Secciones
Policiales

Quién es Carlos Telleldín: el abogado involucrado en el atentado a la AMIA que defenderá a Brenda Uliarte

El letrado era el único acusado por el atentado de 1994 a la mutual y fue absuelto en 2020. 

Cada vez son más las pruebas que se suman a la causa del atentado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y que complican a Brenda Uliarte y a Fernando Sabag Montiel. Hasta el momento, la defensa no pidió la excarcelación de ambos y la jueza federal María Eugenia Capuchetti analiza varias imágenes y filmaciones de las vigilias previas al ataque para resolver sus situaciones procesales.

 

Por ahora, la defensa oficial de Sabag Montiel -a cargo de Juan Hermina- no tiene pensado pedir la excarcelación al igual que la de Uliarte, a cargo de Gustavo Kollman. Sin embargo, todo esto puede llegar a cambiar en las próximas horas. Resulta que el padre de Brenda, Leonel, designó como abogado d su hija a Carlos Telleldín, el abogado que estuvo imputado por el atentado contra la AMIA y terminó absuelto.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Según trascendió, Sabrina Barrueco Mansilla,  socia de Telleldín, viajó al Aeroparque Metropolitano junto al padre de Brenda para que la chica también firme la designación. Cabe remarcar que la joven acusada está alojada por ahora en una dependencia de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, aunque se informó que es cuestión de tiempo para que se mude a otro destacamento de la misma fuerza, en Ezeiza.

La figura de Carlos Telleldín no hace más que oscurecer un caso que ya de por sí es complicado. Telleldín comenzó como "armador de autos" con partes robadas y estuvo 10 años y 2 meses detenido en Devoto, acusado de ser el entregador del coche bomba que se utilizó en el atentado de la AMIA el 18 de julio de 1994. Mientras se encontraba tras las rejas, estudió derecho y se recibió como abogado. Incluso, ya en libertad emprendió un meteórico ascenso en esta carrera.

 

En diciembre de 2020, fue absuelto por el Tribunal Oral Federal 3, al término de un juicio en el que se ratificó que el ataque terrorista fue un delito de "lesa humanidad" imprescriptible. La decisión fue de los jueces Andrés Basso, Javier Ríos y Fernando Canero y los fundamentos se conocieron el 26 de marzo del 2021. 

El Tribunal absolvió a Telleldín de la acusación como partícipe necesario del ataque terrorista del 18 de julio de 1994, que causó 85 muertos, en su rol de último poseedor de la camioneta Trafic usada como cochebomba. Casi en simultáneo, ratificó la declaración del atentado como un crimen de lesa humanidad imprescriptible, resuelta por el exjuez del caso Rodolfo Canicoba Corral.

 

La fiscalía y la querella de los familiares de las víctimas de aquel atentado habían pedido prisión perpetua para el abogado, mientras que AMIA-DAIA solicitó una condena a 20 años de cárcel de cumplimiento inmediato. A pesar de eso, el Tribunal optó por absolver a Telleldín como había pedido su defensora oficial, Verónica Carzoglio. Los jueces rechazaron todos los planteos de nulidad, prescripción y doble juzgamiento de Carzoglio, pero absolvieron al acusado.

 

Telleldín escuchó la lectura de la sentencia a través de la plataforma Zoom desde el estudio donde ejerce en la actualidad como abogado. "Voy a aclarar puntos que continuamente son ingresados por la ventana de forma maliciosa", afirmó cuando le dieron la oportunidad de pronunciar sus últimas palabras. "Estamos a 27 años del terrible atentado y seguimos con Telleldín sabe, Telleldín presume, Telleldín cree. Estuve diez años y dos meses detenido en forma injusta, me quise suicidar en prisión. Cuando quedé libre no quería salir, mis hijos de 4 y 5 años, cuando salí tenían 20, era un extraño para mis hijos", fue su descargo ante el Tribunal Oral Federal 3.

