Secciones
Ya había recibido otros ataques

Rosario: sicarios mataron a tiros a un testigo protegido en la causa contra un ex líder narco

La víctima estaba en su taller mecánico cuando fue sorprendido a balazos.

Un testigo clave de la causa que investiga al ex líder narco Esteban Lindos Alvarado, fue asesinado en la tarde de este lunea a balazos mientras se encontraba en su taller mecánico en la ciudad de Rosario, acompañado de su esposa.

El hecho ocurrió en calle Garay al 3500, en un barrio ubicado en el sudoeste de la mencionada localidad, cuando dos hombres y una mujer, que se movilizaban a bordo de un vehículo marca Volkswagen de color bordó, atacaron a balazos a la víctima.

Según la declaración de los testigos, los atacantes efectuaron varios disparos de armas de fuego, algunos de los cuales impactaron en la cabeza del hombre y otros en la zona baja de su cuerpo. La víctima, identificada como Carlos Argüelles (46), fue trasladada de urgencia al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (HECA), pero finalmente falleció como consecuencia de las graves lesiones producidas por los impactos de bala.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Según los voceros de la investigación, Argüelles, quien fuera mano derecha de Esteban Alvarado, era testigo protegido en la causa por asociación ilícita contra su ex jefe, a quien le arreglaba y acondicionaba vehículos.

Alvarado tuvo múltiples acusaciones por asociación ilícita en la justicia provincial y por narcotráfico en el fuero federal. Por su parte, la víctima había quedado presa por el crimen de un hombre que lo había denunciado por robarle la moto, aunque también había sido señalado en junio de 2016 en una audiencia imputativa por los fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada Matías Edery y Luis Schiappa Pietra como testaferro de Alvarado. Así, n julio de 2019  Argüelles accedió a una morigeración de prisión preventiva y, si bien continuaba ligado al proceso judicial, estaba en libertad.

Según indicó el diario La Capital de Rosario, Agüelles ya había sido víctima de un ataque a tiros en la tarde del jueves 28 de enero pasado, cuando circulaba en una Ford Ecosport junto con su esposa y dos de sus hijos por Gaboto al 5500, en el barrio Triángulo. Argüelles relató a la policía que un auto color gris y una moto que aparentemente oficiaba como apoyo de los atacantes, se les puso a la par y les dispararon varias veces.

Días después, el testigo dijo que ese había sido el tercer ataque a tiros contra él. “Es la tercera vez que me amenazan o bien me entero que van a matarme. Cuando tomé la decisión de declarar, en el futuro juicio a Alvarado, sabía a lo que me arriesgaba; pero creo que es un acto justo declarar y que Dios me proteja. Estuve muchos años con Alvarado y no hay detrás de mí ninguna historia oscura, soy un hombre que cometió errores y estoy dispuesto a afrontarlos y a disposición total de la Justicia. Temo por mi vida, pero esta vez atentaron contra mi familia, eso ha creado un malestar en mucha gente. Sé que desde el Ministerio Público van a tomar otras medidas para cuidarme. Lo importante es que pueda estar tranquilo y con mi familia en paz. No hay muchos hombres que tomen mi decisión y lo hago por que en un momento me dije que la pesada mochila de haber sido testigo de algunas cosas la quiero dejar acá, en la tierra, y en los lugares donde se debe dejar”, contó en su momento.

Por ese ataque hay cinco imputados: en abril acusaron a uno de los tiratiros, Gabriel González, y al taxista Jorge Inocencio Ojeda, quien según la acusación, hizo un seguimiento sobre Argüelles en octubre de 2020, meses antes de que se concretara el ataque para marcarle a los tiradores donde lo podían emboscar. Y en agosto imputaron a Alejandro Isaías “Chucky Monedita” Núñez, acusado de haberlo instigado desde la cárcel, y a Jonatan Ribles y Andrés Bladimir “Colo” Navarro.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!