Secciones
Policiales

Para la Justicia "Pity" Álvarez era consciente de sus actos y va a juicio oral por homicidio agravado

A menos de cuatro meses de que Cristian “Pity” Álvarez -se encuentra detenido en el penal de Ezeiza desde julio- acabara con la vida de Cristian Díaz, la causa por haber asesinado de cuatro disparos al joven en el barrio porteño de Villa Lugano fue elevada este jueves a juicio.


La medida fue adoptada por el juez nacional en lo Criminal y Correccional 4, Martín Yadarola, quien declaró clausurada la instrucción y remitió el expediente a sorteo para que se designe el tribunal que va a intervenir.

"Pity" Álvarez está acusado de haber matado a balazos a un vecino.
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En la resolución, el juez señaló que la defensa de Álvarez (46), a cargo de un abogado público, había solicitado su sobreseimiento, pero no se opuso a la elevación a juicio ni optó por la posibilidad de que intervenga un tribunal colegiado o unipersonal.

Además, el magistrado ordenó que se ponga a disposición del tribunal oral que resulte sorteado la pistola calibre .25 que se cree que utilizó Álvarez en el hecho y dinero en dólares que se halló en su poder.

Mientras tanto, "Pity" se encuentra alojado junto a unas 30 personas en el Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (Prisma) de la cárcel de Ezeiza, donde se le realizó un tratamiento por su adicción a las drogas, señalaron allegados al músico.

También se le efectuaron estudios que demostraron que el cantante es “imputable”, es decir que comprendió la criminalidad de los hechos cuando mató a Cristian Díaz, especialmente por todas las acciones que realizó después del homicidio.

Pity está detenido en Ezeiza desde hace casi cuatro meses. 

Durante su estadía en prisión, Álvarez participa de un taller de percusión que hay en el penal, junto a otros internos que no son famosos, y habitualmente recibe la visita de su madre y de algunos amigos. El único músico que fue a verlo fue Juanse, cantante de Los Ratones Paranoicos, y a veces se presenta un cura que tiene una banda de rock y asegura que le da “ayuda espiritual”.

Según la acusación, el hecho ocurrió el 12 de julio de 2018 a la 1.30 frente a la puerta de acceso a la Torre 12 B del barrio Samoré, situada en la intersección de Dellepiane Sur y la avenida Escalada de Villa Lugano.

Álvarez salió de allí junto a su novia y de repente se acercó a ellos Cristian Maximiliano Díaz (36), alias "Gringo", quien era un conocido del barrio y comenzaron una conversación que derivó en una discusión verbal e intento de pelea por parte del vecino.

Según los testigos, Díaz intentó pegarle a Pity con la cabeza, momento en que el cantante extrajo del bolsillo derecho de la campera que vestía un arma de fuego y le efectuó un disparo a corta distancia a la altura de la cabeza, provocando que la víctima cayera al suelo.

El momento en el que "Pity" se entregó en la comisaría de Lugano.

Inmediatamente después, se acercó al hombre, que yacía en el piso, y le efectuó otros tres disparos más también dirigidos hacia la misma zona de su cuerpo. Poco después, Álvarez fue hasta el estacionamiento del complejo Samoré, subió con su novia a un Volkswagen Polo y a los pocos metros le pidió a la joven que arrojara la pistola sobre una alcantarilla.

Finalmente, ambos fueron al local bailable “Pinar de Rocha” de Ramos Mejía. Paralelamente, concurrió al lugar del hecho personal policial que halló el cuerpo sin vida de Díaz así como cinco vainas servidas en la calle y la pistola en la alcantarilla.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!