 

Hay que destacar que durante la investigación del atentado a la AMIA, Telleldín dio versiones distintas al ser consultado sobre aquel ataque a la mutual.  ​En su declaración del 5 de julio de 1996, acusó a varios policías bonaerenses -encabezados por el ex comisario Juan José Ribelli- como los responsables de haberse llevado de su casa la "camioneta" durante un "apriete". Casualmente, se comprobó que ese mismo día su esposa cobró en un banco de Ramos Mejía la primera cuota de 200.000 dólares que le entregaron agentes de la ex SIDE (Secretaría de Inteligencia del Estado) durante el gobierno de Carlos Saúl Menem, con la autorización del juzgado, según se demostró en el juicio oral. ​

 

En septiembre del 2004, Telleldín fue declarado inocente por el tribunal que llevó adelante el juicio. El juez Juan José Galeano anuló el acta en el que se encontró el motor de ese vehículo y que había llevado a los investigadores a la detención de Telleldín. Junto a él también fueron absueltos los policías bonaerenses. ​Pero en 2009, la Corte Suprema de Justicia revocó parte de la sentencia del tribunal oral que había absuelto a todos los acusados y dos años después, el juez federal Ariel Lijo lo imputó y elevó la causa a juicio oral por irregularidades en la investigación del caso. ​Fue el difunto fiscal Alberto Nisman quien solicitó que se vuelva a juzgar a Telleldín.

 

Lo hizo bajo la sospecha de que el abogado fue partícipe necesario del atentado a la mutual judía. por esa razón, fue detenido inmediatamente, aunque permaneció libre hasta que finalmente fue absuelto. ​Lo cierto es que en febrero de 2019 fue declarado culpable por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 2 compuesto por los jueces Jorge Gorini, Karina Perilli y Néstor Guillermo Costabel por el delito de encubrimiento de la investigación judicial en la causa por el atentado a la AMIA. Fue condenado a cumplir tres años y medio de prisión, y a devolverle al Estado 400 mil dólares que le había pagado la ex SIDE. 

 

Sin embargo, en junio del año pasado le ganó una demanda al Estado Nacional por 70 millones de pesos por haber estado detenido en forma "ilegal" durante 10 años. Telleldín es hoy defensor en muchísimos casos, incluyendo integrantes de la Banda de los Monos, los homicidas de Fabián Gutierrez, ex secretario de los Kirchner a quien mataron en Santa Cruz, e interviene en numerosos casos vinculados a narcos. También es uno de los abogados estrellas de los supermercadistas chinos en Argentina. 

 

El estado de Sabag Montiel y su novia, Brenda Uliarte

Tras las declaraciones indagatorias de Brenda Uliarte y Fernando Sabag Montiel durante la noche del martes en los tribunales de Comodoro Py, los investigadores analizando las pruebas contra ambos. Así descubrieron la presencia del carrito de venta de algodón de azúcar que manejaban los acusados con un grupo de amigos en las imágenes tomadas en las inmediaciones de la casa de la vicepresidenta durante las manifestaciones de apoyo a la ex mandataria en el marco del juicio en su contra por el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz. La Policía de Seguridad Aeroportuaria desbloqueó el teléfono celular de Brenda, quien se había negado a revelar la clave.

 

Por estas horas, las autoridades "trabajan sobre el aparato". "No tuvo nada que ver", dijo Sabag Montiel al ser consultado sobre la participación de su novia en el juzgado de Capuchetti y luego se negó a declarar por segunda vez. Por otra parte, los cinco amigos que trabajan con los acusados declararon como testigos y entregaron sus teléfonos celulares para que sean peritados por orden de la jueza. En sus declaraciones aseguraron que no estuvieron al tanto del plan de Sabag Montiel y que Brenda estuvo con ellos después del ataque a Cristina. Además, aseguraron que ella también les dijo que no había visto a Sabag Montiel en los días previos al ataque, algo que fue desmentido por las imágenes analizadas por la justicia.

 

En su indagatoria, Brenda solo respondió las preguntas hechas por su abogado orientadas a sostener su inocencia y no quiso contestar las interrogantes de la jueza ni del fiscal. Antes de dar comienzo con la indagatoria, a la joven de 23 años se le mostró toda la prueba encontrada en su contra, incluida el arma que empuñó Fernando Sabag Montiel el día que cometió el atentado contra la vicepresidenta. En ese momento, indicó que lo que le mostraron no era de ella y aclaró que sólo concurrió al barrio de Recoleta esa noche para acompañar a su novio, con quien salía hace un tiempo. Además, volvió a sostener que no tenía conocimiento de que Sabag Montiel fuera capaz de hacer lo que hizo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!