Secciones
Drama

Organizó un asado con amigos tras el triunfo de Argentina en Qatar 2022, se atragantó y murió

Se llamaba Pablo Fernández y tenía 41 años.

En la tarde del sábado, la alegría volvió al cuerpo del pueblo argentino. Tras el triste y discreto debut con derrota de la Selección Argentina en el Mundial de Qatar 2022 frente a Arabia Saudita, el panorama parecía oscuro y muy complicado para el equipo que conduce Lionel Scaloni.

 

Pero, los golazos de Lionel Messi y de Enzo Fernández le dieron tres puntos de oro y felicidad a Argentina. Tanto es así que en diversos puntos del país, como el Obelisco o algunas calles del Conurbano, fueron el escenario de manifestaciones espontaneas para celebrar la victoria.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

En la ciudad de Trelew, en Chubut, Pablo Fernández, un hombre de 41 años que se dedicaba a manejar un comercio de la zona, pensó que era un gran plan organizar un asado con 10 de sus amigos para festejar el resultado argentino contra México. Así que los llamó, hizo las compras y encendió el fuego.

La noche era perfecta, hubo brindis y una picada antes de que se sirviera el plato principal. Nadie podía intuir que el asado se convertiría en parte de una tragedia. Luego de servir los choris y la morcilla, Pablo caminó hasta la parrilla de cortó la carne. La sirvió en una fuente y repartió.

 

Hicieron otro brindis y todo era risas. Hasta que Fernández comenzó a hacer gestos de desesperación. Se señalaba la garganta. Sus amigos pensaron que era un chiste, pero cuando comenzó a cambiar de color y daba muestras de que no podía respirar, se dieron cuenta que se había atragantado con un pedazo de carne.

 

Intentaron hacerle algunas maniobras pero no sabían bien cómo realizarlo. Así que lo subieron a un auto, ya desvanecido, y lo trasladaron al Hospital de Trelew. Ingresaron a los gritos pidiendo ayuda. Pablo ya no respiraba. En la guardia hicieron los movimientos de reanimación pero no respondió. Cuando los médicos lo examinaron, comprobaron que había muerto.

 

En el informe confirmaron que su fallecimiento había sido por atragantamiento con un pedazo de asado y escribieron “asfixia con cuerpo extraño”. Hacía tres meses, Pablo había presenciado en ese mismo hospital la muerte de su padre. Era fanático de River como él y soñaban con viajar a ver al Millonario al Monumental. Hasta el fin de semana anterior, Pablo jugaba en la Liga de Veteranos de Trelew, con su equpo Barrio Luz y Fuerza. Era un fanático del fútbol.

 

¿Qué hacer cuando una persona se atraganta?

 

Según explican los profesionales de la salud: “A una persona se le puede quedar atorado en la garganta un elemento (alimento u objeto), lo que puede impedir que le llegue oxígeno a los pulmones. El atragantamiento le puede suceder a personas de diferentes edades. Es habitual en los más chiquitos, que se llevan a la boca objetos que encuentran en cualquier parte. Pero también les puede suceder a adolescentes y adultos por ingerir bocados muy grandes o un hueso por accidente. Ante una situación así, debemos proceder de inmediato para evitar que la persona se asfixie”.

 

Las maniobras son diferentes si es un menor o un mayor. Lo más importante es actuar con rapidez. Los médicos explican: “Si la persona no puede escupir el objeto o alimento que se le atoró, vas a tener que practicar la maniobra de Heimlich. En el caso de los bebés, si el chiquito balbucea, llora, habla o tose, significa que le pasa aire por la garganta. Probablemente tiene una obstrucción parcial. Dejá que el chiquito tosa naturalmente. No le golpees la espalda ni le des agua, porque se puede mover el objeto y complicar la obstrucción. Si no Expulsa el objeto, hacele la maniobra de Heimlich”.

 

En tanto, la Maniobra de Heimlich en niños, adolescentes y adultos se realiza cuando una persona se atraganta y no puede respirar, generalmente se lleva las manos al cuello y se le enrojecen el rostro y el cuello. La maniobra es así: “Abrazá a la persona por la espalda y por debajo de sus brazos. Poné una de tus manos en puño cerrado cuatro dedos encima de su ombligo, en la línea media del estómago. Coloca tu otra mano sobre el puño. Reclina tu cuerpo un poco hacia delante. Hacé presión sobre el abdomen en sentido hacia atrás y arriba”.

 

También se puede hacer la Maniobra de Heimlich sentado: “Cuando una persona se atraganta y no puede respirar, generalmente se lleva las manos al cuello y se le enrojecen el rostro y el cuello. Sentá a la persona en una silla y ubicate por detrás, con tu cuerpo a la altura del suyo. Abrazá a la persona por la espalda y por debajo de sus brazos. Poné una de tus manos en puño cerrado cuatro dedos encima de su ombligo, en la línea media del estómago, y coloca tu otra mano sobre el puño. Hace presión con tu puño sobre su abdomen, hacia atrás. Repetí el movimiento hasta 5 veces”.

 

En tanto, ¿qué se hacé si te atragantás estando solo o estás con gente que no sabe qué hacer? “Cuando una persona se atraganta y no puede respirar, generalmente se lleva las manos al cuello y se le enrojecen el rostro y el cuello. Agarrá una silla y ubicate por detrás. Reclinate hacia delante, hasta apoyar tu abdomen en el respaldo. Tenés que apoyarlo entre el ombligo y el esternón. Hacé presión muy fuerte sobre el respaldo para que salga el objeto o alimento atorado”.

 

Por último, los profesionales de la salud señalan qué hacer si la persona atragantada se desmaya:

 

-Recostá a la persona boca arriba.

-Hacé 5 compresiones sobre la boca del estómago.

-Evaluá si responde y respira.

-Si sigue atorada, repetí todo de vuelta.

-Si hiciste tres veces las 5 compresiones, la persona no responde y su rostro se pone azulado, comenzá a hacerle RCP.

 

Prevení el riesgo de atragantamiento en niños

 

-Evitá que los chicos jueguen con juegos de piezas pequeñas. Los juguetes vienen con indicaciones sobre la edad adecuada del niño para que lo use con menos riesgos.

-Mantené bolitas, piedras, tachuelas, globos y otros objetos pequeños fuera del alcance de los chicos, especialmente de los menores de 3 años.

-Evitá que los chicos corran, jueguen o caminen con comida o juguetes en la boca.

-Evitá que los niños menores de 4 años coman alimentos que se atoran fácilmente, como salchichas, nueces, caramelos duros o pegajosos, pochoclo y maníes.

 

En adultos:

 

-Llevate a la boca los alimentos en porciones chicas, y masticá la comida en forma lenta y cuidadosa, sobre todo si usás dentadura postiza.

-Evitá reírte y hablar mientras masticás y tragás.

 

 

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!