Secciones
Policiales

Tenía 2 años y su mamá dijo que se cayó de la cama: fue golpeada y "agonizó toda una noche"

La nena tenía hemorragias internas, golpes en la cabeza, una de sus piernas quebrada y más de 15 lesiones en el cuerpo. 

Milena tenía tan solo 2 años cuando llegó en los brazos de su madre al hospital Héroes de Malvinas de Merlo sin signos vitales. La mujer, identificada como Milagros Torres, de 22 año, sostuvo que la nena estaba junto al hijo de 4 años de su pareja, Darío Eduardo Chamorro (26), mirando la televisión en la cama de la casa que comparten en la localidad de Mariano Acosta, en la zona Oeste del Conurbano Bonaerense, cuando se cayó.

De acuerdo con su primer relato a los médicos, fue Chamorro quien escuchó un ruido fuerte y al llegar a la habitación descubrió que la beba "se había caído de la cama". Como la nena reaccionó, le preguntó "si estaba bien", luego cenaron y al día siguiente, cuando regresó de su trabajo, notó que la chiquita comenzó a manifestar distintos problemas como perdida de conocimiento. Pero todo era mentira. 

Las placas radiológicas determinaron que Milena sufrió  golpes de distinta evolución en distintas partes del cuerpo. "Era evidente una lesión importante en la tibia de una de sus piernas”, describieron los investigadores. Como si esto fuera poco, la autopsia reveló que la menor sufrió "un golpe en la cabeza muy fuerte y una laceración en el hígado, con hemorragia interna". "La nena tuvo agonía prolongada, agonizó toda la noche", detallaron los profesionales y aclararon que la nena "tenía hemorragias internas, golpes en la cabeza, una de sus piernas quebradas y más de 15 lesiones en el cuerpo". 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Además, señalaron que la data de muerte "es de un par de horas antes de que la llevaran al hospital”. Milena llegó al Héroes de Malvinas de Merlo sin signos vitales y a pesar del feroz esfuerzo de los médicos por reanimarla, no pudieron hacer nada por ella. Antes las dudas que le generó el relato de la madre y el padrastro de la menor, los médicos dieron aviso a las autoridades y la causa recayó en las manos de la fiscal de la UFI N°8 de Morón, Adriana Suárez Corripio.

Frente a los contundentes detalles de la autopsia, la cual reveló el calvario al que fue sometida la menor, la fiscal solicitó la detención de Torres y Chamorro, los cuales se negaron a declarar cuando fueron indagados. La funcionaria judicial los había acusado a los dos del delito de homicidio agravado por el vínculo, pese a que el hombre no es el padre; pero la Justicia de Garantías no le dio la derecha y le endilgó a Chamorro el delito de homicidio simple cuando convalidó la detención.

Milena vivía con sus dos hermanastros. Cada uno de los hijos tenía un padre distinto. Los tres, después del allanamiento, tenían claras señales de maltrato. Incluso, a uno de ellos tuvieron que tomarle los signos vitales porque pensaron que estaba muerto. La beba de solo dos años, según los estudios finales, murió por reiterados golpes en cabeza, en el abdomen, en el hígado y en la pierna.

De acuerdo con Chamorro, su hijo de 4 años fue "abandonado" por su madre cuando tenía un año "porque se parecía mucho a él y no quería verlo más”. Tanto él, como el otro hermanito de Milena, de solo un año, fueron reubicados:  “Los chicos no tienen lesiones visibles. Pero no están en el estado en el que uno está acostumbrado a ver a ciertos niños, complejo y de abandono”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!