

 

Aunque todavía esperaban los resultados completos de la pericia, se cree que Rodríguez primero atacó a facazos a su pareja. Después le habría disparado al menos una vez con la tumbera. Cuando comprobó que había muerto, intentó desmembrarla con el arma blanca de fabricación casera. Su idea habría sido trasladar el cadáver por partes o enterrarlo en algún lugar. 

La causa quedó a cargo del fiscal Federico Medone, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática de Homicidios del Departamento Judicial La Matanza. "La autopsia será muy extensa y complicada. Lo que hizo este sujeto es tremendo", aseguraron fuentes judiciales. 

 

Unas horas después, en diálogo con C5N, Florencia, la mujer que denunció el hecho, afirmó: “No sé por qué me llamó a mí. Estaba viviendo una película de terror”. Y completó: “Yo los conozco hace cuatro meses o menos. Ni siquiera había entrado nunca a su casa”. 

 

En tanto, una vecina le dijo a Crónica TV sobre el comportamiento del femicida: "Este hombre vivía tranquilo hasta que llegaba ella. Ahí se transformaba. Generalmente él ayudaba a todos los vecinos. Pero con ella era otra persona. También sabemos que estuvo preso por robo".

 

En tanto, la denunciante del hecho, afirmó, entre lágrimas: “Tengo hijas y amigas mujeres. La vi cuatro veces a Lili y era una buena persona, me pongo en el lugar...no puedo creer que pase esto todavía con las mujeres”. 


Línea 144: atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género.
 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!