Secciones
Policiales

Misterio y locura en Salta: Salió a andar en bicicleta, lo rociaron con nafta, lo prendieron fuego y murió

Ocurrió en la ruta 28. La víctima de 44 años. La Justicia investiga si le quisieron robar.


En la tarde del martes, un extraño y terrible episodio sacudió la tranquilidad de Salta. Cuando circulaba por la ruta provincial 28, un automovilista vio, a un lado del camino, cerca a una bicisenda, a una persona inconsciente, con graves quemaduras en todo su cuerpo. A su lado, había quedado su bicicleta. 

De inmediato, el hombre dio avisó a la Policía, cuyo puesto estaba a sólo 4 kilómetros del lugar en donde fue encontrado la víctima. Al llegar al lugar, el patrullero trasladó al hombre herido hasta el hospital San Bernardo, pero falleció pocos minutos antes de arribar al nosocomio. 

 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Unas horas después se supo que la víctima se llamaba Ramiro Esteban Sagasta, tenía 44 años y solía usar ese trayecto de la ruta para hacer ciclismo, una de sus actividades favoritas. Según un testigo, el hombre fue prendido fuego por otras personas. En su declaración, afirmó: “Vi como desde una motocicleta le arrojaron un líquido y a los pocos segundos comenzó a arder”.

 

 

Según la autopsia, el ciclista tenía quemaduras en la espalda, la cabeza y los brazos. Falleció por un paro cardiorrespiratorio causado por las gravísimas heridas. Ahora intentan determinar si efectivamente era nafta lo que le tiraron para después prenderlo fuego. 

 

Según lo que pudo reconstruir la Policía provincial, Sagasta salió temprano desde su casa para entrenar. Horas después, fue encontrado al costado de la ruta, completamente quemado. Su bicicleta había quedado a pocos metros, junto a un alambrado. En medio de una crisis de nervios, la esposa del ciclista debió reconocer el rodado. A pocos metros, los investigadores encontraron un bidón y una caja de fósforos. 

Desde que ocurrió el hecho, la Fiscalía ordenó una serie de medidas para esclarecer la muerte del hombre de 44 años. Por eso, la fiscal Verónica Simesen de Bielke estuvo en el lugar para supervisar cada punto de la investigación. En un principio, los investigadores habían creído que se trataba de accidente de tránsito. Algo que se descartó enseguida. 

 

 

Mucho más con la declaración de un testigo que afirmó que al ciclista le tiraron un “líquido” desde una moto y después vio cómo se incendiaba todo su cuerpo. En ese sentido, una de las hipótesis asegura que podría tratarse de un intento de robo por parte de motochorros y como Sagasta se resistió, lo rociaron con combustible y lo prendieron fuego. 

 

"Las hipótesis son muchas y no se puede descartar ninguna hasta que haya una línea investigativa. Pero la hipótesis del robo no está firme porque se encontraron la bicicleta y el casco de la víctima que son de alto valor”, explicó la fiscal en una conferencia de prensa.

Y agregó: “La de ajuste de cuentas también se tiene en cuenta. Tenemos que ser muy prudentes con la información que damos, nos sirven mucho los testimonios de amigos y familiares, que pueden dar cuenta si la víctima fue amenazada o presentaba algún problema con alguien".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!