Secciones
Policiales

Perpetua para el femicida de Cielo López: las pruebas que confirmaron que la violó y descuartizó

El brutal hecho ocurrió en septiembre de 2019, y desde entonces, el imputado permanecía detenido.

En un debate que se llevó a cabo en Legislatura de la provincia de Neuquén, en apenas cuatro días un jurado popular compuesto por 12 personas decidió condenar a perpetua a Alfredo Emilio Escobar por los delitos de "abuso sexual con acceso carnal en concurso real con el delito de homicidio doblemente agravado por haber sido cometido para ocultar otro delito y procurar su impunidad y por haber mediado violencia de género" contra Laura Cielo López, la joven de 18 años que en septiembre de 2019 fue abusada sexualmente, descuartizada y sus restos arrojados al río Limay.

Laura Cielo López fue asesinada el 13 de septiembre de 2019.

El proceso comenzó este lunes y durante las primeras audiencias declararon los testigos de todas las partes. Tanto la fiscalía, a cargo de Agustín García, como la querella llegaron al juicio con el mismo pedido de condena, mientras que la defensa del acusado buscó su absolución por falta de pruebas, algo que quedó totalmente descartado con el avance del juicio.

"Como acusación, pudimos probar 44 conclusiones que lo colocan a Escobar protagonizando cada uno de los hechos. Es un juicio resuelto por evidencia científica, no por testigos presenciales. Jamás vi un juicio donde hubiera tanta prueba", sostuvo a este portal Marcelo Hertzriken Velasco, el letrado que representa a la familia de la víctima.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En base a lo que se pudo reconstruir durante la investigación preliminar, el terrible hecho ocurrió en Plottier durante la madrugada del viernes 13 de septiembre de 2019, momento en que se cree que el femicida, diez años mayor que la víctima, empezó a mandarle mensajes a López para que se encontraran.

El jurado popular condenó al acusado a perpetua.

Pocos después, él la pasó a buscar por su casa y desde ahí fueron hasta la vivienda del ahora condenado, donde la abusó sexualmente y la mató de un golpe en la cabeza. Para ocultar lo que había hecho, el agresor descuartizó y descartó el cadáver de la joven horas más tarde, y durante el día domingo unos pescadores encontraron los restos en el río Limay, a la altura del paraje China Muerta.

Toda esta hipótesis quedó acreditada en el reciente proceso judicial, ya que según explicó el abogado de la querella, se comprobó que se halló la presencia de sangre de la joven fallecida en la propia casa del acusado, mientras que además se encontró semen de Escobar en las partes íntimas de la víctima.

Otras de las pruebas concretas que quedó expuesta ante el jurado fue que los peritos encontraron la sangre de Cielo en las zapatillas del imputado, y que además las antenas telefónicas de ambos celulares marcaron que ambos estuvieron juntos a la hora del crimen.

Del mismo modo, existen dos filmaciones captadas por las cámaras de seguridad de distintos comercios, las cuales registraron que esa madrugada del hecho ambos pasaron caminando juntos, sin contar con que existen testimonios que vieron al detenido en el lugar donde después fue descartado el cuerpo de la chica.

La víctima fue abusada y su cuerpo fue descuartizado.

Incluso, dos testigos declararon que también fueron contactadas por el femicida a través de las redes sociales, y una chica manifestó saber que la propia Cielo era acosada por el acusado, no solo porque revisaba las fotos de su Facebook, sino porque también le escribía. A pesar de que Escobar borró los registros de su celular, los datos pudieron ser recuperados por los peritos.

En los primeros meses de investigación se barajó la posibilidad de que el imputado hubiera actuado en compañía de alguien más, sobre todo porque el lugar donde mató a Cielo queda casi pegado a la casa de sus padres, aunque finalmente se comprobó que esa habitación estaba ubicada a 40 metros de la vivienda familiar, lo que hacía imposible escuchar cualquier ruido.

"Había tanta prueba, que nosotros teníamos 60 testigos, y solo convocamos a 23 porque lo que teníamos era absolutamente abundante. En el juicio se pudo comprobar que tuvo a su merced primero a la joven, y luego 40 horas su cuerpo, o sea que tuvo un lugar y el tiempo para hacerlo. Después trasladó sus restos en un auto suyo", dijo el letrado sobre el accionar del acusado, quien ayer aprovechó sus últimas palabras para decir que no había sido él quien mató a la joven, sino un amigo.

Escobar negó haber cometido el hecho y dijo que fue un amigo.

En la audiencia de este jueves primero se dieron las instrucciones para los jurados; luego alegaron todas las partes; declaró después el imputado; el juez liberó a los jurados suplentes para que los 12 pasaran a liberar; y en solo 15 minutos, y por unanimidad, se resolvió darle a Escobar la pena más alta.

"En Neuquén hace 6 años se implementó el juicio por jurados para hechos que tienen más de 15 años de prisión. El juicio se divide en dos etapas, en la primera se declara responsable o no la persona, y después viene la etapa de cesura, donde se hace otro juicio de manera independiente frente a un solo juez para imponer la pena. En este caso no tiene mucha razón de ser, porque la acusación en este caso tiene una pena única, el homicidio criminis causa o el femicidio tiene una única pena, que es perpetua", agregó Hertzriken Velasco.

De este modo, la familia de Cielo cuenta con la tranquilidad de que Escobar, quien ya había llegado detenido al proceso, recibirá próximamente la mayor de las penas, y que además no va a tener la posibilidad de pedir la libertad condicional ni siquiera al cumplir los 35 años de cárcel.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!