Secciones
Policiales

Mortal siniestro en el río Luján: ¿quiénes son los tripulantes de la lancha que estaban alcoholizados?

Los tripulantes dieron positivo en el test de alcoholemia, no tienen antecedentes penales y están demorados a la espera de que el fiscal les tome declaración indagatoria.

Todo ocurrió ayer, cerca de las 20: un grupo de cuatro trabajadores regresaba de su trabajo a bordo de un bote por el río desde una isla del delta cuando fue atropellado por una lancha deportiva de inmensas proporciones que venía a gran velocidad frente al puesto de Vigilancia Canal San Fernando de Prefectura. Como consecuencia del impacto, el bote de los empleados se partió en dos provocándole graves heridas a dos de sus ocupantes, identificados como  Sixto Quiroga, de 29 años, y Claudia Verónica Castro, de 35, que fueron rescatados heridos por personal de la Prefectura Naval Argentina (PNA) y trasladados al hospital Petrona de Cordero, en la localidad de San Fernando. 

Los otros dos restantes,  Martín Daniel Castro (33) y Sergio Daniel Duarte (30), permanecieron desaparecidos hasta este mediodía que fueron hallados sin vida por las autoridades. El jefe local de la Prefectura, Cristian Sarasua, detalló que los dos cuerpos hallados entre las 11 y las 13 pertenecen a las dos personas que permanecían desaparecidas desde que ocurrió el choque.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Sarasua remarcó que las tareas para dar con los trabajadores comenzaron hoy “con la luz del día” dado que el accidente ocurrió durante la noche y que “en un amplio operativo de búsqueda y rastrillaje” se encontraron los cuerpos que corresponden a las personas que viajaban en el bote. Además, señaló que “por pedido del fiscal” José Amallo no se dará más información sobre los hechos.

 

De acuerdo con el jefe local de la Prefectura, el funcionario público se encuentra aún “trabajando y tomando declaraciones en la dependencia de la prefectura” y sobre la causa rige “el secreto de sumario”. Castro tiene 35 años, trabaja como mucama en una vivienda de la zona, era la pareja de Sergio y la hermana de Martín, los dos fallecidos. Mientras que Quiroga, el otro sobreviviente, se desempeña como estaquero en la misma propiedad. 

Respecto a las víctimas del accidente también eran estaqueros y solían circular en bote al terminar su jornada laboral. De hecho, sus familiares indicaron que mantenían un recorrido habitual y lo hacían en una embarcación con luces aptas para el lugar. A partir del impactante choque, la embarcación más pequeña no solo se partió, sino que sus restos se hundieron en el río. Personal de Prefectura escuchó el fuerte impacto y brindaron asistencia inmediata. Sin embargo, no pudieron ayudar a dos de los hombres que estaban en el bote. El conductor de la lancha -que además circulaba sin luces- que ocasionó el accidente dio positivo en el test de alcoholemia.

El análisis determinó que tenía 1,92 gramos de alcohol en sangre, mientras que su acompañante también habría arrojado un examen positivo con 1,90. Por ese motivo, ambos permanecieron bajo custodia y quedaron detenidos. De acuerdo a las primeras versiones, el bote de las víctimas iba en la misma dirección que la lancha y no tenía ninguna luz encendida. La investigación del hecho quedó en manos de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio de Rincón de Milberg y Tigre, a cargo de José Amallo, quien está a la espera de los resultados del análisis de laboratorio para confirmar cuál es el dosaje y, una vez verificada la información, se imputará a los tripulantes. 

 

Vale destacar que las autoridades registraron la embarcación y no encontraron botellas de bebidas alcohólicas dentro. "Según la prueba con pipeta, habían consumido alcohol. Ahora, ordené extraerles sangre para verificar cuanto habían consumido realmente", dijo el fiscal. El choque se produjo a las 19.40 del jueves, en el Canal San Fernando, frente a un puesto de Prefectura. Los dos hombres -hasta ahora como rige el secreto de sumario solo trascendió que los apellidos de los tripulantes de la lancha que causó la tragedia son González y Bermúdez- iban en la lujosa lancha de casi cinco metros de eslora y estaban bajo los efecto del alcohol. 

También se supo que no tienen antecedentes penales, que están demorados a la espera de que el fiscal les tome declaración indagatoria y que los papeles de la lancha como la vigencia del registro de quien navegaba, en principio, "estarían en regla". Como no se encontraron botellas de alcohol arriba de la lancha, los investigadores intentan determinar si ambos tripulantes volvían de una fiesta o si habían tomado en la embarcación y arrojado las botellas al río. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!