Secciones
Investigación

Tehuel: el derrumbe de la casa de un imputado, el ADN positivo y la sospecha sobre un policía

El joven trans de 22 años fue visto por última vez el 11 de marzo pasado. Aún no se sabe qué pasó con él.

Pocos días atrás se conoció el resultado de una de las pericias más esperadas en la causa que investiga la desaparición de Tehuel de la Torre. Tras seis meses de espera, finalmente se confirmó que dos manchas de sangre halladas en la casa de Luis Alberto Ramos, uno de los detenidos, pertenecen al joven de 22 años, de quien no se sabe nada desde el pasado 11 de marzo.

Tehuel de la Torre desapareció el 11 de marzo pasado.

Aún así, con este resultado pero sin ninguna otra pista que acredite el peor de los escenarios, lo cierto es que la familia del chico lo sigue buscando con vida, y espera también que la fiscal Karina Guyot haga lo mismo. "Hay una intención de la fiscalía de cambiar la carátula, pero la averiguación de paradero y que una persona no aparezca y que haya personas responsables de que no aparezca, ya es algo muy grave como para que la fiscalía tome las medidas necesarias. Si hay un cambio de carátula sin otro elemento, tenemos miedo que a Tehuel se lo deje de buscar. Consideramos (desde la querella) que no se lo está buscando de todas las formas posibles, porque se está buscando un cuerpo y el cuerpo no se encuentra, entonces hay que buscarlo vivo también. Eso es lo que la fiscalía no está haciendo, y no queremos que lo busquen menos", explicó a BigBang Vanesa Vargas, abogada de Andrés de la Torre, papá de Tehuel.

El resultado positivo del ADN es una prueba clave para el caso, pero puede también significar muchas cosas. "Este resultado estaba fijado para noviembre, y en una reunión que tuvo Andrés con el fiscal general le manifestó que eran muy lejanas las fechas, y por eso se adelantó. Esta pericia se hizo hace tiempo comparando sangre del papá de Tehuel y de su hermana, pero la realidad es que dos gotas de sangre en la casa de Ramos pueden significar muchas cosas y por eso es que se refuerza este encubrimiento y el entorpecimiento por el cual están imputados los detenidos", sostuvo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Si bien el expediente tiene 24 cuerpos, para la letrada eso no significa que las cosas se estén haciendo bien. De hecho, hace seis meses que el joven desapareció, y lo único concreto es que tanto Ramos, como Oscar Alfredo Montes, el otro apresado con prisión preventiva, saben lo que pasó el día de la desaparición, pero no piensan decirlo.

Hasta ahora, Ramos se ha negado a declarar como imputado por el delito de "encubrimiento en concurso real con falso testimonio y entorpecimiento", y Montes se desdijo. En su primera exposición como testigo brindó una versión de los hechos que nada tiene que ver con la última explicación que dio ya acusado. "Montes dijo que habían estado en la casa de Ramos y que después él se fue. Declara cuestiones incomprobables y no dice qué pasó con Tehuel. Pero sí ambos siguen presentando testigos falsos y se siguen encubriendo entre ellos, cuando hay testigos que dicen que los vieron juntos caminando por el barrio", manifestó la abogada, quien lleva adelante la querella por parte del papá del chico desaparecido.

La foto que comprueba que los acusados estuvieron con Tehuel el día de su desaparición.

Más allá de que se han hechos muchos allanamientos en diferentes zonas, viviendas y lugares, la realidad es que hasta ahora en ninguno de los procedimientos se hallaron datos de interés. Y a pesar de los esfuerzos realizados por parte de la fiscalía, a la familia de Tehuel hay cosas que le llaman mucho la atención.

Una de ellas tiene que ver con que, a pesar de encontrarse detenido, Ramos, quien formaba parte de una cooperativa que maneja una agrupación política, durante varios meses siguió cobrando un plan social, aún estando apresado e imputado por la desaparición de De la Torre.

"En otra ocasión se le informó a Andrés que Ramos había recibido un deposito de 100 mil pesos en su cuenta bancaria y que la fiscalía no estaba en condiciones (al menos en ese momento) de determinar quién había hecho el depósito, cuando se trata de un dato que se puede rastrear, y que si el banco no lo quiere dar, se lo puede solicitar al juez de la causa", explicó Vargas.

Sin embargo, lo que más indignación y preocupación le generó a la familia, es que, sin que nadie se diera cuenta, gente cercana a Ramos empezó a derrumbar la vivienda en la que vivía, un lugar que puede ser clave para futuras pericias. "Eso habla de la complejidad que tiene la fiscalía para cuidar evidencia importante, ¿cómo puede ser que un lugar que pudo haber sido el escenario de un delito, haya sido derrumbado? Hay pruebas, como la reconstrucción de los hechos, que no pueden producirse hasta que no se sepa la mecánica de lo que pasó, y si derrumban la casa eso no se puede hacer el día de mañana", se quejó la letrada.

La querella presentó un escrito para solicitar información a la fiscalía.

A raíz de esto es que la querella decidió presentar un escrito ante la fiscal Guyot y ante el Juez de Garantías Martín Rizzo, en el que pidieron respuestas concretas. El padre de Tehuel quiere saber saber qué pasó con su hijo, y por eso reclama que las pericias se agilicen y que sus sugerencias sean tomadas en cuenta de ahora en adelante.

"Una de las cuestiones que más nos alarmó, es que hay un policía de la Bonaerense, que chateaba con Ramos cuando estaba siendo buscado para ser detenido, y que después cuando Ramos ya estaba preso hablaba con su hijo, que formó parte de la investigación por la desaparición mientras tenía este vínculo. Nosotros pedimos su apartamiento y continuó en la investigación. Él es una de las personas que investigaba la causa, y sin embargo chateaba con Ramos y con su hijo, entonces no decimos que hay corrupción, pero sí nos llamó la atención y pedimos que lo aparten hasta que pudiera aclarar el vínculo, y eso se hizo hace poco tiempo", aclaró la letrada sobre las irregularidades de la causa.

Respecto a Andrés de la Torre, el papá de Tehuel, Vargas comentó que está muy angustiado y desolado, pero que a pesar de eso es un luchador incansable porque lo único que quiere es saber qué pasó con su hijo. Por eso mismo, creó una página web en la que, junto a su abogada, abrieron un canal para recibir datos o información de aquellas personas que sepan algo y no se animen a decírselo a la policía.

No se sabe aún qué sucedió con Tehuel de la Torre.

La desaparición de Tehuel

El joven trans de 22 años fue visto por última vez la tarde del 11 de marzo último por su hermana Verónica, cuando ella lo cruzó justo en el momento en que él se dirigía desde su casa de San Vicente a la localidad de Alejandro Korn para ver a un conocido que le había ofrecido un trabajo de mozo en un evento, el cual en verdad nunca existió.

Según lo que se pudo comprobar, se sabe que el chico llegó a la casa de Ramos, donde estuvo también con Montes gracias a la existencia de una foto que se sacaron los tres juntos. De ahí se pierde el rastro de Tehuel, aunque sí se halló en esa vivienda el celular roto del joven, y unas prendas de vestir reconocidas por su familia.

Además, según la tecnología de georadar, se pudo determinar que el celular de Montes estuvo activo en la misma zona que el de Tehuel, aunque los dos imputados formatearon y borraron los contenidos de sus dispositivos antes de ser apresados.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!