Secciones
Policiales

Operativo Keloke: detuvieron al doble de L-Gante por narcotráfico

Ocurrió en Llavallol. Secuestraron cocaína y marihuana.

“Cumbia 420 pa’ los negros”, repite L-Gante, el cantante de cumbia que cobró fama nacional en el último año no solo por su música sino también por diversos escándalos. Ese crecimiento le hizo sumar fanáticos en todos los barrios, giras nacionales y hasta personajes que copian su estilo. 

 

Muchos de esos que copian el look del artista prefieren presentarse en el programa Bienvenidos a bordo, de Laurita Fernández, para competir por importantes premios. Otros optan, simplemente, por homenajear a su ídolo. Y los últimos van un paso más allá.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En ese grupo entra el doble de L-Gante de Llavallol. El joven de 24 años estaba fanatizado con el cantante y le pedía a sus conocidos que lo llamaran Keloke, la famosa frase de L-Gante. Además le había copiado el look y hasta se había realizado algunos tatuajes en el rostro. 

 

Claro que el muchacho no supo que la fama no es una buena compañera del delito. En el último tiempo, el doble de L-Gante había dejado su trabajo y se dedicaba a vender droga en el barrio. Su nombre llegó a la Policía después de varias denuncias. 


Por eso, el jueves en la tarde, varias decenas de oficiales montaron un operativo en Llavallol, por orden de la Delegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas de Lomas de Zamora. Junto a miembros de la Guardia de Infantería de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, ingresaron a la casa de la calle Luis Dávila al 1100 y detuvieron al doble. 

 

El operativo en cuestión fue bautizado Keloke no solo porque el acusado era igual al cantante sino también porque en el frente de la vivienda habían escrito. En el lugar fueron decomisados varios envoltorios con cocaína y también bolsas con marihuana.


Horas después del allanamiento, la madre del detenido afirmó: “Mi hijo es peluquero, no es narcotraficante. Es un tonto que no sabe ni dónde está parado. Consumía drogas. Quizás la habrá comprado para él, pero que yo sepa no es vendedor, no es líder ni miembro de ninguna banda. Es un perejil”.


Después, la mujer fue más explícita al momento de defender al doble de L-Gante: “Mi hijo es inocente. Él vive arriba y no tiene nada que ver. No se lo llevaron detenido, fueron a mirar arriba y nada más. La Policía secuestró, cocaína, marihuana y pasta base, y además detuvo a un grupo de cómplices, uno que vigilaba afuera, otro desde adentro, y un tercero que preparaba la droga. La Policía le plantó la droga a mi hijo. Él no es narcotraficante. Es un pelotudo que ni sabe dónde está parado”.


 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!