Secciones
Habló en tv

Tablado fue denunciado por violencia, pero negó todo: "Estoy acarreando con una condena social"

El asesino de Carolina Aló dijo que su actual pareja no fue quien lo denunció, sino los vecinos del barrio en el que vive.

En las últimas horas trascendió que Fabián Tablado fue denunciado por su actual pareja por violencia de género, tras un supuesto violento hecho que vivieron en la casa que comparten en Córdoba. El ex presidiario había salido de la cárcel en diciembre pasado, luego de cumplir una condena por violar perimetrales impuestas respecto a la familia de Carolina Aló, la joven a la que mató en 1996 de 113 puñaladas.

Si bien ahora Tablado estaba viviendo con su pareja en la localidad de Bell Ville, tras las nuevas acusaciones fue excluido del hogar, aunque en una reciente entrevista negó los hechos y aclaró que nunca agredió a su novia.

"El expediente dice que el viernes 29 de julio, mi ex pareja estaba en el comedor conmigo y que gritaba y yo era indiferente a la situación, no hubo forcejeo ni ningún tipo de maltrato, hasta que pasados unos minutos se hizo presente personal policial, a lo que mi pareja dijo que no tenía intenciones de denunciarme", sostuvo en diálogo con A24.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En este sentido, aclaró que la denuncia ante la Justicia no fue presentada por su pareja, sino que la hicieron algunos vecinos del barrio, quienes según él nunca quisieron que viviera allí por sus antecedentes.

"Estoy acarreando con una condena social, mi vida es un calvario, me voy a ir de este hotel para ponerme a disposición de la Justicia, pero acá en el expediente queda claro que no hubo violencia de mi parte", aseguró.

"Yo ya pagué mi condena y estoy profundamente arrepentido de lo que hice", sumó respecto al femicidio de su novia, y luego dijo que nunca su actual pareja formuló una denuncia contra él.

Por otro lado, dijo que entiende la postura de los vecinos, y cómo se sienten con él viviendo cerca. "Si me pasara a mi algo similar, yo también estaría alerta y curioso por la situación, pero no me metería en la vida de las personas", agregó.

Además, dijo que actualmente lleva puesta una pulsera electrónica, pero que se trata de una medida cautelar que va a tener que cumplir por un determinado tiempo. "Yo trato de vivir una vida como un vecino libre y mi procesión va por dentro por lo que pasó en el año 1996 y tengo derecho a rehacer mi vida", se quejó.

Por último, dijo que se siente recuperado después del crimen que cometió y que desea seguir creciendo y evolucionando como persona. "Yo no amenacé a la familia Aló y eso no existe en el expediente", comentó por último.

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!