Secciones
Australia

Pudo ser un caso como el caso Maddie, pero terminó bien: el rescate a la niña secuestrada

Cleo Smith de cuatro años estuvo desaparecida durante dos semanas. 

Podía haber terminado como el caso de Madeleine McCann pero tuvo un final feliz. Una niña de cuatro años, identificada como Cleo Smith, era buscada desde hacía dos semanas por toda la policía australiana. Sus padres habían denunciado que desapareció en un camping cerca de la localidad de Carnarvon. Inmediatamente su búsqueda se trató de una prioridad nacional y las autoridades evitaron dejar cabos sueltos. 

Ayer, en conferencia de prensa, las autoridades dieron la noticia de que Cleo fue encontrada sana y salva. Las autoridades ingresaron a la fuerza en una casa del pueblo costero durante la madrugada del martes, donde la encontraron, dijo el comisionado adjunto de la policía de Australia Occidental, Col Blanch. En el lugar también detuvieron a un hombre de 36 años que quedó bajo custodia de la Policía.

“Un equipo policial rompió la puerta de la vivienda cerrada y hallaron a la pequeña Cleo en uno de los cuartos”, contó Blanch en una conferencia de prensa, quien agregó que “uno de los oficiales la levantó y le preguntó su nombre, ella le respondió que era Cleo”. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La niña de cuatro años fue reunida con su familia al poco tiempo. Su madre, Ellie Smith, fue una de las encargadas de dar a conocer la noticia en redes sociales. En su cuenta de Instagram subió una foto con la leyenda “Nuestra familia está completa de vuelta”. Una de las cuestiones que buscan determinar los investigadores es como el secuestrado eligió a su víctima. Por ahora sólo se sabe que no tenía, aparentemente, relación alguna con la familia. 

Si bien las autoridades no revelaron la identidad del detenido, si se supo que recibió golpes en la cárcel cuando diferentes presos vieron su foto en los canales de noticias locales. Esto se debe en repudio al secuestro de una niña de cuatro años. Además, siempre sin dar a conocer su nombre, sus vecinos remarcaron en declaraciones a diferentes medios de Australia, que les había llamado la atención los últimos movimiento del detenido y sobre todo las compras que realizaba.

“El otro día, el lunes, lo vimos en Woolworths comprando pañales y eso”, dijo uno de sus vecinos, Henry Dodd, en declaraciones al programa “Sunrise” de ese país. Dodd remarcó que nunca se preguntaron para quien estaba comprando eso.  “Todo el mundo conoce a la persona que vive en esa casa, pero nadie hubiera pensado que sería él. Nos quedamos impactados”, dijo.

Otra de las vecinas del barrio Sahntayah McKenzie, relató como una noche escuchó un llanto de una niña pero que nunca relacionó esa situación con la desaparición de Smith. “La noche anterior... escuché a una niña llorando, pero no esperaba que fuera Cleo”, afirmó. “No esperaba que pasara en este pequeño vecindario, mucha gente se conoce”, agregó.

El 16 de octubre, Cleo desapareció de la carpa donde se quedaba junto a su madre,  su padrastro y su hermana, entre la una y las seis de la mañana. La familia había viajado al campamento Quobba Blowholes en Carnavon, a 900 kilómetros de Perth, la capital del estado. La localidad es conocida por su turismo, al ser uno de los puntos donde se puede observar la Gran Barrera de Coral.

La Policía sospechaba que alguien secuestró a Cleo mientras el resto dormía, en la primera noche que la familia se quedaba. Cuando Ellie Smith se levantó en la mañana descubrió que su hija no estaba. La misteriosa desaparición desencadenó una búsqueda nacional por agua, aire y tierra. Incluso, habían ofrecido un millón de dólares australianos para el que diera información para encontrar a la niña.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!