Secciones
Miramar

"Se me escapó el tiro": un policía de la bonaerense asesinó a un chico de 16 en Miramar

Después del hecho hubo enfrentamientos entre los familiares y la policía. 

Las dudas sobre un nuevo caso de gatillo fácil en la Policía de la provincia de Buenos Aires volvieron a plantearse hoy después de que un efectivo de dicha fuerza matara de un disparo en el pecho a un joven de 16 años, identificado como Luciano Olviera, en la localidad balnearia de Miramar. 

El hecho ocurrió pasadas las 4 cuando, de acuerdo a las primeras informaciones recabadas, una patrulla de la policía bonaerense con cuatro efectivos a bordo quiso identificar al adolescente que se trasladaba a bordo de una moto Yamaha YBR 125 roja. 

En circunstancias que aún se investigan, los efectivos se cruzaron en su camino en la avenida 9, entre las calles 32 y 34, y luego de bajar de la patrulla uno de ellos le efectuó un disparo con su arma reglamentaria. Justamente, uno de los puntos que se investiga es qué sucedió en ese momento. Si el chico intentó evitar ese control o hubo otro tipo de situación.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El adolescente cayó al suelo gravemente herido y cuando llegaron los médicos de la ambulancia convocada al lugar, determinaron que ya había fallecido. Tras informar del suceso a la fiscal de Miramar, Ana Caro, se dispuso preservar la escena y aprehender al policía que tiró, quien en una primera versión que dio en el lugar del hecho manifestó que se trató de un disparo accidental, según la información policial.

Al enterarse del hecho, familiares y vecinos de la víctima se manifestaron frente a la dependencia policial en reclamo de justicia. Por haber efectivos de la bonaerense involucrados en el hecho, la fiscal dispuso que intervenga en la investigación la Policía Federal.

El policía imputado tiene 25 años y es del Comando de Patrullas de la Policía Bonaerense. Según algunos testigos, el agente declaró que “se le escapó” el disparo cuando intentaban disuadir al menor.

La única voz oficial hasta ahora fue la del subsecretario de Seguridad del municipio, Antonio Centurión, quien remarcó que todavía no se conocen las circunstancias del episodio y por eso es clave la actuación de la Justicia en el caso. "Las circunstancias del acontecimiento se sabrán. La fiscal está en el lugar trabajando con la Federal. No podemos decir mucho más hasta el momento, sólo que hay un menor muerto y que se dispuso la aprehensión del efectivo que efectuó el disparo“, manifestó en declaraciones a Radio Brisa.

“El menor estaba yendo a su casa en moto, hasta que en un momento comenzó a ser perseguido por un patrullero y en un confuso episodio recibió un disparo en el pecho que le causó la muerte”, agregó el funcionario. 

Una de las cuestiones que ocurrió además fue un breve enfrentamiento entre familiares y amigos de Olivera con la Policía. Es que cerca de las 9, cuando se empezaban a retirar los efectivos de la Policía Científica, los primeros empezaron a acusar a los efectivos de gatillo fácil lo que derivó en una tensa situación con disparos de balas de goma, según denunció una de las primeras de Luciano en declaraciones al canal de noticias C5N.

“Estábamos acá apoyando y empezaron a tirar balazos de goma, me pegó en la cara, lo tenía delante mío parado al policía. Cuando ocurrió todo venía solo pero los amigos venían atrás de él y vieron todo. Luciano salía de jugar a la pelota, ya se iba a la casa a dormir. No andaba en nada raro ni venía de nada raro”, dijo. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!