Secciones
Policiales

Paranoia, drogas y amenazas: las dudas detrás del caso de la mujer que cayó de un cuarto piso en Recoleta

La joven es venezolana y se encuentra en grave estado de salud. 

El domingo amaneció con la noticia de que una mujer había caído de un cuarto piso, que otras dos fueron encerradas en el baño y que, por esta situación, un hombre se encontraba prófugo. Una vez más, un intento de femicidio y violencia contra las mujeres. De acuerdo a los testigos, una chica de nacionalidad venezolana y de 24 años estaba en la medianera de un edificio mientras intentaba "escapar de un hombre que la amenazaba". Pero al intentarlo, cayó sobre el techo del zoom del edificio de al lado. Este escabroso hecho fue visto por varias personas y hoy la mujer se encuentra en grave estado, con riesgo de vida e internada con politraumatismo en el Hospital Fernández. 

En las imágenes tomabas cuando miembros de la policía y bomberos de la Ciudad de Buenos Aires intentaban socorrer a la víctima, se puede observar su cabeza notoriamente golpeada y que habría sufrido una gran pérdida de sangre producto del golpe. En el departamento, dos mujeres también venezolanas, de 23 y 30 años, fueron encontradas encerradas en un baño totalmente en shock.

Las mujeres denunciaban que un "hombre armado venezolano" conocido, hasta ahora por sus siglas, R.G. de 34 años, las denunciaba y las obligaba a vender drogas. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Lo que se sabe hasta ahora es que el acusado las amenazaba telefónicamente, pero aún no se comprobó si ingresó o no al edificio de Riobamba al 900, en el barrio de Recoleta, así como tampoco si estaba en el departamento en el momento en que la mujer "huía" de su persecutor. Al parecer, en la madrugada del domingo, se escuchaban gritos desesperados de pedidos de auxilio de una mujer y los vecinos del edificio llamaron al 911. Los efectivos policiales de la Comisaría Vecina 2-B llegaron rápidamente pero nadie atendía en la puerta. Por esta razón, rompieron, entraron y encontraron a dos mujeres en aparente estado de ebriedad o bajo el consumo de estupefacientes, encerradas en el baño.

Una de las hipótesis que maneja la policía es que las mujeres eran adictas y que se resistían a vender para este hombre que las obligaba, aunque no está claro si el hombre estaba o no en el departamento; otra hipótesis que se baraja es que la joven que cayó fue impulsada, porque le habría dicho a quienes la rescataron: "Me tiró R.G.". La fiscalía Fiscalía Nacional Criminal y Correccional N° 43, a cargo de Silvina Russi, tomó el caso y se prevé que cuente con la colaboración de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM).  

Russi, como primera medida, dispuso realizar una inspección de la totalidad del edificio para determinar si el ciudadano referido por las mujeres se encontraba todavía en el lugar y los resultados de esa búsqueda fueron negativos. Además, tomó la declaración de las otras dos mujeres que, de momento, están con asistencia psicológica.

Los investigadores creen que las jóvenes, en una reacción paranoica, probablemente producto del consumo de sustancias, pidieron ayuda y cuando llegó la policía, pensaron que era el hombre que las amenazaba por teléfono quería entrar en su casa. Por esto, en ese momento, una de las chicas quiso escapar por la medianera y cayó al edificio de al lado, mientras las otras dos se escondieron en el baño. Independiente del hecho que todavía falta esclarecimiento, lo cierto es que intento de femicidio o no, las tres amigas coinciden en las amenazas que sufrían por parte de este hombre. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!