Secciones
Infanticidio en maldonado

Reclusión y silencio: cómo vive la familia de Felipe Romero a un año de su cruel asesinato

El 22 de abril de 2017 concluyó en Maldonado, Uruguay, una de las búsquedas más desesperantes y agotadoras. Sin embargo, ese mismo día comenzó a vivirse una conmoción y sorpresa insoportable después de que se descubriera que Fernando Sierra, entrenador de fútbol del Club Defensor de Maldonado, había asesinado de un disparo a su pequeño alumno de 10 años, Felipe Romero.


Tras un año de su trágica muerte, hoy los padres del niño viven su dolor en total silencio y en Maldonado, una ciudad poco acostumbrada a este tipo de crímenes, prefieren evitar hablar del tema.

Felipe Romero fue asesinado por su entrenador de fútbol.
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Felipe Romero era hijo de Alexandra Pérez y Luis “Lucho" Romero, futbolista reconocido por haber jugado en el club Calgliari de Italia y por haber sido una pieza fundamental en el equipo uruguayo Peñarol. Entre ellos había una mala relación, y por diferentes motivos, el ex jugador de fútbol no veía a su hijo tanto como quería.

En ese entramado complejo de padres separados, Sierra comenzó a tener un vínculo demasiado cercano al niño, por lo que con el paso del tiempo empezó a tomarse atribuciones que no debía, como ir a buscarlo al colegio, llevarlo de vacaciones, y hasta decirle a todos que Felipe Romero era su hijo.

Luis "Lucho" Romero era el padre de Felipe Romero.

Según explicó la madre, al principio el chico estaba contento de que su entrenador le prestara atención y le dedicara tiempo para estar juntos. Sin embargo, tras un año de relación cercana, Alexandra Pérez comenzó a notar que su hijo tenía actitudes raras y consultó con una psicóloga: ella le prohibido inmediatamente que Felipe Romero siguiera viendo a Fernando Sierra.

Ante esta situación, Pérez le comunicó a Sierra las palabras de la psicóloga, sin pensar que aquel amoroso entrenador de fútbol podía hacerle un daño tremendo al pequeño.

Después de la charla con Alexandra, enojado por lo que había pasado y guiado por un instinto ensordecedor, Sierra se llevó a Felipe Romero del colegio sin permiso, lo mantuvo secuestrado y luego de 48 horas de intensa búsqueda, ambos fueron encontrados muertos de un disparo en la cabeza en Villa Serrana, una zona turística de sierras ubicada a 100 kilómetros de Maldonado.

Sierra se llevó al niño del colegio sin permiso.

Según indicaron luego las pericias que se hicieron, Sierra mató primero a Romero y después, se suicidió. En este escalofriante contexto, la autopsia también determinó que el niño fue abusado sexualmente antes de ser asesinado, aunque en el informe final aclararon que en realidad el chico era víctima de abusos desde hacía bastante tiempo.

Consultado por BigBang, Gumer Pérez, abogado de Luis Romero, explicó que finalmente dos meses después del asesinato, la fiscal Sabrina Flores pidió el archivo del caso y la jueza Adriana Morosini decretó el cierre del expediente.

“La fiscalía llevó a cabo el proceso de investigación y después la fiscal concluye que hubo una muerte violenta. No encuentra merito para individualizar la responsabilidad personal de alguno de los dos padres, por lo que solicitó el archivo del caso y el juez no tenia otra opción mas que aceptarlo”, explicó el letrado.

También señaló que con el antiguo código penal que había en Uruguay, una vez que el fiscal a cargo decidía cerrar el caso, no se lo podía contradecir. En noviembre del año pasado ese código cambió, y una de las cosas que actualizaron fue esta. “Ahora la víctima sí puede oponerse al cierre del caso”, aclaró.

Fernando Sierra conocía a Felipe Romero desde el año 2015.

De todos modos, el abogado sostuvo que estuvo de acuerdo con la decisión de la fiscal, ya que Sabrina Flores “hizo un detalle de todos los hechos” que pasaron y, con la ayuda de las declaraciones de la maestra del chico, la directora del colegio y la psicóloga, logró determinar que Sierra tenía un vínculo obsesivo con el pequeño.

En relación a esto, Pérez también explicó que su defendido y su ex esposa tenían una muy mala relación, y que por eso, Alexandra Pérez no le permitía al reconocido ex futbolista que visitara a los chicos.

Alexandra vivía en Maldonado con Felipe y su hermana, mientras que Luis vivía y vive en Montevideo. Él pensó que no era bueno judicializar el tema. Quería dejar que las cosas se acomodaran, por eso no veía tanto a sus hijos”, agregó el letrado.

Felipe Romero fue retirado por Sierra de la Escuela Primaria N°2 de Maldonado.

Según Gumer Pérez, el asesinato de Felipe Romero se podría haber evitado. El niño de 10 años fue retirado de la Escuela Primaria N° 2 sin permiso formal escrito. Sierra se presentó en la institución algunas horas antes de que terminara la jornada, y como los docentes ya lo conocían porque siempre iba, le permitieron llevarse al niño sin que firmara ningún documento.

“Mi defendido no quiso accionar contra la escuela, aunque para mi tuvieron responsabilidad en lo que pasó. Él me dijo que no quería hacerlo porque la vida de su hijo no se la iba a devolver nadie, así que no quería hacer responsable a ningún otro”, dijo y agregó que en aquel entonces desde el colegio sacaron un comunicado para aceptar la culpa y confirmar que el protocolo de seguridad había fallado.

“El día que la jueza dictó la sentencia, explicó que los padres no tenían una responsabilidad extra en el caso, y que lamentablemente, ellos ya tenían bastante condena con lo que había sucedido”, contó el abogado a este portal y agregó que “Lucho” Romero sigue su vida como puede, acompañado de su pareja y recluido en el amor de sus otros hijos.

“Tengo entendido que la relación con la hermana de Felipe mejoró, pero que con Alexandra las cosas están igual o peor”, explicó por último Gumer Pérez.

En comunicación telefónica con el Club Defensor de Maldonado, donde Felipe Romero y Sierra se conocieron en el 2015, explicaron que después de la terrible noticia no volvieron a saber nada más de la familia del chico.

Alexandra no apareció más por acá. En su momento, cuando pasó lo que pasó, un psicologo habló con los chicos del club y con los padre del para contener la situación y, desde ese entonces, no se habló más del tema. Fue algo muy fuerte que pasó en Maldonado y nadie lo habla”, explicaron.

Del mismo modo, Edison Vilizzio, abogado de Alexandra Pérez, dijo que su defendida no quiere hablar del tema, y que no esta autorizado a decir nada. “Es un tema muy sensible y la mama ya no quiere que se diga más nada”, cerró.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!