Secciones
Policiales

Su hijo no contestaba sus llamadas, lo fue a buscar y lo encontró asesinado a golpes

El hermano de la víctima contó que el domingo Tomás salió de su casa para ir a encontrarse con un dealer.

Momentos de angustia y pánico vivió Marcela el martes por la noche cuando llegó a su casa y al entrar, encontró a su hijo de 21 años asesinado a golpes sobre su cama. Su preocupación había comenzado porque su hijo, Tomas Pliego, no contestaba los reiterados mensajes ni llamadas que le hizo desde la madrugada de ayer. Entonces la mujer de 50 años decidió acercarse hasta el domicilio ubicado sobre la calle General Campos al 400, entre las calles General Pintos y Miguel Cané, partido de Lomas de Zamora.

Al llegar hasta la casa, Marcela se topó con la angustiante sorpresa de que la puerta principal estaba abierta, con las llaves puestas del lado de afuera. Al entrar, encontró la casa revuelta, los muebles tirados y en la cama de la habitación estaba el cuerpo sin vida de Tomás. La víctima estaba acostado boca arriba, con marcas de golpes en el rostro y el cuerpo. Entre lágrimas, la mujer no hizo más que llamar al 911 y esperar junto a su hijo la llegada de los efectivos.

De acuerdo con las fuentes, el lugar donde fue encontrado Tomás es una casa familiar que actualmente está en construcción y se encontraba deshabitada. "Al llegar, la madre de la víctima se encontró con la puerta de la construcción abierta y con las llaves colocadas del lado de afuera", señalaron. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

La causa quedó en manos del fiscal Ricardo Silvestrini, a cargo de la UFI N° 11 de Lomas de Zamora, que se trasladó hasta el lugar del hecho y supervisó la tarea de los peritos de la Policía Científica y efectivos de la Comisaría 8° del distrito. Por ahora, el fiscal investiga si el homicidio se cometió tras un asalto en el marco de una entradera por delincuentes que luego escaparon con su auto, un Chevrolet Celta color gris, o si ocurrió en el contexto de una pelea. 

De acuerdo con los investigadores, allegados de la víctima declararon que el joven de 21 años aparentemente se dedicaba al narcomenudeo y vendía a domicilio la marihuana que obtenía de un “dealer” de la zona. Según declaró uno de los hermanos del joven, la víctima tenía planeado encontrarse el domingo con este sujeto y esa fue la última vez que lo vieron. "Algunos de los elementos sugieren la posibilidad de que Tomás haya sido asesinado en una pelea", advirtieron.

 

Por ahora, los investigadores saben que el miércoles de la semana pasada, Tomás había asistido a una fiesta en una casa ubicada en Lanús Este, Allí, protagonizó una feroz pelea con el dueño de la casa a raíz de que la víctima había empezado a vender marihuana entre los invitados. Según los vecinos, durante la madrugada de ayer, hasta cerca de las 3 de la mañana, en la casa de la víctima se estaba llevando a cabo una fiesta. 

Los vecinos declararon que hasta altas horas de la noche se escucharon gritos de hombres y mujeres. Incluso, remarcaron que llegaron a oír la voz de una chica que gritaba: “Basta, paren”. En la habitación donde estaba el cuerpo, la Policía Bonaerense encontró además una balanza de precisión, envoltorios de nylon negro y restos de vómito en el piso y la cama.

Lo cierto es que el fiscal espera por los resultados de la autopsia que determinarán cómo el joven fue asesinado y el relevamiento de cámaras de la zona para determinar si se trató de un crimen en contexto de una pelea en medio de la fiesta o si, de lo contrario, Tomás fue víctima de un asalto en medio de una entradera. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!