Secciones
Policiales

Se emborracharon y su primo le confesó que tuvo sexo con su pareja: lo asesinó

Ocurrió en Merlo. El hombre lo ahorcó. 

El lunes por la madrugada, una tragedia se desató durante una fiesta familiar. Todo comenzó con una simple aunque dura confesión y terminó en un asesinato. Los protagonistas de esta historia fueron dos primos de 45 y 48 años, a los que llamaremos A. y M.


La familia se había reunido en una casa ubicada en Gregoria Matorras al 200, en la localidad de Parque San Martín, en el partido de Merlo, provincia de Buenos Aires. Además de un abundante asado, el encuentro tenía litros y litros de alcohol, que fueron calentando la velada. 

 

Todo era jolgorio. Se contaban anécdotas, se habló de fútbol y hasta hubo un momento de baile. En un momento de la madrugada, M. se acercó a su primo A. y le pidió que se acercara a una de las habitaciones porque tenía que contarle algo. Los dos habían bebido mucho. “En un rato charlamos”, le respondió.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental


Pero el otro no estaba tranquilo y le insistió. “Pero, ¿qué te pasa? Decímelo acá”, le volvió a decir A. Pero él insistió para que fueran hasta una de las habitaciones. Quería estar a solas. Así sucedió. Entonces, con algo de pena y vergüenza, le contó que había tenido relaciones sexuales con su novia. La culpa le había ganado de mano. 

 

Solo atinó a decirle: “Te lo cuento porque sos mi primo y te quiero. Y ella no te ama. Si no no hubiera hecho lo que hizo”. Después de eso, recibió una piña en la nariz que lo tumbó al piso. Enseguida, A. se le subió encima, lo golpeó varias veces más en el rostro y lo tomó del cuello. Lo asesinó tras ahorcarlo durante varios minutos. 

M. quedó en el suelo de una de las piezas de la vivienda. Después de eso, A. escapó del lugar sin decir nada. Se dirigió a su casa, no le dirigió la palabra a su pareja, tomó algo de ropa y de dinero, y huyó. Pero no duró mucho. La Policía lo capturó minutos después. 


Para entonces, los vecinos que habían escuchado la discusión y los gritos de uno de los hombres, había hecho un llamado al 911. Cuando los uniformados llegaron al lugar, se encontraron con el cadáver de uno de los primos. Aunque intentaron reanimarlo, no pudieron. 
La causa fue caratulada como “Homicidio” y es investigada por el fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 2 de los tribunales de Morón, Walter Roberto Leguizamo. La Policía Científica realizó pericias en el lugar del hecho.  

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!