Secciones
Policiales

No para: Cositorto consiguió un celular en la cárcel y le pidió "paciencia" a sus seguidores

El CEO de la ex Generación Zoe, ahora Sunrire, se encuentra detenido a la espera de ser deportado a la Argentina. 

El CEO de Generación Zoe, ahora convertido en Sunrise, Leonardo Cositorto, sigue intentando mantener a pie su esquema de estafa por el cual es investigado, aun cuando está detenido en una cárcel en República Dominicana después de haber sido aprendido en un operativo en conjunto entre Interpol y las fuerzas de seguridad de ese país.

Es que en las últimas horas se filtraron dos audios que Cositorto envió desde la cárcel a quienes todavía siguen en su esquema investigado por ser una estafa Ponzi. “Tengan mucha paciencia y fe. Busquen estar comunicados y sosteniendo todo. Hagan zoom y reuniones. Estamos esperando respuestas y esto perjudica mucho, porque obviamente la gente se echa para atrás”, dijo.

"No cambiamos absolutamente nada de lo que es la esencia y la raíz. Obviamente muy condicionados, muy limitados. Ustedes saben, es un proceso, que puede llegar a tardar un poco más de tiempo. De todas maneras, seguimos operando en las conversaciones con los que estaban negociando. El cuadro, obviamente, no es el óptimo, ya lo sabemos", expresó.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En otro tramo de los mensajes aclaró que van a defenderse de la mejor manera posible, y seguirán presentando batalla. Luego, manifestó que el motivo de su detección fue que quiso estar presente vía Zoom para ayudar a quienes todavía siguen dentro de su estada. "Fue una acción justamente de estar presentes. De seguir dando muestra de compromiso, de no desaparecer, de estar para los demás. Veremos en esta nueva etapa el trabajo que hace el equipo de abogados. Lamentable todo lo demás, llevamos ya seis para siete meses con esta situación. No hace falta que les explique más nada. Hemos estado haciendo lo máximo que se pudo. Les mando un abrazo enorme a cada uno”, remarcó.

¿Cómo hizo para enviar una serie de audios desde un penal? Bueno él mismo se encargó de responder esa pregunta. "Acá conseguí un teléfono dentro del lugar de detención. Estoy en una celda acá con doce, ahora cayeron cinco más, así que cada vez somos más. Pero bueno, mucha paciencia, mucha fe", explicó.

"Pude comunicarme ahí para dejar activadas dos cosas que son muy importantes para estos días. Busquen estar comunicados, conteniendo. Hagan lo que tengan para hacer desde su corazón”, dijo para luego dar hablar directamente sobre quienes lo denunciaron por no cumplir con lo que había pronosticado. "Les voy contando novedades en los próximos días. Esta semana va a ser muy importante y la otra, pero bueno, todo esto perjudica muchísimo porque la gente se echa para atrás, ustedes ya saben”, sostuvo.


El 16 de enero pasado, el coach ontológico de 51 años llegó a Punta Cana desde Bogotá, capital de Colombia. Aunque en los registros oficiales de República Dominicana no quedó asentado su ingreso. Habían intentado detenerlo otras dos veces, pero siempre lograba evadir a la Justicia. Hasta que el lunes 21 de marzo Cositorto cayó en un apart hotel de la localidad de Juan Dolio.

Durante su clandestinidad, brindó entrevistas y realizó transmisiones por Zoom y Youtube. Para hacerlo empleaba un truco tecnológico: utilizaba un dispositivo VPN, tanto en Colombia como Dominicana, para enmascarar los números (la ubicación de su computadora).

Qué dice su abogado

“Estamos a la espera de que se decida si sé lo deporta o si se lo extradita”, sostuvo este miércoles su abogado Miguel Ángel Pierri en declaraciones a Radio 10. “Hemos tenido alguna comunicación con él, minutos antes. Hay detenidos que tienen teléfonos habilitados”, remarcó el letrado.

“Tenemos preparadas 215 preguntas sobre la base de las preguntas que tenemos”, dijo y agregó: “En el día de ayer Barbosa fue liberado y remitido a la cárcel de infractores del aeropuerto. Y se embarcó rumbo a Colombia vía Panamá”.

“Está sorprendentemente muy entero”, sostuvo Pierri sobre Cositorto, y por último dejó una fuerte declaración: “Había más evidencia en el caso Rimolo. Yo sigo sosteniendo que esto es un caso de incumplimiento de contrato y no una estafa”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!