Secciones
Policiales

Reclutaba mujeres, las vendía por WhatsApp y forzaba a prostituirse: así cayó el "líder" de Barracas

Tiene 28 años y regenteaba junto a cinco personas diversos prostíbulos en el sur de la Ciudad.

Un joven de 28 años fue detenido como presunto líder de una banda dedicada a la explotación sexual de mujeres, en el barrio porteño de Barracas. El operativo fue llevado a cabo por efectivos de la División Capturas y Prófugos de la Policía de la Ciudad, por orden del Juzgado Nacional en lo Criminal 2 a cargo del juez Ariel Lijo, informaron fuentes de la fuerza.

El procedimiento tuvo como fin dar con el paradero del líder de una red de prostitución y lograr su arresto, en una causa iniciada tras la denuncia de una mujer sobre el funcionamiento de varios prostíbulos que cambiaban periódicamente de locación para no ser ubicados.

En estos inmuebles -regenteados por al menos cinco personas, pero que tenían como jefe al buscado por la Justicia- eran ofrecidos servicios sexuales de mujeres, entre ellas la denunciante.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El prófugo era quien se encargaba del funcionamiento de los lugares y además conseguía los clientes a través de páginas de Internet y WhatsApp.

La víctima indicó que de las tarifas cobradas por los encuentros sexuales la organización se quedaba con la mitad del dinero, lo que provocaba que las mujeres explotadas debieran trabajar durante más tiempo para poder obtener ganancias.

Durante la investigación, se verificó la explotación que sufrían las damnificadas gracias al material aportado por la denunciante.

En consecuencia, a raíz de todos los elementos recabados, se dieron inicio a las tareas de investigación con las que se pudo determinar dos posibles domicilios en los que se encontraría el delincuente.

Policías se apostaron en las inmediaciones de las viviendas señaladas en forma encubierta y lograron determinar que en una de ellas residía la hermana del líder de la organización.

Los oficiales mantuvieron una charla con la mujer, que aseguró que no mantenía relación con su hermano, pero finalmente accedió a colaborar en la búsqueda del mismo.

De esta manera, los policías se pusieron --en contacto con la pareja del prófugo, que indicó que podía encontrarse con el hombre ese mismo día, en horas de la tarde, en la intersección de la avenida Regimiento de Patricios y la calle Aráoz de Lamadrid.

En el horario pactado, los oficiales observaron llegar a un hombre de iguales rasgos físicos que el imputado y procedieron a su detención, mientras que el juez actuante determinó que quede preso e incomunicado.

NA

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!