Secciones
Policiales

Murió la mujer baleada en Morón, luego de haber sido diagnosticada con muerte cerebral

Aylin Carolina Reyes García fue baleada en la cabeza por dos hombres en su local de la localidad de Morón. Los investigadores creen que fue víctima de un ajuste de cuentas narco. 

Aylin Carolina Reyes García era oriunda de Venezuela y trabajaba en Morón de manicura cuando fue baleada en la cabeza por dos hombres que ingresaron en su local y, sin mediar palabra, la fusilaron. La joven de 33 años murió anoche, después de permanecer internada durante tres días completos con muerte cerebral. Los investigadores sospechan que Aylin fue víctima de un ajuste de cuentas narco contra su pareja, Luis Ernesto Campis Bermúdez.

Todo ocurrió el domingo pasado, cuando Aylin, que tenía tres hijos y estaba casada con Bermúdez, se encontraba en su local de la localidad bonaerense de Morón atendiendo. En ese momento, dos hombres -que se hicieron pasar como acompañantes de una mujer que sacó turno para atenderse con la víctima-  ingresaron de manera violenta y le dispararon en la cabeza.

Para los investigadores, Bermúdez, de 32 años, era el destinatario original del ataque en el que murió su esposa. La sospecha surgió después de que él mismo le dijera a la Policía que la familia había viajado desde Venezuela tres meses atrás a causa de una deuda de 4.000 dólares que tenía con un capo del narcotráfico al que identificó como “Joel” y del que no pudo dar mucha más información.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Reyes García murió anoche como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio en el hospital de Haedo, donde se encontraba internada desde el domingo. De hecho, ayer, poco antes de su muerte, la mujer había sido diagnosticada con muerte cerebral, mientras que su pareja era operado para quitarle el plomo de una bala que le quedó alojado entre el cuero cabelludo y el cráneo.

Al momento del ataque, la víctima estaba junto a una prima, quien clave para reconstruir los momentos previos al crimen. De acuerdo a su relato, los sicarios se habían hecho pasar por acompañantes de una mujer que sacó turno para atenderse con la víctima y de un momento al otro desenfundaron sus armas y dijeron que era un asalto. A Aylin la llevaron a una habitación aparte, donde la ejecutaron de un disparo a la cabeza.

Luego de asesinar a la mujer, los delincuentes fueron en busca de Bermúdez, que se encontraba en el fondo del local, y también le dispararon, lo que provocó que cayera herido delante de sus tres hijos menores de edad. El hombre fue sometido a una intervención quirúrgica en la que le extrajeron una bala que le quedó alojada entre el cuero cabelludo y el cráneo; y se encuentra fuera de peligro y recuperándose.

Un vocero judicial señaló que los menores fueron asistidos y quedaron al cuidado de la prima de la víctima. Mientras tanto, se intenta establecer si el hecho se trató de un ajuste de cuentas por un tema de venta de drogas. El fiscal Nicolás Filippini, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Morón, ordenó el análisis de las cámaras de vigilancia de la zona para identificar a los autores del hecho.

Al mismo tiempo, modificó la calificación legal de la causa a “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” tras la muerte de Aylin.  Todo ocurrió el último domingo por la tarde en la casa ubicada en la calle Larrea al 900, en la localidad de Morón, donde la mujer vivía y tenía un local en el que trabajaba. Los vecinos señalaron que en la última semana se observaron varios autos de alta gama circular frente al domicilio de las víctimas.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!