Secciones
Policiales

Obsesión o brote psicótico: las pistas que investiga la Justicia tras el ataque de Villarreal a las profesoras de danza

El atacante permanece internado, mientras que las dos víctimas se encuentran fuera de peligro.

Sebastián Damián Villarreal apuñaló este martes a dos mujeres dentro de la escuela de baile El Club de la Danza, ubicado en el barrio porteño de Belgrano. Las víctimas, identificadas como Julieta Antón, una ex integrante del Bailando por un sueño, y Sofía Bovino, dueña del local, sufrieron múltiples heridas y debieron ser trasladadas al hospital Pirovano, aunque ya se encuentran fuera de peligro.

Tras el brutal ataque, el agresor también fue internado, aunque el fiscal a cargo de la causa ya lo imputó por el delito de “lesiones graves agravadas por ser la víctima una mujer, en contexto de violencia de género y en forma reiterada”. De este modo, lo que los investigadores intentarán determinar ahora es si el atacante acosaba desde hacía tiempo a una de las víctimas, o si en realidad se trató de un brote repentino por algún trastorno psicológico.

Las agresiones contra las dos profesoras tuvieron lugar este martes a la tarde en la escuela de baile El Club de la Danza, cuando Villarreal llegó al establecimiento, le pidió a Antón sacarse una foto juntos, y luego, en circunstancias que aún se investigan, sacó un cuchillo y le hizo a la joven varios cortes.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Para intentar defender a su colega, Bovino se interpuso entre Antón y Villarreal, por lo que también resultó herida, hasta que la Policía de la Ciudad llegó al lugar y ante la negativa de ceder en el ataque, los efectivos le dieron un disparo en el glúteo al atacante.

Según contaron a los medios varias amigas de la ex integrante del Bailando por un Sueño, el agresor estaba obsesionado hacía tiempo con su profesora, al punto de que le solía mandar permanentemente mensajes por las redes sociales y por Whatsapp. Incluso, un rato antes del ataque se había sacado una foto con ella, y hasta se lo puede ver con la misma remera que lucía en el momento de las agresiones.

Sebastián Villarreal debió ser baleado en la pierna por los policías para ser reducido.

“Sofi está bien, todo lo que tiene es superficial, tiene un par de cortes en la mano y en el brazo, y tiene el dedo un poco lastimado”, dijo ayer a la noche Juan, marido de Bovino. Del mismo modo, señaló que su esposa estaba "un poquito alterada por lo que pasó”, ya que “fue muy feo, se sintieron indefensas, fue un momento de locura”.

El hecho es investigado por el fiscal Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad, Miguel Kessler, quien solicitó el secuestro del arma blanca utilizada por el agresor, como así también el arma del policía que intervino en el hecho.

Además, imputó a Villarreal por el delito de “lesiones graves agravadas por ser la víctima una mujer, en contexto de violencia de género y en forma reiterada”, y pidió también su detención, aunque hasta el momento se encuentra internado en el Hospital Tornú pero fuera de peligro.

Mientras se recupera, la Justicia aguarda para indagar al agresor, ya que lo que se intenta establecer ahora es si el acusado acosaba a la víctima desde hacía tiempo, o si, en realidad, se trató de un brote repentino por alguna patología de base.

“Los médicos informaron que estaba fuera de sí, en un brote que le impedía incluso ser notificado de la imputación que hay en su contra”, comentó una fuente del caso a Télam.

El agresor también asegura ser árbitro de la AFA.

Por ello, el fiscal Kessler ordenó un estudio médico interdisciplinario para evaluar el estado de salud mental de Villarreal y definir si estaba en condiciones de ser indagado o si se trata de una persona inimputable.

La calificación que pesa por ahora contra él tiene una pena de 3 a 10 años de prisión, según el artículos 92 del Código Penal, aunque en caso de que la causa pase a ser investigada como una “tentativa de femicidio” (con una pena en expectativa mayor), el fiscal podría declararse incompetente y derivar el expediente a una fiscalía del fuero nacional en lo Criminal y Correccional.

Sobre esta situación, el hermano de mellizo del detenido, Marcos, aseguró a la prensa que Villarreal no era una persona violenta, pero que en los últimos meses se había visto afectado por la cuarentena y que había comenzado a hablar solo.

Según dijo, los dos viven en la casa con su abuela y nunca había temido que su hermano pudiera llegar a ser algo así. "Nunca imaginé algo tan extremo", aseguró en diálogo con el medio Arriba Argentinos, y agregó que hasta ahora no había podido ver ni hablar con su mellizo.

Villarreal dice que es actor de comedia musical.

Quién es Villarreal

El hombre de 30 años asegura en su perfil de Instagram que estudió en la escuela de Valeria Lynch, que es actor de comedia musical, y que además es árbitro de la AFA.

De hecho, a Villarreal se lo puede ver en publicaciones realizadas por la Asociación De Árbitros De Ensenada hace más de dos años, ya que dirigió algunos partidos de torneos locales.

Villarreal no cuenta con antecedentes penales, y según explicaron de la escuela de baile, era alumno hacía poco. Había comenzando sus clases de manera online por la pandemia, y ahora que ya se podía retomar presencialmente, concurría al establecimiento.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!