Secciones
Policiales

Sigue la locura: un chico de 15 años pelea por su vida tras haber sido atacado por una patota en Wilde

El menor fue agredido el domingo a la madrugada y ahora se encuentra internado en estado crítico.

Un chico de 15 años se encuentra internado en grave estado luego de haber sido atacado el domingo a la madrugada en Wilde por una patota de siete personas que le pegaron con botellas, palos y golpes de puño. Por el hecho, hay un joven de 17 años detenido, pero el resto de los sospechosos está en libertad.

Un chico de 15 años fue golpeado salvajemente por una patota que lo atacó en la madrugada del domingo.

Según indicaron los testigos de la golpiza, la pelea entre Joel y el otro grupo comenzó el sábado a la tarde, cuando dos equipos jugaban al fútbol en una plaza del barrio. Durante el partido, un nene de 10 años, que jugaba junto al menor agredido, le sacó la gorra a un integrante del otro grupo a modo de broma, y eso generó enojo.

Las cosas no quedaron ahí, porque durante la madrugada del domingo, una patota compuesta por siete jóvenes, que eran los mismo que habían jugado en el equipo contrario del menor, fueron hasta la casa donde estaba el adolescente junto a sus amigos y su novia, y los empezaron a atacar, al punto de que los chicos tuvieron que correr por la calle para escapar.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En la huida, los amigos se separaron, y Joel quedó solo, por lo que el grupo de agresores, de 17 a 35 años, atacaron al chico con palos, botellas, patadas y golpes de puño.

Tras el ataque, la víctima fue lleva de urgencia a un centro médico en Wilde, aunque por la gravedad de su estado, lo trasladaron al Sanatorio Güemes, donde los médicos indicaron que el joven tiene pérdida de masa encefálica, el oído y un ojo, afectados, huesos quebrados, y contusiones en todo el cuerpo.

Según indicaron fuentes de la investigación, hasta el momento solo un chico de 17 años fue detenido, ya que los amigos y la novia de Joel lo reconocieron como la persona que inició la pelea y los golpes. El resto de los sospechosos se presentaron ante la comisaría, aunque por el momento permanecen en libertad. El joven aprehendido está imputado por el delito de tentantiva de homicidio en concurso real con premeditación.

El menor está internado en grave estado.

La causa está bajo la supervisión del Juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil N° 6, a cargo de Daniel Collado, del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, y las medidas que se ordenaron tienen que ver con el hallazgo de cámaras de seguridad y de testigos que puedan demostrar cómo pasó todo.

"Está muy mal. Estamos esperando un milagro. Tiene múltiples contusiones a nivel cerebral, respiración asistida. Me lo dejaron tirado en la puerta de mi casa. Le salía sangre del oído izquierdo como si fuera una fuente. También sangraba por la nariz y por la boca y no podía hablar; balbuceaba. Lo dejaron casi muerto en la calle", dijo en diálogo con TN, Vanina, la tía del menor.

Además, la madre del chico, Jesica, pidió justicia por Joel, y dijo que los golpes que le dieron al chico fueron con alevosía, por lo que los responsables deben estar detenidos. "Que esta gente pague. Fue una paliza brutal y lo podrían haber matado", cerró conmocionada.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!